eldiariodelarepublica.com
Tihany Spectacular, mucho más que un circo

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Tihany Spectacular, mucho más que un circo

foto
video

La compañía debutó en San Luis con su espectáculo “Abrakadabra” y recibió buenas críticas.

El Circo Tihany Spectacular estrenó su show “AbraKdabra” a todo ritmo y alegría distendida, con un espectáculo para toda la familia que permanecerá durante varias semanas en la provincia.

Con más de 60 años en carrera, el Circo Tihany tuvo giras por el país pero recién la semana pasada debutó en San Luis. Por tal razón, el director Richard Massone salió a la puerta a recibir a los puntuales: “Son los primeros puntanos que llegan al circo: bienvenidos”, los saludó.

Dentro del hall, inquietos niños corrían por los pasillos ignorando los gritos maternos. Las criaturas tenían bastones y orejas con luces titilantes, lo que hizo que el espectáculo empezara de afuera hacia adentro del escenario.

Pochocleros, aguateros y vendedores de golosinas y juguetes varios pululaban con eficacia entre las butacas. La disposición del circo hace que no haya escaleras ni tribunas, sólo palcos y plateas con butacas de pana roja como si fuera una puesta teatral.

De hecho, el espectáculo y el escenario tienen mucho de ese arte, con lo que se traspasa el mero espectáculo circense.

En los 16 actos que presenta “AbraKdabra” uno supera al otro y se llega a un clímax donde los espectadores quedarán horas o días hablando de lo mismo.

El escenario se nutre del talento de 50 artistas y, sin opacar el gran trabajo de un equipo coordinado, se destacan las performances de los acróbatas aéreos y las contorsionistas asiáticas, la trapecista rusa Katherina, y el divertido payaso Friguglietti, que es parte de una quinta generación de familia de circo.

Entre tantos clowns que robaron risas sin dificultades y trapecistas que obligaron varios gritos de terror ante sus audacias aéreas, sin dudas es el ilusionista Richard Massone quien tiene la parte más atractiva de la velada.

Massone, que pisa esa pista hace 36 años, asombró con sus trucos al montar un lujoso Rolls Royce, desaparecer con una moto chopera y llenar la pista con un helicóptero. Por más que varios intentaran descubrir la trampa, los esfuerzos fueron vanos ante la fuerte ilusión.

Secciones de baile y contorsiones con distintos tipos de música, como hindú, tango, mambo, samba brasilera, tarantela (en muchas canciones con toques de electrónica pop) y elaborados bloques de tap y music hall conformaron a un público que también se sorprendió ante trucos con niños como asistentes, desapariciones y levitaciones.

Las sorpresas no se detienen. Y todo eso en la primera parte.

En el intervalo, el público arrasó con un candy bar surtido para llegar pertrechados con alimentos y golosinas a la segunda tanda de actividades circenses.

Por más que la moda, lo usual y los malos hábitos actuales obliguen por impulso a levantar el celular y grabar, lo ideal es no perderse ningún momento de las actuaciones.

El aplauso es el alimento de los artistas y nadie en el recinto se guardó ninguno. Al término de cada sketch las palmas fueron ofrendadas con ovaciones.

Durante dos horas, los asistentes fueron testigos de un espectáculo deslumbrante, con actos de ilusionismo, piruetas en trapecios, acrobacias, clowns y musicales de showgirls.

Al finalizar, el equipo salió caminando entre la gente y saludaron con abrazos y fotos a  varios pacientes que aguardaron a la salida.

“AbraKdabra” es un espectáculo tan atractivo al que vale la pena presenciar -al menos- dos veces: la primera para sorprenderse a gusto y la segunda para estar atentos a momentos especiales y apreciar los trucos y coreografías.

Tihany Spectacular es mucho más que un circo: es un espectáculo que estará en la provincia por un buen tiempo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Tihany Spectacular, mucho más que un circo

La compañía debutó en San Luis con su espectáculo “Abrakadabra” y recibió buenas críticas.

El circo conquistó el corazón de los puntanos. Fotos: Alejandro Lorda.

El Circo Tihany Spectacular estrenó su show “AbraKdabra” a todo ritmo y alegría distendida, con un espectáculo para toda la familia que permanecerá durante varias semanas en la provincia.

Con más de 60 años en carrera, el Circo Tihany tuvo giras por el país pero recién la semana pasada debutó en San Luis. Por tal razón, el director Richard Massone salió a la puerta a recibir a los puntuales: “Son los primeros puntanos que llegan al circo: bienvenidos”, los saludó.

Dentro del hall, inquietos niños corrían por los pasillos ignorando los gritos maternos. Las criaturas tenían bastones y orejas con luces titilantes, lo que hizo que el espectáculo empezara de afuera hacia adentro del escenario.

Pochocleros, aguateros y vendedores de golosinas y juguetes varios pululaban con eficacia entre las butacas. La disposición del circo hace que no haya escaleras ni tribunas, sólo palcos y plateas con butacas de pana roja como si fuera una puesta teatral.

De hecho, el espectáculo y el escenario tienen mucho de ese arte, con lo que se traspasa el mero espectáculo circense.

En los 16 actos que presenta “AbraKdabra” uno supera al otro y se llega a un clímax donde los espectadores quedarán horas o días hablando de lo mismo.

El escenario se nutre del talento de 50 artistas y, sin opacar el gran trabajo de un equipo coordinado, se destacan las performances de los acróbatas aéreos y las contorsionistas asiáticas, la trapecista rusa Katherina, y el divertido payaso Friguglietti, que es parte de una quinta generación de familia de circo.

Entre tantos clowns que robaron risas sin dificultades y trapecistas que obligaron varios gritos de terror ante sus audacias aéreas, sin dudas es el ilusionista Richard Massone quien tiene la parte más atractiva de la velada.

Massone, que pisa esa pista hace 36 años, asombró con sus trucos al montar un lujoso Rolls Royce, desaparecer con una moto chopera y llenar la pista con un helicóptero. Por más que varios intentaran descubrir la trampa, los esfuerzos fueron vanos ante la fuerte ilusión.

Secciones de baile y contorsiones con distintos tipos de música, como hindú, tango, mambo, samba brasilera, tarantela (en muchas canciones con toques de electrónica pop) y elaborados bloques de tap y music hall conformaron a un público que también se sorprendió ante trucos con niños como asistentes, desapariciones y levitaciones.

Las sorpresas no se detienen. Y todo eso en la primera parte.

En el intervalo, el público arrasó con un candy bar surtido para llegar pertrechados con alimentos y golosinas a la segunda tanda de actividades circenses.

Por más que la moda, lo usual y los malos hábitos actuales obliguen por impulso a levantar el celular y grabar, lo ideal es no perderse ningún momento de las actuaciones.

El aplauso es el alimento de los artistas y nadie en el recinto se guardó ninguno. Al término de cada sketch las palmas fueron ofrendadas con ovaciones.

Durante dos horas, los asistentes fueron testigos de un espectáculo deslumbrante, con actos de ilusionismo, piruetas en trapecios, acrobacias, clowns y musicales de showgirls.

Al finalizar, el equipo salió caminando entre la gente y saludaron con abrazos y fotos a  varios pacientes que aguardaron a la salida.

“AbraKdabra” es un espectáculo tan atractivo al que vale la pena presenciar -al menos- dos veces: la primera para sorprenderse a gusto y la segunda para estar atentos a momentos especiales y apreciar los trucos y coreografías.

Tihany Spectacular es mucho más que un circo: es un espectáculo que estará en la provincia por un buen tiempo.

Logín