eldiariodelarepublica.com
Detienen en Juana Koslay a un acusado de homicidio

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Detienen en Juana Koslay a un acusado de homicidio

Está señalado como el autor del disparo que mató a un chico de 16 años, en un barrio de San Martín, Mendoza.

Cuando la Policía de Mendoza detuvo a su hermano, Franco Maximiliano Montiveros, Garrido sabía que tarde o temprano iban a ir tras él, así que decidió dejar su provincia natal para refugiarse en San Luis. Pero en lugar de esconderse trató de comenzar una nueva vida, trabajando en un comercio de Juana Koslay, lo que permitió a los investigadores puntanos ubicarlo en apenas un día. El joven tenía pedido de captura por suponérselo autor del homicidio de un chico de 16 años, cometido en noviembre pasado, en una barrio de la localidad mendocina de San Martín.

Los efectivos de la División Homicidios de la Policía mendocina manejaban el dato de que “Machi”, como apodan al sospechoso, había huido a suelo puntano tras enterarse que la Fiscalía de Instrucción 1 de la Unidad Fiscal de San Martín–La Colonia había ordenado su captura, el 19 de diciembre pasado.

Pero recién esta semana pudieron confirmar la información que manejaban y les solicitaron a sus pares puntanos, el miércoles, que lo buscaran en la zona de Juana Koslay, donde aparentemente tenía un familiar.

La gente de Homicidios de la Policía de San Luis explicó que, en realidad, la persona que lo alojaba es un ex cuñado, que vive en inmediaciones del centro comercial La Joaquina.

No fue difícil ubicar ese domicilio ni al sospechoso, porque los investigadores de la Brigada de Calle contaban con una foto de él y hubo testigos que lo reconocieron el mismo miércoles, ya que “Machi”, que tiene 21 años, atendía al público en una de las sucursales del kiosco “El 24 de las 25”, ubicado sobre avenida del Viento Chorrillero.

Una fuente de la Policía local comentó que Montiveros Garrido llegó a San Luis antes de las fiestas de fin de año y que se hospedaba en una vivienda ubicada a seis cuadras del comercio en el que trabajaba.

Allí fue detenido el jueves, cerca de las 16:30, cuando salía rumbo al local para cubrir el turno de la tarde. “Sabíamos que era él, pero al no contar con su DNI para confirmar su identidad lo demoramos por averiguación de antecedentes hasta chequear sus datos y confirmar el pedido de captura de la Policía mendocina”, confió el informante.

Extradición

El detenido fue puesto a disposición de la jueza Penal 3, Virginia Palacios, que deberá tramitar los exhortos de extradición con el 2° Juzgado de Garantías de la Tercera Circunscripción Judicial de Mendoza, le confirmó a El Diario una fuente de Fiscalía de Instrucción 1 de esa provincia.

El fiscal natural de la causa, Martín Scatareggi, está de licencia y es subrogado por la fiscal de Instrucción 2, quien seguramente le tome declaración a Montiveros Garrido, que, según estiman, sería trasladado a San Martín el lunes.
“Machi” está acusado por el homicidio de Gabriel Agustín Molina y por haber baleado, en el mismo hecho, a otro joven de 20 años. “La causa está caratulada como homicidio agravado por el uso de arma de fuego y homicidio en grado de tentativa”, confió un empleado judicial de la oficina de Scatareggi.

Molina, que tenía 16 años, recibió un balazo debajo del pómulo derecho el sábado 25 de noviembre de 2017, cerca de las 3:40 de la madrugada, cuando abandonaba una fiesta de 15 años junto a un grupo de amigos.

La “tirada”, como llaman al ritual de festejo para las quinceañeras, comenzó cerca de la medianoche en una vivienda del barrio San Pedro, de San Martín. Según reflejaron medios mendocinos, una pelea o conflicto en la reunión motivó que el padre de la cumpleañera decidiera echar a los invitados.

“Gabito”, como apodaban a la víctima, fue interceptado junto a sus amigos en la manzana B del barrio Los Eucaliptos II por tres sospechosos que andaban en dos motos. Si bien los disparos habrían sido varios, solo él y otro chico, baleado en un hombro, resultaron heridos.

El adolescente fue trasladado de urgencia al Hospital Perrupato, pero los médicos no pudieron salvarlo y murió cerca de las 6:20 de la mañana.

Allegados a Molina identificaron a los agresores ya que, al parecer, pertenecían a un grupo con el que ya habían tenido problemas y con el que habrían protagonizado un cruce en el cumpleaños.

Dos días después del crimen, el lunes 27, policías de Investigaciones detuvieron a un chico de 16 años en el barrio Centro de Empleados de Comercio y secuestraron una moto azul cuya descripción coincidiría con una de las utilizadas en el ataque.

Según una publicación del medio Radio Regional, ese chico no habría disparado pero sí acompañado en la moto al tirador, su hermano, presuntamente “Machi”.
Una de las versiones sobre el móvil del ataque indica que Montiveros Garrido y Molina pertenecían a grupos antagónicos de la hinchada del Atlético Club San Martín y que había bronca entre ellos por cuestiones referentes a la actividad de la barrabrava.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Detienen en Juana Koslay a un acusado de homicidio

Está señalado como el autor del disparo que mató a un chico de 16 años, en un barrio de San Martín, Mendoza.

"Machi". Está detenido en la Comisaría 2ª desde el jueves. El lunes lo trasladarían a Mendoza. Foto: Policía de San Luis.

Cuando la Policía de Mendoza detuvo a su hermano, Franco Maximiliano Montiveros, Garrido sabía que tarde o temprano iban a ir tras él, así que decidió dejar su provincia natal para refugiarse en San Luis. Pero en lugar de esconderse trató de comenzar una nueva vida, trabajando en un comercio de Juana Koslay, lo que permitió a los investigadores puntanos ubicarlo en apenas un día. El joven tenía pedido de captura por suponérselo autor del homicidio de un chico de 16 años, cometido en noviembre pasado, en una barrio de la localidad mendocina de San Martín.

Los efectivos de la División Homicidios de la Policía mendocina manejaban el dato de que “Machi”, como apodan al sospechoso, había huido a suelo puntano tras enterarse que la Fiscalía de Instrucción 1 de la Unidad Fiscal de San Martín–La Colonia había ordenado su captura, el 19 de diciembre pasado.

Pero recién esta semana pudieron confirmar la información que manejaban y les solicitaron a sus pares puntanos, el miércoles, que lo buscaran en la zona de Juana Koslay, donde aparentemente tenía un familiar.

La gente de Homicidios de la Policía de San Luis explicó que, en realidad, la persona que lo alojaba es un ex cuñado, que vive en inmediaciones del centro comercial La Joaquina.

No fue difícil ubicar ese domicilio ni al sospechoso, porque los investigadores de la Brigada de Calle contaban con una foto de él y hubo testigos que lo reconocieron el mismo miércoles, ya que “Machi”, que tiene 21 años, atendía al público en una de las sucursales del kiosco “El 24 de las 25”, ubicado sobre avenida del Viento Chorrillero.

Una fuente de la Policía local comentó que Montiveros Garrido llegó a San Luis antes de las fiestas de fin de año y que se hospedaba en una vivienda ubicada a seis cuadras del comercio en el que trabajaba.

Allí fue detenido el jueves, cerca de las 16:30, cuando salía rumbo al local para cubrir el turno de la tarde. “Sabíamos que era él, pero al no contar con su DNI para confirmar su identidad lo demoramos por averiguación de antecedentes hasta chequear sus datos y confirmar el pedido de captura de la Policía mendocina”, confió el informante.

Extradición

El detenido fue puesto a disposición de la jueza Penal 3, Virginia Palacios, que deberá tramitar los exhortos de extradición con el 2° Juzgado de Garantías de la Tercera Circunscripción Judicial de Mendoza, le confirmó a El Diario una fuente de Fiscalía de Instrucción 1 de esa provincia.

El fiscal natural de la causa, Martín Scatareggi, está de licencia y es subrogado por la fiscal de Instrucción 2, quien seguramente le tome declaración a Montiveros Garrido, que, según estiman, sería trasladado a San Martín el lunes.
“Machi” está acusado por el homicidio de Gabriel Agustín Molina y por haber baleado, en el mismo hecho, a otro joven de 20 años. “La causa está caratulada como homicidio agravado por el uso de arma de fuego y homicidio en grado de tentativa”, confió un empleado judicial de la oficina de Scatareggi.

Molina, que tenía 16 años, recibió un balazo debajo del pómulo derecho el sábado 25 de noviembre de 2017, cerca de las 3:40 de la madrugada, cuando abandonaba una fiesta de 15 años junto a un grupo de amigos.

La “tirada”, como llaman al ritual de festejo para las quinceañeras, comenzó cerca de la medianoche en una vivienda del barrio San Pedro, de San Martín. Según reflejaron medios mendocinos, una pelea o conflicto en la reunión motivó que el padre de la cumpleañera decidiera echar a los invitados.

“Gabito”, como apodaban a la víctima, fue interceptado junto a sus amigos en la manzana B del barrio Los Eucaliptos II por tres sospechosos que andaban en dos motos. Si bien los disparos habrían sido varios, solo él y otro chico, baleado en un hombro, resultaron heridos.

El adolescente fue trasladado de urgencia al Hospital Perrupato, pero los médicos no pudieron salvarlo y murió cerca de las 6:20 de la mañana.

Allegados a Molina identificaron a los agresores ya que, al parecer, pertenecían a un grupo con el que ya habían tenido problemas y con el que habrían protagonizado un cruce en el cumpleaños.

Dos días después del crimen, el lunes 27, policías de Investigaciones detuvieron a un chico de 16 años en el barrio Centro de Empleados de Comercio y secuestraron una moto azul cuya descripción coincidiría con una de las utilizadas en el ataque.

Según una publicación del medio Radio Regional, ese chico no habría disparado pero sí acompañado en la moto al tirador, su hermano, presuntamente “Machi”.
Una de las versiones sobre el móvil del ataque indica que Montiveros Garrido y Molina pertenecían a grupos antagónicos de la hinchada del Atlético Club San Martín y que había bronca entre ellos por cuestiones referentes a la actividad de la barrabrava.

Logín