eldiariodelarepublica.com
Nación aseguró que el taller de ITV no está autorizado

Escuchanos EN VIVO!
X

Nación aseguró que el taller de ITV no está autorizado

Ante los cuestionamientos a la planta móvil del ingreso a Juana Koslay, Raffo Calderón manifestó que la única oblea válida es la que su organismo emite desde 2014.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) dio su veredicto final. Confirmó que los talleres móviles, como el que está en Juana Koslay, no están autorizados por el organismo, por lo cual ni la verificación que hacen, ni la oblea y su certificado son válidos a los ojos del ente nacional. Su director de Coordinación Interjurisdiccional, Darío Aníbal Raffo Calderón, advirtió que "el único certificado válido es el que emite la ANSV a través de los talleres habilitados por ésta. Los móviles no están autorizados por la reglamentación de la Ley de Tránsito".

Raffo Calderón, en diálogo con El Diario, manifestó que no tienen "ninguna garantía de que las máquinas que utilizan esos puestos móviles estén debidamente chequeadas, registradas y demás, tampoco nos consta que su certificado sea válido".

Agregó que en cada verificación debe estar el ingeniero que firma los certificados, "no debería haber certificados firmados en blanco, otra cosa que inhabilita el acto".

Además aclaró que el taller "debería contar con una disposición legal autorizada por la jurisdicción, es decir, que el Municipio debe hacer una contratación directa, una licitación privada o una pública, para adjudicar este servicio. Por eso el primer responsable por la ley es el intendente. La ley dice que cada autoridad jurisdiccional, ya sea de los municipios o de la provincia, determinará la cantidad de talleres que podrán existir en su lugar, teniendo en cuenta el parque vehicular". 

El secretario general municipal de Juana Koslay, Carlos D'Alessandro, aseguró que "las declaraciones que hizo el sujefe de la Policía, Claudio Latini -que advirtió sobre la ilegalidad del taller-, nos parecieron muy importantes, por eso si Defensa del Consumidor no les da el visto bueno, vamos a revocar cualquier tipo de habilitación comercial".

Contó que la empresa Cataret (Cámara Argentina de Talleres de Revisión Técnica), que es con la que la Municipalidad firmó el convenio, presentó un estatuto "firmado por el Gobierno de Córdoba que los reconoce como actuantes en el tema de la certificación de la ITV. El convenio es un marco normativo en el que ellos presentan los documentos que los avalan para hacer esto y el 5% de lo recaudado por ellos pasa a la Municipalidad".

"Lo que hicimos como Municipio fue lo mismo que hizo la gestión anterior, de hecho fue algo que heredamos, porque si bien se firmó el 12 de diciembre el convenio con esta gente, esto venía del año pasado", confirmó y agregó: "No nos pareció nada raro porque fue una continuidad, estaba la impronta de darle la habilitación por 60 días".

D'Alessandro reconoció que el tema "se nos va de las manos" aunque igual "lo estamos controlando y a la espera de lo que dictamine Defensa del Consumidor".

Los "quiosquitos móviles"
"La oblea que es aceptada a nivel nacional es la que emite la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que fue aprobada en el Consejo Federal por las 24 provincias en el 2014 y sólo es usada en este momento por 5 o 6 provincia y por 14 talleres. Esos son los que dan la oblea. La ley dice que por reciprocidad estos talleres pueden reconocer el trabajo que se hace en otro. Estos 'quiosquitos móviles' no están inscriptos en la agencia, no envían un registro de los autos que verifican, ni queda en el municipio, por lo tanto la oblea que ellos entregan no es válida", explicó Raffo Calderón.

El director observó que los únicos carros móviles de verificación técnica son unos que se ubican a la vera de una ruta nacional con un equipo similar. Sirven para revisar los autos que circulan, tienen oblea de RTO y están visiblemente en malas condiciones. "Es una verificación rápida, donde se controlan las partes más importantes, se toman los datos del taller y el conductor continua su camino. En estos no se cobra ni se emite una oblea. Si vemos que algo está mal, auditamos el taller que hizo la RTO".

Además remarcó que el puesto "no puede estar en un parque, ni en un descampado o en una canchita de fútbol. Debe atenderlo un mecánico habilitado y un ingeniero certificado que opere la planta. También debe disponer de un sistema que reporte los datos. El de ellos no le reporta datos a nadie, no sabría decir si su sistema está bien o mal".

Con respecto a Cataret sentenció: "No representan nada. ¿Cuántas empresas están dentro de Cataret? ¿Qué proveedoras de equipos de constatación mecánica para RTO integran esa cámara? Ninguna. Es una pantalla para engañar a un incauto, que seguramente quiere obrar bien por la seguridad vial de sus ciudadanos y se dejó engañar".

Los controles policiales
El otro interrogante surge cuando los conductores que hicieron la ITV en un carro móvil pasaron por un control policial y los dejaron seguir como si todo estuviera bien. Ante esa duda, Raffo Calderón explicó: "La Policía los deja seguir porque no tiene una directiva clara. Porque además no sabe cuáles son las obleas vigentes habilitadas a nivel provincia y por cada jurisdicción. Eso es lo que estamos tratando de normar desde que nos hicimos cargo".

"A partir del decreto que se firmó anteayer, que implica una serie de normas para agilizar el transporte y minimizar los costos, se nos dio el poder de constatación. Vamos a informar a todas las provincias, alertar a todos los municipios a través de comunicados, que se va a controlar la RTO a nivel nacional en rutas nacionales". Con esto advirtió que aquellos que tengan una oblea de taller móvil no van a poder transitar una ruta nacional. 

"La ANSV con sus agentes va a parar y a multar a quienes no tengan una RTO válida. Todos los talleres que hay en Argentina van a tener que cumplir con la ley, lo que implica registrarse acá, contar con toda la estructura exigida y mandar los datos de los autos que verifiquen.

Esto se habló en el Consejo Federal de Seguridad Vial durante los dos últimos años y en junio de 2018 vamos a tratar este tema para que todos se 'pongan las pilas', porque como funcionario nacional no puedo permitir que pase esto", concluyó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Nación aseguró que el taller de ITV no está autorizado

Ante los cuestionamientos a la planta móvil del ingreso a Juana Koslay, Raffo Calderón manifestó que la única oblea válida es la que su organismo emite desde 2014.

Como todos los días. Ayer el taller abrió con normalidad en ambos turnos. Para la Nación la oblea que emite no es válida. Foto: Nicolás Varvara.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) dio su veredicto final. Confirmó que los talleres móviles, como el que está en Juana Koslay, no están autorizados por el organismo, por lo cual ni la verificación que hacen, ni la oblea y su certificado son válidos a los ojos del ente nacional. Su director de Coordinación Interjurisdiccional, Darío Aníbal Raffo Calderón, advirtió que "el único certificado válido es el que emite la ANSV a través de los talleres habilitados por ésta. Los móviles no están autorizados por la reglamentación de la Ley de Tránsito".

Raffo Calderón, en diálogo con El Diario, manifestó que no tienen "ninguna garantía de que las máquinas que utilizan esos puestos móviles estén debidamente chequeadas, registradas y demás, tampoco nos consta que su certificado sea válido".

Agregó que en cada verificación debe estar el ingeniero que firma los certificados, "no debería haber certificados firmados en blanco, otra cosa que inhabilita el acto".

Además aclaró que el taller "debería contar con una disposición legal autorizada por la jurisdicción, es decir, que el Municipio debe hacer una contratación directa, una licitación privada o una pública, para adjudicar este servicio. Por eso el primer responsable por la ley es el intendente. La ley dice que cada autoridad jurisdiccional, ya sea de los municipios o de la provincia, determinará la cantidad de talleres que podrán existir en su lugar, teniendo en cuenta el parque vehicular". 

El secretario general municipal de Juana Koslay, Carlos D'Alessandro, aseguró que "las declaraciones que hizo el sujefe de la Policía, Claudio Latini -que advirtió sobre la ilegalidad del taller-, nos parecieron muy importantes, por eso si Defensa del Consumidor no les da el visto bueno, vamos a revocar cualquier tipo de habilitación comercial".

Contó que la empresa Cataret (Cámara Argentina de Talleres de Revisión Técnica), que es con la que la Municipalidad firmó el convenio, presentó un estatuto "firmado por el Gobierno de Córdoba que los reconoce como actuantes en el tema de la certificación de la ITV. El convenio es un marco normativo en el que ellos presentan los documentos que los avalan para hacer esto y el 5% de lo recaudado por ellos pasa a la Municipalidad".

"Lo que hicimos como Municipio fue lo mismo que hizo la gestión anterior, de hecho fue algo que heredamos, porque si bien se firmó el 12 de diciembre el convenio con esta gente, esto venía del año pasado", confirmó y agregó: "No nos pareció nada raro porque fue una continuidad, estaba la impronta de darle la habilitación por 60 días".

D'Alessandro reconoció que el tema "se nos va de las manos" aunque igual "lo estamos controlando y a la espera de lo que dictamine Defensa del Consumidor".

Los "quiosquitos móviles"
"La oblea que es aceptada a nivel nacional es la que emite la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que fue aprobada en el Consejo Federal por las 24 provincias en el 2014 y sólo es usada en este momento por 5 o 6 provincia y por 14 talleres. Esos son los que dan la oblea. La ley dice que por reciprocidad estos talleres pueden reconocer el trabajo que se hace en otro. Estos 'quiosquitos móviles' no están inscriptos en la agencia, no envían un registro de los autos que verifican, ni queda en el municipio, por lo tanto la oblea que ellos entregan no es válida", explicó Raffo Calderón.

El director observó que los únicos carros móviles de verificación técnica son unos que se ubican a la vera de una ruta nacional con un equipo similar. Sirven para revisar los autos que circulan, tienen oblea de RTO y están visiblemente en malas condiciones. "Es una verificación rápida, donde se controlan las partes más importantes, se toman los datos del taller y el conductor continua su camino. En estos no se cobra ni se emite una oblea. Si vemos que algo está mal, auditamos el taller que hizo la RTO".

Además remarcó que el puesto "no puede estar en un parque, ni en un descampado o en una canchita de fútbol. Debe atenderlo un mecánico habilitado y un ingeniero certificado que opere la planta. También debe disponer de un sistema que reporte los datos. El de ellos no le reporta datos a nadie, no sabría decir si su sistema está bien o mal".

Con respecto a Cataret sentenció: "No representan nada. ¿Cuántas empresas están dentro de Cataret? ¿Qué proveedoras de equipos de constatación mecánica para RTO integran esa cámara? Ninguna. Es una pantalla para engañar a un incauto, que seguramente quiere obrar bien por la seguridad vial de sus ciudadanos y se dejó engañar".

Los controles policiales
El otro interrogante surge cuando los conductores que hicieron la ITV en un carro móvil pasaron por un control policial y los dejaron seguir como si todo estuviera bien. Ante esa duda, Raffo Calderón explicó: "La Policía los deja seguir porque no tiene una directiva clara. Porque además no sabe cuáles son las obleas vigentes habilitadas a nivel provincia y por cada jurisdicción. Eso es lo que estamos tratando de normar desde que nos hicimos cargo".

"A partir del decreto que se firmó anteayer, que implica una serie de normas para agilizar el transporte y minimizar los costos, se nos dio el poder de constatación. Vamos a informar a todas las provincias, alertar a todos los municipios a través de comunicados, que se va a controlar la RTO a nivel nacional en rutas nacionales". Con esto advirtió que aquellos que tengan una oblea de taller móvil no van a poder transitar una ruta nacional. 

"La ANSV con sus agentes va a parar y a multar a quienes no tengan una RTO válida. Todos los talleres que hay en Argentina van a tener que cumplir con la ley, lo que implica registrarse acá, contar con toda la estructura exigida y mandar los datos de los autos que verifiquen.

Esto se habló en el Consejo Federal de Seguridad Vial durante los dos últimos años y en junio de 2018 vamos a tratar este tema para que todos se 'pongan las pilas', porque como funcionario nacional no puedo permitir que pase esto", concluyó.

Logín