eldiariodelarepublica.com
El gobierno nacional no espera roces con el Papa por el aborto

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

El gobierno nacional no espera roces con el Papa por el aborto

Marcos Peña, el jefe de Gabinete, dijo que no hay razón para que el debate genere discusiones con Francisco.

Después de apostar a la chance de debatir el tema en el Congreso, el jefe de Gabinete Marcos Peña salió a negar que la discusión sobre la legalización del aborto pueda provocar una tirantez extra con el Papa Francisco, a raíz del rechazo de la Iglesia Católica.

"No veo razón para que esto genere una discusión con el Papa. Hay temas que son institucionales y se tienen que debatir. Lo más importante es trabajar y que el debate sea respetuoso, que haya libertad y que todas las voces se escuchen", consideró el funcionario macrista.

En una entrevista publicada ayer en un matutino porteño, Peña agregó que es consciente que "la Iglesia tiene una postura muy clara históricamente; habrá que escucharla con detenimiento y atender sus argumentos".

Pese a que es conocida la postura de Mauricio Macri en contra de la iniciativa para despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo, el jefe de Gabinete recalcó que el Presidente tomó la decisión de darle luz verde al debate porque se trata de un tema que "viene desde hace muchos años pidiendo ser debatido".

"Siempre ha sido nuestro objetivo discutir una agenda nutrida. Y cuando surgió esto nos pareció lógico avanzar", aseveró Peña, quien al igual que la mayoría de los integrantes del gabinete de Cambiemos, se opone a la legalización del aborto.

"Lo hablamos con nuestras autoridades porque veíamos que este tema viene desde hace muchos años pidiendo ser debatido", concluyó.

El funcionario rechazó los cuestionamientos del kirchnerismo, que pese a estar en general a favor de la iniciativa, ven en la habilitación del debate una maniobra para distraer la atención de la sociedad respecto de problemas como la inflación.

"Ojalá que este tratamiento se pueda canalizar y que no se busque sacar esa ventaja cortita", contestó, y recordó que "el gobierno anterior no quería discutir el aborto".

"No quiso discutir casi nada, en realidad. No promovió nunca los debates en libertad. Nosotros propusimos un cambio y lo estamos aplicando", finalizó.

 

En contra

En declaraciones televisivas, Peña ratificó su postura en contra del aborto. "No estoy a favor de la despenalización, pero entiendo la complejidad del tema. Hay que darle un debate porque hay posiciones muy en contra, muy a favor y muchos grises en el medio por la complejidad".

Al fundamentar su rechazo, dijo: "Me cuesta abstraerme de la imagen de escuchar el corazón de mis hijos a las 6, 7 semanas, pero entiendo que hay que salir de la creencia y mirar la problemática general".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El gobierno nacional no espera roces con el Papa por el aborto

Marcos Peña, el jefe de Gabinete, dijo que no hay razón para que el debate genere discusiones con Francisco.

En contra. Peña mostró su rechazo a la despenalización del aborto, pero destacó el debate. Foto: NA.

Después de apostar a la chance de debatir el tema en el Congreso, el jefe de Gabinete Marcos Peña salió a negar que la discusión sobre la legalización del aborto pueda provocar una tirantez extra con el Papa Francisco, a raíz del rechazo de la Iglesia Católica.

"No veo razón para que esto genere una discusión con el Papa. Hay temas que son institucionales y se tienen que debatir. Lo más importante es trabajar y que el debate sea respetuoso, que haya libertad y que todas las voces se escuchen", consideró el funcionario macrista.

En una entrevista publicada ayer en un matutino porteño, Peña agregó que es consciente que "la Iglesia tiene una postura muy clara históricamente; habrá que escucharla con detenimiento y atender sus argumentos".

Pese a que es conocida la postura de Mauricio Macri en contra de la iniciativa para despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo, el jefe de Gabinete recalcó que el Presidente tomó la decisión de darle luz verde al debate porque se trata de un tema que "viene desde hace muchos años pidiendo ser debatido".

"Siempre ha sido nuestro objetivo discutir una agenda nutrida. Y cuando surgió esto nos pareció lógico avanzar", aseveró Peña, quien al igual que la mayoría de los integrantes del gabinete de Cambiemos, se opone a la legalización del aborto.

"Lo hablamos con nuestras autoridades porque veíamos que este tema viene desde hace muchos años pidiendo ser debatido", concluyó.

El funcionario rechazó los cuestionamientos del kirchnerismo, que pese a estar en general a favor de la iniciativa, ven en la habilitación del debate una maniobra para distraer la atención de la sociedad respecto de problemas como la inflación.

"Ojalá que este tratamiento se pueda canalizar y que no se busque sacar esa ventaja cortita", contestó, y recordó que "el gobierno anterior no quería discutir el aborto".

"No quiso discutir casi nada, en realidad. No promovió nunca los debates en libertad. Nosotros propusimos un cambio y lo estamos aplicando", finalizó.

 

En contra

En declaraciones televisivas, Peña ratificó su postura en contra del aborto. "No estoy a favor de la despenalización, pero entiendo la complejidad del tema. Hay que darle un debate porque hay posiciones muy en contra, muy a favor y muchos grises en el medio por la complejidad".

Al fundamentar su rechazo, dijo: "Me cuesta abstraerme de la imagen de escuchar el corazón de mis hijos a las 6, 7 semanas, pero entiendo que hay que salir de la creencia y mirar la problemática general".

Logín