avance

Los bitrenes empezarán de a poco a salir del "corralito"

Diez años después de su instrumentación en San Luis, las moles conectadas con dos semirremolques ya están haciendo pruebas en otras rutas que comunican con Brasil.

Pasaron 10 años, pero finalmente parece que la Nación se dio cuenta de que San Luis tenía razón. En el megadecreto (Nº 27/18) de la semana pasada, que contiene 170 medidas orientadas a simplificar regulaciones e incrementar la producción, el gobierno de Mauricio Macri incluyó la autorización para que el transporte de cargas pueda usar los bitrenes en varias rutas argentinas, un medio de circulación de mercaderías que la provincia ya utiliza desde 2008 y que no pudo ampliar su radio de acción debido a la falta de leyes que les permitieran salir más allá de las fronteras de San Luis.

Ahora eso será una realidad que marca que otra vez el gobierno provincial es pionero en un avance tecnológico, como también lo fue como el wifi gratuito, la despapelización en la administración pública, la expedición de una cédula de identidad electrónica (CIPE) o la utilización de energías alternativas.

Por supuesto que no todas las rutas del país están en condiciones de recibir a estas moles de 20,5 metros de largo, que pueden cargar hasta 60 toneladas. San Luis se preparó en su momento para implementarlos, por eso disfruta de poco menos del 50% de las autopistas argentinas. Por ahora la intención de la Nación es que puedan circular por todas las rutas que conectan con Brasil para agilizar el movimiento comercial del Mercosur y algunas otras zonas específicas que necesiten de una reactivación productiva.

En un futuro quieren crear corredores para bitrenes más grandes, pero mientras tanto las unidades conformadas por dos contenedores quedaron habilitadas a partir del 11 de enero para circular por varias rutas. "Buscamos reducir los costos logísticos en más del 20 por ciento", según señaló Pedro Sorop, jefe de Gabinete del Ministerio de Transporte, según indicó en una entrevista a la revista Maquinac. Hasta ahora, además de San Luis, también Santa Fe había aprobado la circulación de estas unidades tractoras con dos semirremolques biarticulados, pero no había una aplicación efectiva de la reglamentación a pesar de la importancia que tendrían en la zona portuaria de Rosario para todo el complejo sojero.

En la búsqueda de abrir corredores para bitrenes más largos, la compañía forestal Arauco comenzó con una prueba piloto con un bitren de 25,5 metros en la ruta que une Zárate (Buenos Aires) con Virasoro (Corrientes), sobre el corredor que inicia en la ruta nacional 9 y finaliza en la 14, que ya tiene un buen tramo construido de autopista. Los industriales de la industria maderera pretenden usarlos para sacar su producción por Paso de los Libres, rumbo a Brasil, que comparte el puesto fronterizo con la ciudad de Uruguaiana. Pero para lograrlo necesitan que Vialidad Nacional convierta en autopista los 268 kilómetros que faltan entre Virasoro y la última ciudad correntina antes del cruce.

Ya hizo un viaje patrullado para verificar las condiciones de seguridad del corredor y regresó a Zárate con mercadería en lo que fue considerado un éxito. En una segunda experiencia, el bitrén trajo de Virasoro una carga con 48 mil kilos de tableros MDF para la elaboración de muebles y revestimientos. El Gobierno espera que la mayor productividad se traduzca en una reducción de costos de entre un 25 y un 35%, ya que estos vehículos pueden sumar hasta un 60% más de carga por viaje. No sólo bajan los costos logísticos, también traen beneficios para el país porque reducen un 56% el daño vial y ahorran hasta un 70% de combustible por cada tonelada transportada. No son una novedad en Europa, Australia, y ni siquiera en Brasil y Uruguay, donde ya se utilizan desde hace tiempo.

La industria maderera del litoral está muy entusiasmada con el proyecto, porque considera que sus costos de transporte bajarían cerca de un 30%. De esa manera, cuando la red vial lo permita, podrían colocar su mercadería en todo el país como proveedores del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi), que planea construir casas de madera en varias provincias.

Oposición empresaria

El titular de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte (Fadeeac),Daniel Indart, se pronunció en contra del decreto que autoriza a circular a  los bitrenes anunciado por el gobierno nacional y señaló que el 50 por ciento de la red vial "no está en condiciones" de asumir ese tipo de transporte.

El titular de Fadeeac, la cámara que agrupa empresas del transporte de carga, dijo que "debido a las actuales turbulencias y las dificultades de la economía hay sectores en el sistema nacional en los que la actividad bajó entre un 20 y un 25 por ciento, mientras que en el servicio internacional la merma llega al 50 por ciento. En estos momentos el único sector que está trabajando bien es el del transporte de granos, por un efecto estacional, pero en general la situación es muy delicada porque afronta una suba de los costos entre 30 y 35 por ciento por el aumento del combustibles y los insumos". Lo que no analizó es la baja de costos que implicaría el uso de bitrenes, aunque su mirada crítica apunta a otra cosa: la falta de infraestructura vial y lo dificultoso que resultaría hacer frente a las capacitaciones que requieren los choferes, otro punto que San Luis tiene solucionado desde hace rato.

"La mitad de la red vial no está en las condiciones que exigen las reglas internacionales, ya que tienen 6,7 metros de ancho cuando se exige un amplitud de 7,30 metros", explicó Indart, quien se quejó de que el Gobierno no consultó a la cámara en este lanzamiento y dijo que esperan "conocer la reglamentación del decreto para ver cuáles son los corredores que se utilizarán".

El sistema de bitrenes consiste en transportar carga en un camión, que además de un acoplado se le agrega otro con un quinto eje, por lo que un mismo camión puede transportar el 80 por ciento más de carga. El empresario advirtió que el Gobierno no ha podido hacer cumplir las leyes en materia de pesos transmitidos a la calzada y relación de potencia-peso, y estimó, desconociendo la mejor distribución de las cargas que tienen los bitrenes, que redundará "en un mayor deterioro de las rutas, que en algunos casos están muy ahuelladas y las torna más peligrosas, especialmente en los días de lluvia".

Recordó que en Brasil, según sus conocimientos, comenzó a aplicarse hace muchos años pero que ahora ese sistema fue dejado de lado. Indart explicó que si hoy circulan camiones que tienen permitido cargar 45 toneladas brutas y transportan 60 o más, quien va a impedir que un bitren, autorizado a transportar 75 toneladas, termine  transitando con más de 100 toneladas por las rutas. Además estimó que la Argentina no se puede comparar con Canadá o Estados Unidos, al señalar que en esos países el cumplimiento de las leyes de carga es total y las rutas están preparadas para estos equipos". En eso también San Luis hace punta, ya que instaló en sus puestos fronterizos balanzas dinámicas que pesan a los camiones en movimiento, por lo que ante cualquier anomalía los vehículos son detenidos unos metros más adelante y obligados a descargar peso, además de llevarse una fuerte multa por la infracción.

El campo bitrenesbrasilprogreso