eldiariodelarepublica.com
La continuidad del clima

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

La continuidad del clima

Por más que la civilización humana, por razones lógicas, prácticas, y de sentido común, haya decidido segmentar el tiempo en parcelas de segundos, minutos, horas, días, y así sucesivamente; la naturaleza “desconoce” esas parcelas y su ciclo es un continuo, alterado por las grandes evoluciones del planeta en torno al Sol, por la influencia de su satélite, y por algún que otro evento de magnitudes superiores a las humanas. 

En tal sentido, el clima de la Tierra, con los vaivenes a los que ha sido sometido por el género humano, también es un continuo que no distingue la bisagra del final de un año o el inicio de otro: una ola de frío glaciar que congela rutas nevadas, provoca accidentes y complica aún más la vida de las personas sin hogar, golpeó la costa este de Estados Unidos tras el paso de un “ciclón bomba”.

La costa este fue atravesada por un frío ártico tras el inusual ciclón provocado por una caída drástica de la presión barométrica, un proceso conocido como bombogénesis, indicó el Servicio Nacional del Clima (SNC). Aunque paró de nevar, “habrá temperaturas amargamente frías y ventiscas peligrosas en los próximos días”, precisó. El SNC pronosticó temperaturas de unos -20ºC en gran parte de la costa este, y hasta de -40º más al norte, de Maine a New Hampshire.

A raíz del ciclón, que azotó primero el sur de Estados Unidos provocando la primera nieve en tres décadas en Florida, más de 5.500 vuelos fueron anulados en todo el país en la última semana.

Los dos aeropuertos de Nueva York, que habían cerrado sus pistas, reabrieron luego de 24 horas, pero un 20% de los vuelos en el aeropuerto JFK fueron cancelados, así como un 30% en Boston, según el sitio FlightAware. En Boston olas de agua helada invadieron el puerto, una zona turística y una estación de metro, que recibió casi un metro de agua en las mayores inundaciones en la ciudad en 40 años. En Virginia, más de 40.000 personas sufrieron cortes de electricidad, y miles más quedaron sin luz a lo largo de la costa, entre ellos unos 10.000 residentes de Massachusetts.

En Florida, la inusual ola de frío con temperaturas de 0ºC a 4ºC ha provocado además de nieve una lluvia muy especial: congeladas, las iguanas caen de los árboles. Pero esto es un comportamiento normal en las iguanas, que son una especie invasiva en Florida.

A 4ºC, las iguanas verdes se pueden quedar inmóviles por la falta de flujo sanguíneo. Las iguanas grandes se vuelven muy lentas e incluso caen de los árboles con 10ºC, explicó la Comisión para la Conservación de la Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC).

“A medida que se calienten, comenzarán a moverse de nuevo”, dijo el organismo. “Pero alentamos a la población a no rescatar a las iguanas congeladas llevándolas a sus casas. Son animales salvajes y pueden intentar defenderse”.

Las escuelas reabrieron en Nueva York -aunque permanecían cerradas en parte de Massachusetts- y miles de empleados paleaban a mano y en camiones la nieve sucia de calles y aceras. El aire del Ártico, acoplado a vientos fuertes a veces superiores a los 60 Km/h, puede bajar la temperatura corporal y provocar hipotermia, advirtió el SNC.

La costa este es azotada por una ola de frío con temperaturas muy por debajo del promedio desde después de la Navidad.

Dentro de seis a 10 días, el termómetro subirá y se ubicará por encima del promedio, vaticinó el SNC. Buenas noticias tras muchas semanas de frío atroz. Es la continuidad del clima que establece sus propias fronteras de tiempo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La continuidad del clima

Ilustración: Pablo Blasberg. 

Por más que la civilización humana, por razones lógicas, prácticas, y de sentido común, haya decidido segmentar el tiempo en parcelas de segundos, minutos, horas, días, y así sucesivamente; la naturaleza “desconoce” esas parcelas y su ciclo es un continuo, alterado por las grandes evoluciones del planeta en torno al Sol, por la influencia de su satélite, y por algún que otro evento de magnitudes superiores a las humanas. 

En tal sentido, el clima de la Tierra, con los vaivenes a los que ha sido sometido por el género humano, también es un continuo que no distingue la bisagra del final de un año o el inicio de otro: una ola de frío glaciar que congela rutas nevadas, provoca accidentes y complica aún más la vida de las personas sin hogar, golpeó la costa este de Estados Unidos tras el paso de un “ciclón bomba”.

La costa este fue atravesada por un frío ártico tras el inusual ciclón provocado por una caída drástica de la presión barométrica, un proceso conocido como bombogénesis, indicó el Servicio Nacional del Clima (SNC). Aunque paró de nevar, “habrá temperaturas amargamente frías y ventiscas peligrosas en los próximos días”, precisó. El SNC pronosticó temperaturas de unos -20ºC en gran parte de la costa este, y hasta de -40º más al norte, de Maine a New Hampshire.

A raíz del ciclón, que azotó primero el sur de Estados Unidos provocando la primera nieve en tres décadas en Florida, más de 5.500 vuelos fueron anulados en todo el país en la última semana.

Los dos aeropuertos de Nueva York, que habían cerrado sus pistas, reabrieron luego de 24 horas, pero un 20% de los vuelos en el aeropuerto JFK fueron cancelados, así como un 30% en Boston, según el sitio FlightAware. En Boston olas de agua helada invadieron el puerto, una zona turística y una estación de metro, que recibió casi un metro de agua en las mayores inundaciones en la ciudad en 40 años. En Virginia, más de 40.000 personas sufrieron cortes de electricidad, y miles más quedaron sin luz a lo largo de la costa, entre ellos unos 10.000 residentes de Massachusetts.

En Florida, la inusual ola de frío con temperaturas de 0ºC a 4ºC ha provocado además de nieve una lluvia muy especial: congeladas, las iguanas caen de los árboles. Pero esto es un comportamiento normal en las iguanas, que son una especie invasiva en Florida.

A 4ºC, las iguanas verdes se pueden quedar inmóviles por la falta de flujo sanguíneo. Las iguanas grandes se vuelven muy lentas e incluso caen de los árboles con 10ºC, explicó la Comisión para la Conservación de la Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC).

“A medida que se calienten, comenzarán a moverse de nuevo”, dijo el organismo. “Pero alentamos a la población a no rescatar a las iguanas congeladas llevándolas a sus casas. Son animales salvajes y pueden intentar defenderse”.

Las escuelas reabrieron en Nueva York -aunque permanecían cerradas en parte de Massachusetts- y miles de empleados paleaban a mano y en camiones la nieve sucia de calles y aceras. El aire del Ártico, acoplado a vientos fuertes a veces superiores a los 60 Km/h, puede bajar la temperatura corporal y provocar hipotermia, advirtió el SNC.

La costa este es azotada por una ola de frío con temperaturas muy por debajo del promedio desde después de la Navidad.

Dentro de seis a 10 días, el termómetro subirá y se ubicará por encima del promedio, vaticinó el SNC. Buenas noticias tras muchas semanas de frío atroz. Es la continuidad del clima que establece sus propias fronteras de tiempo.

Logín