eldiariodelarepublica.com
Millones, negocios y potencias

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Millones, negocios y potencias

Hace unos años una polémica se instaló en el mundo deportivo, cuando uno de los tres equipos de fútbol más poderosos del planeta, pagó la “locura” de 100 millones de euros (en apariencia, porque seguramente fue más), por un jugador llamado a ser la promesa del futuro. El debate, por momentos muy agrio, habló, entre muchos otros temas, de que la prostitución y el mercantilismo habían llegado finalmente al fútbol.
Que esto haya ocurrido en el mismo momento en que estallaron los escándalos por votos vendidos y favores recibidos, de los candidatos a organizar un mundial, a nadie le resultó extraño. Lo concreto es que quedaron dos “enseñanzas” tan antiguas como el propio comercio: un producto vale lo que alguien está dispuesto a pagar por él. Y, pagan un alto precio aquellos que pueden hacerlo.
Unos años después, el mismo jugador y el mismo club aparecen envueltos en otra polémica escandalosa, por incumplimiento de contrato, por “no avisar”, por lo que sea. El tema se resuelve con el pase de ese jugador a otro club muy poderoso por la suma de 250 millones de euros. 
El jugador alega y alegó que busca la gloria deportiva. El club que lo contrata, alega y alegó lo mismo. El club del que “se va” (pelea) por 15 millones de euros más en concepto de resarcimiento. Todos ganan millones, pero se muestran los dientes como si se tratara de la vida y la muerte. Escenografía para los fieles. Montaje. Teatro de grandes, realmente grandes (en este caso del mundo deportivo), para los más pequeños. 
A esta altura, el mundo ha estrellado su optimismo en los mercados cuatrocientas veces y ha insistido cuatrocientas y una veces. No hay disciplina que en estos años no haya sido tasada, comprada, vendida y vuelta a comprar. El mercado del arte quedó temblando por una obra de la que se duda su autoría, pero cuyo precio causa escalofríos. Y así con todo.
La conclusión vuelve a ser la misma: las cosas valen lo que se paga por ellas, y, compra caro el que puede pagar. El negocio de los grandes.
China hizo un pedido de 184 aviones Airbus A320 destinados a 13 compañías aéreas para entrega a partir de 2019/20, anunció la presidencia francesa, en el tercer y último día de la visita de Emmanuel Macron a China. El monto del contrato no ha sido revelado, pero a precio del catálogo representaría unos 18.000 millones de dólares.
El pedido, del cual no se había hablado hasta ahora, es nuevo y concierne a los modelos Neo del avión, indicó la presidencia francesa. El anuncio se produjo al día siguiente de la reunión de Macron con su homólogo chino Xi Jinping.
“Es algo que será finalizado dentro de poco, pero ha sido confirmado por el presidente” chino Xi Jinping, había dicho poco antes del anuncio, ante la prensa, Macron. El presidente Xi confirmó que “China perseverará con su volumen de compras en los próximos años y mantendrá la paridad entre Airbus y Boeing”, declaró Macron.
“Ésa es la línea china que ha sido afirmada claramente”, agregó. China es el segundo mercado aeronáutico mundial en el cual Airbus y Boeing ocupan un lugar equivalente. Según Boeing, China necesita comprar 7.240 aviones comerciales en los próximos 20 años.
Las cosas valen lo que se paga por ellas, pero si el que compra es la futura primera potencia mundial, entonces es noticia. Y entonces las cosas valen lo que esa potencia dice que valen. Porque además es el único que puede comprar ese volumen y a ese precio. Millones, negocios y potencias.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Millones, negocios y potencias

Hace unos años una polémica se instaló en el mundo deportivo, cuando uno de los tres equipos de fútbol más poderosos del planeta, pagó la “locura” de 100 millones de euros (en apariencia, porque seguramente fue más), por un jugador llamado a ser la promesa del futuro. El debate, por momentos muy agrio, habló, entre muchos otros temas, de que la prostitución y el mercantilismo habían llegado finalmente al fútbol.
Que esto haya ocurrido en el mismo momento en que estallaron los escándalos por votos vendidos y favores recibidos, de los candidatos a organizar un mundial, a nadie le resultó extraño. Lo concreto es que quedaron dos “enseñanzas” tan antiguas como el propio comercio: un producto vale lo que alguien está dispuesto a pagar por él. Y, pagan un alto precio aquellos que pueden hacerlo.
Unos años después, el mismo jugador y el mismo club aparecen envueltos en otra polémica escandalosa, por incumplimiento de contrato, por “no avisar”, por lo que sea. El tema se resuelve con el pase de ese jugador a otro club muy poderoso por la suma de 250 millones de euros. 
El jugador alega y alegó que busca la gloria deportiva. El club que lo contrata, alega y alegó lo mismo. El club del que “se va” (pelea) por 15 millones de euros más en concepto de resarcimiento. Todos ganan millones, pero se muestran los dientes como si se tratara de la vida y la muerte. Escenografía para los fieles. Montaje. Teatro de grandes, realmente grandes (en este caso del mundo deportivo), para los más pequeños. 
A esta altura, el mundo ha estrellado su optimismo en los mercados cuatrocientas veces y ha insistido cuatrocientas y una veces. No hay disciplina que en estos años no haya sido tasada, comprada, vendida y vuelta a comprar. El mercado del arte quedó temblando por una obra de la que se duda su autoría, pero cuyo precio causa escalofríos. Y así con todo.
La conclusión vuelve a ser la misma: las cosas valen lo que se paga por ellas, y, compra caro el que puede pagar. El negocio de los grandes.
China hizo un pedido de 184 aviones Airbus A320 destinados a 13 compañías aéreas para entrega a partir de 2019/20, anunció la presidencia francesa, en el tercer y último día de la visita de Emmanuel Macron a China. El monto del contrato no ha sido revelado, pero a precio del catálogo representaría unos 18.000 millones de dólares.
El pedido, del cual no se había hablado hasta ahora, es nuevo y concierne a los modelos Neo del avión, indicó la presidencia francesa. El anuncio se produjo al día siguiente de la reunión de Macron con su homólogo chino Xi Jinping.
“Es algo que será finalizado dentro de poco, pero ha sido confirmado por el presidente” chino Xi Jinping, había dicho poco antes del anuncio, ante la prensa, Macron. El presidente Xi confirmó que “China perseverará con su volumen de compras en los próximos años y mantendrá la paridad entre Airbus y Boeing”, declaró Macron.
“Ésa es la línea china que ha sido afirmada claramente”, agregó. China es el segundo mercado aeronáutico mundial en el cual Airbus y Boeing ocupan un lugar equivalente. Según Boeing, China necesita comprar 7.240 aviones comerciales en los próximos 20 años.
Las cosas valen lo que se paga por ellas, pero si el que compra es la futura primera potencia mundial, entonces es noticia. Y entonces las cosas valen lo que esa potencia dice que valen. Porque además es el único que puede comprar ese volumen y a ese precio. Millones, negocios y potencias.
 

Logín