El campo

Aseguran que se pueden producir 19 toneladas de batatas por hectárea

Usaron una variedad llamada Boni que es resistente y que necesita poca cantidad de agua. 

Técnicos trabajan desde hace un año en ensayos con tres variedades de batata. Una es la Boni INTA que ya está a la venta. Las otras dos se encuentran en la etapa experimental. Los resultados de los rendimientos promedios de este año en San Luis fueron de 19 toneladas por hectárea, una cifra que consideraron más que positiva. Ahora quieren ver qué pasará en años de granizo, el mayor problema que presenta el cultivo en la zona.
A pocos kilómetros de la ciudad en una pequeña parcela se plantó, el 17 de noviembre de 2016, el cultivo que en Argentina tiene un consumo promedio de tres kilos por habitante, por año.  La superficie cultivada fue de 24 metros cuadrados, de un total de 72. Previo a la siembra el lote fue debidamente humedecido y liberado de malezas.  
El INTA San Luis fue quien se comunicó con el INTA de la zona batatera, de San Pedro provincia de Buenos Aires. Allí decidieron sumarse a las pruebas ya que los especialistas sostienen que San Luis presenta óptimas condiciones agroclimáticas para hacer producciones alternativas. 

Tres kilos por habitante por año, es lo que consume la Argentina de batata. Por su valor nutricional puede aumentar. 

"El predio donde hicimos las plantaciones está a cinco kilómetros de la capital, lo que hace que las pruebas sean bien representativas en cuanto a clima y suelos. Éste fue el primer año y en el balance nos dio muy bien ya que conseguimos 19 toneladas por hectárea. Ahora vamos a comenzar con un segundo año porque queremos conocer otras variantes que este año no se dieron como las secas o el granizo", detalló la técnica, Estela Blanco, quien adelantó que para saber si un cultivo funciona al cien por ciento, "hacen falta por lo menos cuatro años de estudio".  
Para llegar al número promedio de cómo funciona la batata hacen un estimativo de lo que puede llegar a dar por hectárea. "De la pequeña parcela de prueba medimos cuántas batatas dio, de cuántos gramos para dividirlos en distintos pesos. Por ejemplo de menos de 150 gramos son de descarte o para semillas", explicó la especialista.
"Las variedades que usamos son la Boni INTA y dos que están en proceso de experimentación y que son identificadas con números porque aún no tienen nombre. Son de ciclos cortos. Es decir de 120 días cuando en promedio son de 150. Otra cualidad importante es su alto contenido en azúcares que es muy útil para fines industriales. Además de su buena conservación que es conveniente para la venta como hortaliza", detalló. 
"Es un cultivo que puede realizarse de manera agroecológica, según la escala. De hecho así hemos trabajado, no solo por la extensión, sino porque es otra de las ventajas que presenta producir la verdura en nuestra provincia. La primera cosecha fue en junio de 2017", comentó Blanco. 

 

Lo que se viene

Este año será un nuevo desafío para los técnicos que están a cargo del proyecto. Allí podrán ver nuevas reacciones que tenga la batata producida en suelo puntano. Sin embargo los especialistas buscan ir por más y sumarán a la Facultad de Ciencias agronomía de Villa Mercedes. "De lo que cosechamos hicimos plantines para que hagan una réplica y vean cómo les va en este año. Nosotros vamos a plantar para la campaña 2018/2019 cuatro variedades. Es decir le agregaremos una más que también será del tipo experimental", añadió y agregó que la batata "es un alimento muy nutritivo con antioxidantes y minerales que podría llegar a aumentar su consumo entre los habitantes".  
 

El campo