eldiariodelarepublica.com
"La violencia de género creció en cifras y también en crueldad"

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

"La violencia de género creció en cifras y también en crueldad"

Lo dijo la intelectual feminista, Rita Segato, en una conferencia en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, ante más de 400 personas.

La destacada antropóloga argentina e intelectual feminista, Rita Segato, visitó la provincia invitada por la Secretaría de la Mujer #Ni Una Menos para brindar una conferencia magistral ayer en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo sobre la violencia de género, un tema que la especialista lleva más de dos décadas indagando. En la charla para más de 400 personas -la mayoría mujeres- hizo un resumen de los principales conceptos que desarrolló a partir de su trabajo de campo en una cárcel de Brasilia (Brasil), entrevistando a condenados por abusos a mujeres. "La violencia de género creció de dos formas: en la cantidad porque en la Argentina podemos hablar de un brote y también en crueldad sobre la víctima", afirmó Segato.

La presentación de la activista estuvo a cargo de la titular de la Secretaría de la Mujer, Adriana Bazzano, quien destacó los antecedentes más importantes del trabajo de la invitada, entre los que se destacan su participación en la Cátedra Unesco de la Universidad de Brasilia. Entre el público que participó hubo militantes feministas, docentes universitarios, funcionarias de gobierno e integrantes (hombres y mujeres) de las fuerzas de seguridad puntana, entre otros.

"Es muy distinto a cuando empecé a trabajar en esto en 1993, muchos de los conceptos que hoy son habituales no existían y no había la cantidad de gente que está involucrada actualmente. Hace muy poco tiempo que la sociedad se encontró con este tema que crece ante nosotros. La gran pregunta es si la violencia de género aumentó o como ahora las categorías análisis y las políticas públicas son algo que vemos más claramente", sostuvo Segato al inicio de su presentación, a la que estructuró en relación al concepto de "mandato de masculinidad", un concepto que elaboró y comprendió a partir de sus estudios con los condenados en la prisión brasileña.

"He dicho algo que ha causado una enorme indignación que es que el violador es un moralizador, un sujeto moral por excelencia. Es difícil de entenderlo pero en los testimonios que conseguimos en la cárcel, el varón se considera moral y con la misión de moralizar a la víctima, a la que consideran inmoral y que debe ser disciplinada porque desafía el orden patriarcal de alguna forma", afirmó.

Además, en su tesis la disertante dijo que la prensa contribuye a consolidar el patriarcado a partir de enunciados que acusan a la víctima y justifican el accionar del agresor, "cuando dicen que usaba pantalón blanco o que salió de la escuela temprano o tarde", ejemplificó y agregó: "Por lo que podemos decir que esos medios también son violadores porque participan de la mentalidad moralizadora de un violador que percibe siempre como un desacato al orden establecido".

"Prefiero hablar más de violencia de género que violencia contra las mujeres, porque también se ataca a la elección de sexualidades no normativas como son la homofobia o la transfobia, que son también expresiones, consecuencias o resultados de lo que se percibe como una desobediencia. La categoría género nombra todos esos desacatos y no sólo el de las mujeres, lo que opta por un camino femenino tiene que ser vigilado porque es una transgresión", indicó.

Otro de los conceptos que nombró la antropóloga fue el de "dueñidad", que es la manera en que los hombres obedecen a un mandato de masculinidad, quienes prueban su potencia mediante el cuerpo de las mujeres, atacándolos y dejando las marcas como un mensaje explícito.

"Hay una profunda contaminación entre masculinidad y capacidad de crueldad, hasta que no podamos convencer sobre esa relación creo que la sociedad no lo va entender", sostuvo Segato, quien destacó la nutrida convocatoria que tuvo su charla, en un Salón Blanco que estuvo casi al límite de su capacidad.

"Escuché hablar sobre la diferencia de esta provincia, con un estándar de vida bastante más interesante que otras provincias de la Argentina y algunas de América Latina”, aseguró.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"La violencia de género creció en cifras y también en crueldad"

Lo dijo la intelectual feminista, Rita Segato, en una conferencia en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, ante más de 400 personas.

Disertación. Centenares de personas coparon el Salón Blanco para escuchar a Rita Segato. 

La destacada antropóloga argentina e intelectual feminista, Rita Segato, visitó la provincia invitada por la Secretaría de la Mujer #Ni Una Menos para brindar una conferencia magistral ayer en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo sobre la violencia de género, un tema que la especialista lleva más de dos décadas indagando. En la charla para más de 400 personas -la mayoría mujeres- hizo un resumen de los principales conceptos que desarrolló a partir de su trabajo de campo en una cárcel de Brasilia (Brasil), entrevistando a condenados por abusos a mujeres. "La violencia de género creció de dos formas: en la cantidad porque en la Argentina podemos hablar de un brote y también en crueldad sobre la víctima", afirmó Segato.

La presentación de la activista estuvo a cargo de la titular de la Secretaría de la Mujer, Adriana Bazzano, quien destacó los antecedentes más importantes del trabajo de la invitada, entre los que se destacan su participación en la Cátedra Unesco de la Universidad de Brasilia. Entre el público que participó hubo militantes feministas, docentes universitarios, funcionarias de gobierno e integrantes (hombres y mujeres) de las fuerzas de seguridad puntana, entre otros.

"Es muy distinto a cuando empecé a trabajar en esto en 1993, muchos de los conceptos que hoy son habituales no existían y no había la cantidad de gente que está involucrada actualmente. Hace muy poco tiempo que la sociedad se encontró con este tema que crece ante nosotros. La gran pregunta es si la violencia de género aumentó o como ahora las categorías análisis y las políticas públicas son algo que vemos más claramente", sostuvo Segato al inicio de su presentación, a la que estructuró en relación al concepto de "mandato de masculinidad", un concepto que elaboró y comprendió a partir de sus estudios con los condenados en la prisión brasileña.

"He dicho algo que ha causado una enorme indignación que es que el violador es un moralizador, un sujeto moral por excelencia. Es difícil de entenderlo pero en los testimonios que conseguimos en la cárcel, el varón se considera moral y con la misión de moralizar a la víctima, a la que consideran inmoral y que debe ser disciplinada porque desafía el orden patriarcal de alguna forma", afirmó.

Además, en su tesis la disertante dijo que la prensa contribuye a consolidar el patriarcado a partir de enunciados que acusan a la víctima y justifican el accionar del agresor, "cuando dicen que usaba pantalón blanco o que salió de la escuela temprano o tarde", ejemplificó y agregó: "Por lo que podemos decir que esos medios también son violadores porque participan de la mentalidad moralizadora de un violador que percibe siempre como un desacato al orden establecido".

"Prefiero hablar más de violencia de género que violencia contra las mujeres, porque también se ataca a la elección de sexualidades no normativas como son la homofobia o la transfobia, que son también expresiones, consecuencias o resultados de lo que se percibe como una desobediencia. La categoría género nombra todos esos desacatos y no sólo el de las mujeres, lo que opta por un camino femenino tiene que ser vigilado porque es una transgresión", indicó.

Otro de los conceptos que nombró la antropóloga fue el de "dueñidad", que es la manera en que los hombres obedecen a un mandato de masculinidad, quienes prueban su potencia mediante el cuerpo de las mujeres, atacándolos y dejando las marcas como un mensaje explícito.

"Hay una profunda contaminación entre masculinidad y capacidad de crueldad, hasta que no podamos convencer sobre esa relación creo que la sociedad no lo va entender", sostuvo Segato, quien destacó la nutrida convocatoria que tuvo su charla, en un Salón Blanco que estuvo casi al límite de su capacidad.

"Escuché hablar sobre la diferencia de esta provincia, con un estándar de vida bastante más interesante que otras provincias de la Argentina y algunas de América Latina”, aseguró.

Logín