Colegio San Buenaventura

Suman medidas para probar si hubo abusos en el colegio

Esperan que declare una psicóloga. El principal sospechoso es un profesor de música y también investigan a un catequista. De su casa secuestraron elementos que son analizados por peritos.  

El responsable de la Fiscalía Nº 1, Maximiliano Bazla Cassina, confirmó a El Diario que siguen en la búsqueda de nuevas pruebas o indicios para determinar qué ocurrió en el primer grado "B" del colegio San Buenaventura, donde, tal como denunciaron los tutores, un profesor de música habría abusado de los menores en pleno horario de clases, a través de juegos y canciones. En los últimos días, incorporaron más informes al expediente relacionados a las pericias de los elementos informáticos secuestrados y están a la espera del testimonio de una de las psicólogas particulares. 
A fines de diciembre, el Juzgado de Instrucción Penal y Contravencional, a cargo de Alfredo Cuello, ordenó el allanamiento de la vivienda del principal sospechoso de haberle bajado las prendas a los chicos y de manosearlos. De allí, la policía se llevó 4 celulares, 4 computadoras y una cámara de fotos para determinar si en las fotos, chats o contenidos de cualquier índole, existía alguna relación con la pornografía infantil. Tras haber recibido el informe, citaron al perito a cargo de la sala de Delitos Complejos.
"Observaron cerca de 30 mil fotos y 500 videos pero sólo nos mandaron tres fotografías que podrían tener algún tipo de interés en la causa: una de ellas era de internet y las otras dos son con chicos de 13 a 15 años, que no están desnudos ni en ninguna pose sexual, no hay contenido sexual explícito o implícito, pero igual las mandaron para que pudiéramos analizarlas. En los videos no hay ninguno con contenido pornográfico infantil. Se revisó el historial del buscador de Google y todo lo que había en los elementos", precisó el fiscal.
Bazla Cassina agregó que investigaron acerca de los elementos que podrían haber sido borrados, aplicaciones o softwares que hayan eliminado contenido de interés en la causa, pero que el perito sostuvo que tenían "una tecnología muy básica".
Aún resta que lleguen las pericias realizadas a los materiales que los efectivos policiales se llevaron de la casa de un segundo docente involucrado, que daba catequesis a los niños, y de quien confiscaron más de veinte teléfonos celulares, computadoras, DVDs, CDs, entre otros. "Por lo que nos dijeron, el catequista no viviría solo sino que residiría con un chico que repara celulares, pero igualmente se ordenaron los secuestros y las pericias porque debemos investigar y descartar todo", explicó.
Hasta el momento, el expediente cuenta con más de 70 testimoniales, 17 de las cuales son de los tutores de 14 pequeños, que les transmitieron lo ocurrido; y realizaron Cámara Gesell a cuatro de los nenes del primer grado "B".
"Tenemos mucha esperanza que esta semana nos contesten la mayoría de las pericias y esperamos a los testigos citados que estaban de vacaciones, el 22 llega una psicóloga. Entre hoy y mañana, tomaremos más pruebas que falta que sean decretadas para ordenarlas. Se sigue trabajando. Esperamos tener noticias y llegar al descubrimiento de lo que investigamos", manifestó el fiscal. 

Provincia Colegio San Buenaventuradenuncias por abusoAbusos