eldiariodelarepublica.com
Concarán-Tilisarao: un robo, un raid y las cargadas para un piloto

Escuchanos EN VIVO!
X

Concarán-Tilisarao: un robo, un raid y las cargadas para un piloto

El corredor descubrió a los ladrones y sus colegas se rieron.

El raid que hizo con su auto el corredor de rally Jorge Bertola, de Concarán a Tilisarao, en persecución de unos ladrones que le estaban robando nafta y la batería, permitió descubrir quienes eran los ladrones que se habían especializado, por lo visto, en ese tipo de rapiña, en varios pueblos del Valle del Conlara.

Su arrojo le valió al piloto el reconocimiento por su colaboración con la Policía. Y más de una cargada de sus amigos del ambiente “tuerca”, que por las redes le hicieron llegar mensajes de felicitaciones y comparaciones con los “Duke de Hazzard”, acompañadas de fotos del clásico auto naranja con el número 01 en las puertas, derrapando o volando en un salto, además de emojis con patrullas y armas. “Acá en Concarán no se escapa más nadie”, le decían. Y comentaron que seguramente, con el seguimiento en auto de los delincuentes, ya calentó las muñecas para la próxima competencia, en Villa Mercedes.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Concarán-Tilisarao: un robo, un raid y las cargadas para un piloto

El corredor descubrió a los ladrones y sus colegas se rieron.

El raid que hizo con su auto el corredor de rally Jorge Bertola, de Concarán a Tilisarao, en persecución de unos ladrones que le estaban robando nafta y la batería, permitió descubrir quienes eran los ladrones que se habían especializado, por lo visto, en ese tipo de rapiña, en varios pueblos del Valle del Conlara.

Su arrojo le valió al piloto el reconocimiento por su colaboración con la Policía. Y más de una cargada de sus amigos del ambiente “tuerca”, que por las redes le hicieron llegar mensajes de felicitaciones y comparaciones con los “Duke de Hazzard”, acompañadas de fotos del clásico auto naranja con el número 01 en las puertas, derrapando o volando en un salto, además de emojis con patrullas y armas. “Acá en Concarán no se escapa más nadie”, le decían. Y comentaron que seguramente, con el seguimiento en auto de los delincuentes, ya calentó las muñecas para la próxima competencia, en Villa Mercedes.

Logín