eldiariodelarepublica.com
Buscan erradicar el basural que se incendió en Nogolí

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Buscan erradicar el basural que se incendió en Nogolí

La intendenta dijo que reactivó las gestiones en la Planta de Tratamiento y Reciclado de Residuos de Donovan.

Que en Nogolí hay un basural a cielo abierto no es novedad para nadie. Está ubicado, desde hace muchos años, sobre la ruta provincial Nº 3, aproximadamente a mil metros de la avenida 9 de Julio. En el terreno, rodeado de flora autóctona, los vecinos y algunas empresas de construcción acostumbran tirar escombros, residuos domiciliarios y restos de poda. La semana pasada se prendió fuego y la actual intendenta, Claudia Pinelli, reavivó los trámites para erradicarlo definitivamente. Según la jefa comunal hoy irán operadores de la Planta de Tratamiento y Reciclado de Residuos Sólidos Urbanos de Donovan para analizar cuáles serán las obras que tendrán que hacer para solucionar el tema de la basura.

“Hace casi un año cuando proyectaban ‘La Metropolitana’, dentro del Plan de Regionalización de Plantas de Tratamiento y Reciclado de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), a cargo del Ministerio de Medio Ambiente, la localidad estaba incluida dentro de las diez comunas, entre las que figuraba El Trapiche, Potrero de los Funes, El Volcán, Juana Koslay, Villa de la Quebrada y Balde, que firmaron un acta compromiso para llevar a Donovan la disposición final. Pasó el tiempo, terminaron la planta y no volvimos a hablar más”, dijo Pinelli y agregó que en busca de una solución más rápida habló directamente con el gerente administrador de las Plantas de Tratamiento y Reciclado de Residuos Sólidos Urbanos, Oscar Hee.

La jefa comunal explicó que primero les pidieron que llevaran los residuos hasta Villa de la Quebrada y que desde ahí los camiones que pertenecen a la planta los buscarían. “Pero no contamos con un vehículos para trasladarlos. En verano, en el pueblo sacamos cinco camiones por día, tres veces a la semana. Es muchísimo y el basural a cielo abierto es un peligro para todos. De hecho nos asustamos mucho cuando la semana pasada fuimos a apagar el incendio junto a los bomberos del pueblo”, contó Pinelli, y añadió que el gerente administrador de las plantas le explicó que una de las soluciones sería hacer una pequeña obra para poner una batea, en la que recolectarían la basura y ellos pasarían entre 2 o 3 veces a la semana, según la cantidad de residuos que junten, y que el Municipio sólo tendría que pagar el viaje del vehículo y la cantidad de basura.

“Lo que más me preocupa es que el terreno vuelva a incendiarse. Este es un basural a cielo abierto que heredamos y que está hace mucho tiempo, no sabemos cuánto. Según averigüé lo que pasaba era que no sabían a dónde llevar la basura porque no había dónde. La planta de reciclado más cercana está en San Francisco y queda muy lejos”, aseveró y afirmó: “Mañana (por hoy) irán los operadores de Medio Ambiente hasta el terreno para ver qué tipo de obra hay que hacer, cuando tengamos armada la logística empezaríamos a erradicarlo. No sabemos cuánto tiempo llevará, ojalá que veinte días como mucho, pero no queremos que pase de marzo porque es un peligro constante, por eso es mi apuro”. 

Pinelli contó que además compró cestos de basura que actualmente están repartiendo en cada barrio. “Cinco de ellos son específicamente de separación y estarán ubicados en los espacios principales como la plaza saludable, la central y en la escuela, por ejemplo. La idea es que los vecinos vayan acostumbrándose a separar y además buscamos que no lleven más la basura al terreno. Además en abril haremos una ordenanza que manifieste que a todos aquellos vecinos a los que se encuentre llevando y tirando basura, tendrán que pagar una multa. Seremos muy estrictos. No queremos ver más basura en ese espacio”, adelantó y especificó que le ofrecieron una máquina "chipeadora", (que permite reducir los restos de podas) que tendrán que pedir con tiempo y bajo un sistema de turnos, para que todo el material de poda que originen los vecinos, pueda ser eliminado y reutilizado para abonar la tierra.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Buscan erradicar el basural que se incendió en Nogolí

La intendenta dijo que reactivó las gestiones en la Planta de Tratamiento y Reciclado de Residuos de Donovan.

El humo. La mayor preocupación para la jefa comunal es que el basural vuelva a incendiarse. Foto: gentileza Notinogo.

Que en Nogolí hay un basural a cielo abierto no es novedad para nadie. Está ubicado, desde hace muchos años, sobre la ruta provincial Nº 3, aproximadamente a mil metros de la avenida 9 de Julio. En el terreno, rodeado de flora autóctona, los vecinos y algunas empresas de construcción acostumbran tirar escombros, residuos domiciliarios y restos de poda. La semana pasada se prendió fuego y la actual intendenta, Claudia Pinelli, reavivó los trámites para erradicarlo definitivamente. Según la jefa comunal hoy irán operadores de la Planta de Tratamiento y Reciclado de Residuos Sólidos Urbanos de Donovan para analizar cuáles serán las obras que tendrán que hacer para solucionar el tema de la basura.

“Hace casi un año cuando proyectaban ‘La Metropolitana’, dentro del Plan de Regionalización de Plantas de Tratamiento y Reciclado de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), a cargo del Ministerio de Medio Ambiente, la localidad estaba incluida dentro de las diez comunas, entre las que figuraba El Trapiche, Potrero de los Funes, El Volcán, Juana Koslay, Villa de la Quebrada y Balde, que firmaron un acta compromiso para llevar a Donovan la disposición final. Pasó el tiempo, terminaron la planta y no volvimos a hablar más”, dijo Pinelli y agregó que en busca de una solución más rápida habló directamente con el gerente administrador de las Plantas de Tratamiento y Reciclado de Residuos Sólidos Urbanos, Oscar Hee.

La jefa comunal explicó que primero les pidieron que llevaran los residuos hasta Villa de la Quebrada y que desde ahí los camiones que pertenecen a la planta los buscarían. “Pero no contamos con un vehículos para trasladarlos. En verano, en el pueblo sacamos cinco camiones por día, tres veces a la semana. Es muchísimo y el basural a cielo abierto es un peligro para todos. De hecho nos asustamos mucho cuando la semana pasada fuimos a apagar el incendio junto a los bomberos del pueblo”, contó Pinelli, y añadió que el gerente administrador de las plantas le explicó que una de las soluciones sería hacer una pequeña obra para poner una batea, en la que recolectarían la basura y ellos pasarían entre 2 o 3 veces a la semana, según la cantidad de residuos que junten, y que el Municipio sólo tendría que pagar el viaje del vehículo y la cantidad de basura.

“Lo que más me preocupa es que el terreno vuelva a incendiarse. Este es un basural a cielo abierto que heredamos y que está hace mucho tiempo, no sabemos cuánto. Según averigüé lo que pasaba era que no sabían a dónde llevar la basura porque no había dónde. La planta de reciclado más cercana está en San Francisco y queda muy lejos”, aseveró y afirmó: “Mañana (por hoy) irán los operadores de Medio Ambiente hasta el terreno para ver qué tipo de obra hay que hacer, cuando tengamos armada la logística empezaríamos a erradicarlo. No sabemos cuánto tiempo llevará, ojalá que veinte días como mucho, pero no queremos que pase de marzo porque es un peligro constante, por eso es mi apuro”. 

Pinelli contó que además compró cestos de basura que actualmente están repartiendo en cada barrio. “Cinco de ellos son específicamente de separación y estarán ubicados en los espacios principales como la plaza saludable, la central y en la escuela, por ejemplo. La idea es que los vecinos vayan acostumbrándose a separar y además buscamos que no lleven más la basura al terreno. Además en abril haremos una ordenanza que manifieste que a todos aquellos vecinos a los que se encuentre llevando y tirando basura, tendrán que pagar una multa. Seremos muy estrictos. No queremos ver más basura en ese espacio”, adelantó y especificó que le ofrecieron una máquina "chipeadora", (que permite reducir los restos de podas) que tendrán que pedir con tiempo y bajo un sistema de turnos, para que todo el material de poda que originen los vecinos, pueda ser eliminado y reutilizado para abonar la tierra.

Logín