san luis

Instalarán trece cajeros automáticos en la provincia

Supervielle amplía su red en San Luis, para “atender al desarrollo social que se está dando”. En marzo funcionarán todos.

La bancarización de mucha gente en la provincia sumado al movimiento turístico generaron un tráfico importante en los cajeros automáticos. Las autoridades del Banco Supervielle lo percibieron, y ante esta situación, decidieron ampliar su red en territorio sanluiseño, con 13 nuevas máquinas para extraer dinero y hacer distintas funciones. La ciudad capital tendrá seis más, en Villa Mercedes se sumarán cuatro, y Quines, Tilisarao, y La Punta, contarán con un cajero extra. Con algunos ya instalados y otros en ese proceso, aseguraron que para marzo, estarán todos funcionando.

“El servicio en la Provincia de San Luis se está intensificando, por el desarrollo social que se está dando. Nuestro compromiso es atender de la mejor manera posible a todo el pueblo. Sentíamos que había que hacer un esfuerzo adicional, apoyar todo este trabajo social que viene desarrollando el Gobierno de la Provincia. Para eso teníamos que ampliar la red con 13 nuevos cajeros automáticos, que se suma a la última ampliación que hicimos en el segundo semestre de 2016”, aseguró Niero Peitiado, gerente general del Banco Supervielle.

De las 13 nuevas máquinas, algunas ya instaladas, solo una tendrá una ubicación novedosa, ya que el resto se agregarán a otras ya existentes dentro de distintas sucursales.

El nuevo lugar para extraer dinero y hacer las clásicas operaciones que permite un cajero, estará en el nuevo edificio municipal de Villa Mercedes, que además contará con una terminal de autoservicio, y otra de pago de servicios, según adelantó Peitiado.

"Antes de esta instalación, si tomamos en cuenta la cantidad de habitantes por cajero automático, San Luis tenía el segundo mejor promedio del país, después de esto puede que ya sea la mejor provincia", afirmó el gerente, quien luego detalló que cada uno de estos cajeros, permitirá hacer, en promedio, unas 270 transacciones diarias.

Con esta ampliación, las autoridades del banco esperan descomprimir ciertos puntos clave, y achicar las filas, que en estos últimos meses, se notaron muy largas. Sin embargo, el tráfico de gente que concurre a la sucursal central, es un problema, y agregando cinco cajeros más ahí, parece que no sería la solución ideal.

Ante esta situación, Peitiado dijo: "El grueso de la gente va a la sucursal frente a la Catedral, y hay un montón de otras ubicaciones a las que no asisten. Por eso, sobre todo en los días de pago, se generan ‘cuellos de botella’, que es una imagen que no nos gusta. Por ejemplo, nos gustaría que los empleados públicos utilicen la sucursal de Terrazas del Portezuelo, que prácticamente está vacía casi siempre".

Sin embargo, ésta parece no ser la última ampliación de cajeros que habrá en la provincia, porque el gerente dejó la puerta abierta a más inversiones. "Estamos en excelente diálogo con la provincia para retomar más instalaciones, que haremos donde sea necesario".

Provincia supervielleSan Luiscajeros automáticos