El campo

Trazan una agenda para volver a impulsar la industria puntana

Energía, impuestos y logística son los principales temas que el sector quiere resolver para crecer. 

Hay que resolver algunos temas que están frenando un posible crecimiento concreto y la generación de más empleo, que es lo que todos queremos". De esa manera sintetizó el presidente de la Cámara de Industria de Villa Mercedes, Martín André, la importancia de entablar una agenda común con el Gobierno de la Provincia. Con el visto bueno del Ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Sergio Freixes, empezarán a desarrollar una serie de reuniones que tienen como fin último darle un nuevo impulso a la siempre pujante industria sanluiseña, en un escenario que tiene nuevas reglas de juego.

Energía eléctrica, impuestos provinciales y municipales, ocupación de mano de obra y análisis de las diferentes ramas de la actividad, son algunos de los tópicos que André enumeró como prioritarios para debatir en las mesas de diálogo que comenzarán a tener con los funcionarios de San Luis. Pero también hay temas de alcance nacional que piden a gritos una solución para que el sector pueda ganar competitividad.

"Hay aspectos vinculados al desarrollo pendientes, como las leyes de promoción y el famoso decreto 699. Pero también hay que poner el foco en el tema logístico. Estamos con una desventaja enorme porque no sólo no tenemos tren, sino que tenemos rutas colapsadas y eso implica mayores costos para las empresas en la provincia. Estas cuestiones hay que plantearlas a nivel nacional porque tenemos una industria en funcionamiento pero hay que atenderla", declaró el ingeniero que carga con una gran trayectoria en puestos de gerencia.

El de las fábricas es uno de los sectores más influyentes en la economía local. En la provincia están activas más de 300 plantas que emplean a unas 20.000 personas de forma directa y a otra cantidad igual de manera indirecta. Representa, de ese modo, un poco más del 35% del total del Producto Bruto Interno (PBI).

Entre las décadas de 1980 y 1990, San Luis hizo su apuesta más fuerte a la industria con la Ley de Promoción como principal herramienta, y extendió su apoyo con obras de infraestructura que le facilitaron los caminos al sector.
 

El campo industria puntanaProducciónreactivación