eldiariodelarepublica.com
Marketing y realidad

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Marketing y realidad

Desde la “imposición” de un nuevo restaurante en una playa tradicional, la “creación” de una nueva marca, el “desembarco” de una novedad, o la gestión de un presidente; distinguir en la segunda década del Siglo XXI qué es marketing y qué es real se vuelve cada vez más complejo.

Casi todo el entorno de Donald Trump “cuestiona su capacidad para gobernar”, aseguró el autor de un libro sobre el presidente de Estados Unidos y su primer año en la Casa Blanca. “Fire and Fury: Inside the Trump White House” (“Fuego y furia: en la Casa Blanca de Trump”) llegó a los comercios como el combustible de una espectacular controversia, al mostrar al presidente como un hombre absolutamente incapaz de imponer orden en su gobierno.

El autor del libro, Michael Wolff, afirmó que en las entrevistas realizadas para el trabajo verificó que “el 100% de quienes lo rodean” cuestionan si Trump realmente tiene condiciones para conducir los destinos de la Casa Blanca. Si es real o puro marketing, a esta altura importa poco, porque ya se aseguró las ventas del libro.

“Todos lo han descrito de la misma manera, dicen que es como un niño, lo que quieren decir es que necesita satisfacción inmediata, todo gira en torno a él”, dijo Wolff en una entrevista a la red NBC. “Dicen que es un imbécil, un idiota”, insistió el periodista y escritor, habiendo entrevistado a casi 200 personas que se codean con el presidente de Estados Unidos “todos los días”.

“Es necesario tener en cuenta que es un hombre que no lee, un hombre que no escucha”, añadió. Sin embargo, el secretario de Estado, Rex Tillerson, afirmó que nunca cuestionó la capacidad mental del presidente. “No tengo razones para hacerlo”, dijo.

Se conoció también que a inicios de diciembre varios legisladores mantuvieron en el Capitolio una reunión a puerta cerrada con la psiquiatra Bandy Lee, para discutir precisamente el estado del presidente.

Para su libro, Wolff manifestó haber hablado “tres horas” con el multimillonario, antes o después de su elección. “Por supuesto, hablé con el presidente. Si se dio cuenta de que era una entrevista o no, no lo sé, pero no estaba en off the record”, acotó.

Trump atacó violentamente esa publicación en Twitter, donde aseguró que “nunca habló para un libro” y afirmó que ni siquiera nunca autorizó que Wolff tuviera acceso libre a la Casa Blanca.

Wolff respondió sin dudas: “Mi credibilidad está siendo cuestionada por el hombre con menos credibilidad que cualquiera que alguna vez haya caminado en este mundo”.

Un abogado de Trump envió una carta de 11 páginas al editor del libro conminándolo a suspender su publicación y distribución. “El señor Trump exige que se interrumpa y evite cualquier publicación, divulgación o distribución del libro” y además que los responsables publiquen “una retractación plena y completa, así como un pedido de disculpas”, pidió el abogado de Trump.

“Además, por favor envíe de inmediato una copia electrónica del libro y una copia en papel a esta oficina para que podamos evaluar adecuadamente las declaraciones contenidas”, añadieron los abogados.

Wolff comentó que deseaba saber “a dónde le envío unos chocolates. Porque no solamente me está ayudando a vender mi libro, sino que también me está ayudando a probar el punto central del libro”. En opinión del autor, “es extraordinario que el presidente de Estados Unidos trate de impedir la publicación de un libro. Eso no puede pasar. No ha pasado con otros presidentes”, advirtió.

Marketing o realidad, en este caso un poco de ambas, en una “tormenta perfecta” sobre un personaje ineludible en cualquier polémica. Tal vez sea interesante, tal vez ni siquiera quede en la memoria.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Marketing y realidad

Ilustración: Pablo Blasberg. 

Desde la “imposición” de un nuevo restaurante en una playa tradicional, la “creación” de una nueva marca, el “desembarco” de una novedad, o la gestión de un presidente; distinguir en la segunda década del Siglo XXI qué es marketing y qué es real se vuelve cada vez más complejo.

Casi todo el entorno de Donald Trump “cuestiona su capacidad para gobernar”, aseguró el autor de un libro sobre el presidente de Estados Unidos y su primer año en la Casa Blanca. “Fire and Fury: Inside the Trump White House” (“Fuego y furia: en la Casa Blanca de Trump”) llegó a los comercios como el combustible de una espectacular controversia, al mostrar al presidente como un hombre absolutamente incapaz de imponer orden en su gobierno.

El autor del libro, Michael Wolff, afirmó que en las entrevistas realizadas para el trabajo verificó que “el 100% de quienes lo rodean” cuestionan si Trump realmente tiene condiciones para conducir los destinos de la Casa Blanca. Si es real o puro marketing, a esta altura importa poco, porque ya se aseguró las ventas del libro.

“Todos lo han descrito de la misma manera, dicen que es como un niño, lo que quieren decir es que necesita satisfacción inmediata, todo gira en torno a él”, dijo Wolff en una entrevista a la red NBC. “Dicen que es un imbécil, un idiota”, insistió el periodista y escritor, habiendo entrevistado a casi 200 personas que se codean con el presidente de Estados Unidos “todos los días”.

“Es necesario tener en cuenta que es un hombre que no lee, un hombre que no escucha”, añadió. Sin embargo, el secretario de Estado, Rex Tillerson, afirmó que nunca cuestionó la capacidad mental del presidente. “No tengo razones para hacerlo”, dijo.

Se conoció también que a inicios de diciembre varios legisladores mantuvieron en el Capitolio una reunión a puerta cerrada con la psiquiatra Bandy Lee, para discutir precisamente el estado del presidente.

Para su libro, Wolff manifestó haber hablado “tres horas” con el multimillonario, antes o después de su elección. “Por supuesto, hablé con el presidente. Si se dio cuenta de que era una entrevista o no, no lo sé, pero no estaba en off the record”, acotó.

Trump atacó violentamente esa publicación en Twitter, donde aseguró que “nunca habló para un libro” y afirmó que ni siquiera nunca autorizó que Wolff tuviera acceso libre a la Casa Blanca.

Wolff respondió sin dudas: “Mi credibilidad está siendo cuestionada por el hombre con menos credibilidad que cualquiera que alguna vez haya caminado en este mundo”.

Un abogado de Trump envió una carta de 11 páginas al editor del libro conminándolo a suspender su publicación y distribución. “El señor Trump exige que se interrumpa y evite cualquier publicación, divulgación o distribución del libro” y además que los responsables publiquen “una retractación plena y completa, así como un pedido de disculpas”, pidió el abogado de Trump.

“Además, por favor envíe de inmediato una copia electrónica del libro y una copia en papel a esta oficina para que podamos evaluar adecuadamente las declaraciones contenidas”, añadieron los abogados.

Wolff comentó que deseaba saber “a dónde le envío unos chocolates. Porque no solamente me está ayudando a vender mi libro, sino que también me está ayudando a probar el punto central del libro”. En opinión del autor, “es extraordinario que el presidente de Estados Unidos trate de impedir la publicación de un libro. Eso no puede pasar. No ha pasado con otros presidentes”, advirtió.

Marketing o realidad, en este caso un poco de ambas, en una “tormenta perfecta” sobre un personaje ineludible en cualquier polémica. Tal vez sea interesante, tal vez ni siquiera quede en la memoria.

Logín