eldiariodelarepublica.com
Arranca la instalación de los cajeros en el edificio comunal

Escuchanos EN VIVO!
X

Arranca la instalación de los cajeros en el edificio comunal

Los vecinos no podrán utilizar el ingreso de Curupaytí, sino que deberán entrar por Mitre para pagar sus impuestos.

A partir de mañana, el banco Supervielle comienza con la obra que permitirá la instalación de cuatro nuevos cajeros en el ala norte del edificio municipal. Las refacciones se extenderán por 90 días corridos y, durante ese lapso, el ingreso por la calle Curupaytí a la sala de recaudaciones  quedará restringido para los contribuyentes, que deberán acceder por avenida Mitre para abonar sus impuestos.

A fines de diciembre, el pasado 27, la entidad bancaria firmó un acuerdo con la Comuna para poder dotar de mayores comodidades a la comunidad. En el documento acordaron que la Intendencia cede un sector, que es una tercera parte de la sala, para modificarla íntegramente.

Si bien los trabajos llevarán tres meses, los boxes de cobro y de atención al público seguirán funcionando sólo que los contribuyentes deberán entrar por los pasillos del frente.

A las dos cajas que hay actualmente sumarán una más con atención personal, pero también instalarán dos expendedores de dinero: uno que estará habilitado para operaciones como depósitos y transferencias, y otro que será para pagos y entregará vuelto en efectivo.

"Esto nos brinda mayor seguridad porque en este momento hay una persona encargada de los depósitos, mientras que con la reforma no tendremos más ese movimiento. Además, lo importante es que sumamos cajeros en la zona centro que estarán siempre con dinero porque la recarga la harán los empleados y no una empresa privada como ocurre actualmente (en el que está ubicado en la esquina de Mitre y Maipú).  La atención de los cajeros será de 24 horas, mientras que las cajas funcionarán en el habitual, de 7 a 13”, detalló Mariana Orlando, la subsecretaría de Ingresos Públicos.

Las tareas serán ejecutadas en una tercera parte del salón de recaudaciones, justo en el hall apenas se cruza la puerta vidriada de doble hoja.

En la actualidad las cajas sólo están habilitadas para que los vecinos paguen sus tasas de servicios generales, comerciales, Obras Sanitarias, cementerio, libres de deudas, eximiciones de jubilados, moratorias y carné de conducir, entre otras. Pero una vez inaugurado el sector, incorporarán el cobro de los impuestos provinciales. "Podrán abonarse impuestos como rentas, patentes, el impuesto inmobiliario, debido al cierre de las oficinas que estaban en el Centro Cívico", aclaró Orlando.

La subsecretaria agregó que en una de las cajas de atención personalizada habrá una fila exclusiva para quienes paguen contribuciones municipales. A su vez, en los primeros días que empiece a funcionar el cajero automático para pagos que otorga cambio, tendrá una azafata que guiará a las personas en el manejo del sistema.

El mes pasado, durante la firma del convenio, el intendente Mario Merlo había resaltado "la necesidad de la Municipalidad de manejar una menor cantidad de dinero en el edificio, para dar seguridad a todos".

Suman beneficios

Hoy hay sólo un cajero automático en la esquina de Mitre y Maipú y suele costar conseguir dinero.

Con la obra sumarán 4 máquinas más, dos de las cuales permitirán hacer extracciones.

Uno podrá utilizarse para operaciones como depósitos o transferencias.

Con otro, el vecino podrá hacer pagos de impuestos y si abona con un monto mayor, le dará vuelto.

Actualmente, en la sala de recaudaciones hay dos cajas habilitadas para cobro, pero con las reformas sumarán una más.

Por estos días, sólo cobran impuestos municipales pero a partir del nuevo sector, incluirán las tasas provinciales, que solían abonarse en las dependencias ubicadas en el Centro Cívico.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Arranca la instalación de los cajeros en el edificio comunal

Los vecinos no podrán utilizar el ingreso de Curupaytí, sino que deberán entrar por Mitre para pagar sus impuestos.

De refacciones. Si bien el ingreso principal estará clausurado, la atención no será restringida y seguirá funcionando de 7 a 13. Foto: Héctor Portela.

A partir de mañana, el banco Supervielle comienza con la obra que permitirá la instalación de cuatro nuevos cajeros en el ala norte del edificio municipal. Las refacciones se extenderán por 90 días corridos y, durante ese lapso, el ingreso por la calle Curupaytí a la sala de recaudaciones  quedará restringido para los contribuyentes, que deberán acceder por avenida Mitre para abonar sus impuestos.

A fines de diciembre, el pasado 27, la entidad bancaria firmó un acuerdo con la Comuna para poder dotar de mayores comodidades a la comunidad. En el documento acordaron que la Intendencia cede un sector, que es una tercera parte de la sala, para modificarla íntegramente.

Si bien los trabajos llevarán tres meses, los boxes de cobro y de atención al público seguirán funcionando sólo que los contribuyentes deberán entrar por los pasillos del frente.

A las dos cajas que hay actualmente sumarán una más con atención personal, pero también instalarán dos expendedores de dinero: uno que estará habilitado para operaciones como depósitos y transferencias, y otro que será para pagos y entregará vuelto en efectivo.

"Esto nos brinda mayor seguridad porque en este momento hay una persona encargada de los depósitos, mientras que con la reforma no tendremos más ese movimiento. Además, lo importante es que sumamos cajeros en la zona centro que estarán siempre con dinero porque la recarga la harán los empleados y no una empresa privada como ocurre actualmente (en el que está ubicado en la esquina de Mitre y Maipú).  La atención de los cajeros será de 24 horas, mientras que las cajas funcionarán en el habitual, de 7 a 13”, detalló Mariana Orlando, la subsecretaría de Ingresos Públicos.

Las tareas serán ejecutadas en una tercera parte del salón de recaudaciones, justo en el hall apenas se cruza la puerta vidriada de doble hoja.

En la actualidad las cajas sólo están habilitadas para que los vecinos paguen sus tasas de servicios generales, comerciales, Obras Sanitarias, cementerio, libres de deudas, eximiciones de jubilados, moratorias y carné de conducir, entre otras. Pero una vez inaugurado el sector, incorporarán el cobro de los impuestos provinciales. "Podrán abonarse impuestos como rentas, patentes, el impuesto inmobiliario, debido al cierre de las oficinas que estaban en el Centro Cívico", aclaró Orlando.

La subsecretaria agregó que en una de las cajas de atención personalizada habrá una fila exclusiva para quienes paguen contribuciones municipales. A su vez, en los primeros días que empiece a funcionar el cajero automático para pagos que otorga cambio, tendrá una azafata que guiará a las personas en el manejo del sistema.

El mes pasado, durante la firma del convenio, el intendente Mario Merlo había resaltado "la necesidad de la Municipalidad de manejar una menor cantidad de dinero en el edificio, para dar seguridad a todos".

Suman beneficios

Hoy hay sólo un cajero automático en la esquina de Mitre y Maipú y suele costar conseguir dinero.

Con la obra sumarán 4 máquinas más, dos de las cuales permitirán hacer extracciones.

Uno podrá utilizarse para operaciones como depósitos o transferencias.

Con otro, el vecino podrá hacer pagos de impuestos y si abona con un monto mayor, le dará vuelto.

Actualmente, en la sala de recaudaciones hay dos cajas habilitadas para cobro, pero con las reformas sumarán una más.

Por estos días, sólo cobran impuestos municipales pero a partir del nuevo sector, incluirán las tasas provinciales, que solían abonarse en las dependencias ubicadas en el Centro Cívico.

Logín