eldiariodelarepublica.com
Creció en la Villa 1.11.14 y creó su primer videojuego

Escuchanos EN VIVO!
X

Creció en la Villa 1.11.14 y creó su primer videojuego

Daniel Simons superó la adversidad y logró lanzar “Bildo, los colores de la vida” en todo Latinoamérica.

Daniel Simons, el joven de 23 años que creció en la Villa 1.11.14 en Bajo Flores y cuyo sueño era diseñar su propio videojuego logró su cometido al lanzar en América Latina el proyecto "Bildo, los colores de la vida", el cual ya se encuentra publicado en una plataforma de entretenimiento. 

Bildo forma parte de la iniciativa "Mi Primer Videojuego" de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Argentina (ADVA), que busca promover el desarrollo independiente de la industria de videojuegos local, afirmó en un comunicado. 

“Queremos hacer que Bildo sea un ícono que represente a América Latina en la industria de los videojuegos y hemos trabajado arduamente para brindarle a los jugadores la mejor experiencia de juego", subrayó Daniel, 23 años, que a los 12 comenzó a interesarse por la industria digital y aprendió a crear un prototipo de juego con la explicación de una revista.

Así, luego de crear una cuenta en la plataforma de recaudación de fondos Idea.me y reunir su equipo de trabajo hasta conformar lo que hoy es Dalesi, pudo publicar Bildo en la plataforma "gamer" Steam.

El juego  tiene aventura, con historia y trasfondo inmersivos, además de complejidad progresiva de niveles y desafíos con variedad de resoluciones posibles. 

El año pasado, cuando le preguntaron al joven programador de qué se trataba Bildo, respondió que era un juego de plataforma 2D, cuyo protagonista es un chico que al ver que su vida es triste y oscura, emprende un viaje en busca los colores para crear luz y vencer la oscuridad. “Es una metáfora explícita de mi historia”, había afirmado sobre su sueño que hoy es realidad. 

En lo que respecta al futuro, Daniel tiene la oportunidad de viajar a una de las mayores ferias de entretenimiento y juego de Europa, que será la Gamescon en Alemania, mientras que el paradigma de trabajo sigue manteniéndose fiel a sus principios: "crear juegos que cambien vidas", remarcó.

Daniel tuvo una infancia difícil. Su madre murió de sobredosis cuando él tenía 15 años y muchos de sus amigos “terminaban en la cárcel o los mataban”. Y asegura que los videojuegos “le cambiaron la vida”. Mientras iba al colegio trabajaba en una panadería.

En 2012, a los 18, ganó el concurso “Desafío Dale Aceptar”. Vendió la Playstation que le dieron de premio por una mejor computadora para poder trabajar. Y hoy ya cumplió su sueño.

 

Fuente: Télam

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Creció en la Villa 1.11.14 y creó su primer videojuego

Daniel Simons superó la adversidad y logró lanzar “Bildo, los colores de la vida” en todo Latinoamérica.

Daniel Simons, el joven de 23 años que creció en la Villa 1.11.14 en Bajo Flores y cuyo sueño era diseñar su propio videojuego logró su cometido al lanzar en América Latina el proyecto "Bildo, los colores de la vida", el cual ya se encuentra publicado en una plataforma de entretenimiento. 

Bildo forma parte de la iniciativa "Mi Primer Videojuego" de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Argentina (ADVA), que busca promover el desarrollo independiente de la industria de videojuegos local, afirmó en un comunicado. 

“Queremos hacer que Bildo sea un ícono que represente a América Latina en la industria de los videojuegos y hemos trabajado arduamente para brindarle a los jugadores la mejor experiencia de juego", subrayó Daniel, 23 años, que a los 12 comenzó a interesarse por la industria digital y aprendió a crear un prototipo de juego con la explicación de una revista.

Así, luego de crear una cuenta en la plataforma de recaudación de fondos Idea.me y reunir su equipo de trabajo hasta conformar lo que hoy es Dalesi, pudo publicar Bildo en la plataforma "gamer" Steam.

El juego  tiene aventura, con historia y trasfondo inmersivos, además de complejidad progresiva de niveles y desafíos con variedad de resoluciones posibles. 

El año pasado, cuando le preguntaron al joven programador de qué se trataba Bildo, respondió que era un juego de plataforma 2D, cuyo protagonista es un chico que al ver que su vida es triste y oscura, emprende un viaje en busca los colores para crear luz y vencer la oscuridad. “Es una metáfora explícita de mi historia”, había afirmado sobre su sueño que hoy es realidad. 

En lo que respecta al futuro, Daniel tiene la oportunidad de viajar a una de las mayores ferias de entretenimiento y juego de Europa, que será la Gamescon en Alemania, mientras que el paradigma de trabajo sigue manteniéndose fiel a sus principios: "crear juegos que cambien vidas", remarcó.

Daniel tuvo una infancia difícil. Su madre murió de sobredosis cuando él tenía 15 años y muchos de sus amigos “terminaban en la cárcel o los mataban”. Y asegura que los videojuegos “le cambiaron la vida”. Mientras iba al colegio trabajaba en una panadería.

En 2012, a los 18, ganó el concurso “Desafío Dale Aceptar”. Vendió la Playstation que le dieron de premio por una mejor computadora para poder trabajar. Y hoy ya cumplió su sueño.

 

Fuente: Télam

Logín