VILLA MERCEDES

Conocé cómo será el escenario y qué pidió Residente

El Anfiteatro de La Pedrera recibirá otro show internacional de lujo. Acá todos los pormenores.

A un día para el recital de Residente en el Anfiteatro La Pedrera, los técnicos están en su carrera contrarreloj para terminar el escenario, que tiene 12,85 metros de ancho, un fondo de 7,72 metros y una circunferencia hacia delante de 13 metros. Las puertas abrirán a las 20 y la magia comenzará a las 22.

Estas medidas están conformes a lo solicitado por el artista de Puerto Rico. La estructura armada no es la misma a la que cuenta las instalaciones de Villa Mercedes: esta tiene 13 metros de alto. Los tamaños fueron amoldados especialmente para que encajara el deseo del cantante con la infraestructura.

“La iluminación es digna de lo que solicita un artista internacional. Además cuenta con una pantalla configurada, de seis metros por tres, que a los costados lleva otras dos. Ahí se emitirá material que traerá Residente”, adelantó Marcelo Parosky, a cargo de la producción técnica de La Pedrera. Al costado tiene monitores con un sistema de audio ubicado en las columnas de sonido.

El encargado comentó que el sistema de sonido JBL es “bestial” y es de “última generación”. “Es el mismo con el que da recitales en Buenos Aires”, explicó.

El martes se comenzó con el armado de la estructura y el miércoles se inició la colocación del audio, pantallas e iluminación.

“Recomiendo al público que venga al show porque no será el mismo a los que da en otra parte del país”, invitó el jefe de la producción técnica.

 

Sus condiciones

Los trabajadores de La Pedrera están sorprendidos por la simpleza de Residente y aseguraron que lo solicitado para brindar el recital no es nada del otro mundo.

“Pidió cosas básicas. Por ejemplo, de cena quiso pollo con puré y exigió agua de coco, lo mismo que Maluma, pero suponemos que se debe a sus orígenes caribeños o para cuidar de sus voces”, sostuvo Parosky.

Requirió sillones, normales, una heladera para tener bebidas frías y un pack de cerveza para la finalización del espectáculo. “Todo muy austero”, acotó. La simpleza también la sintieron con la llegada de los técnicos, quienes se mostraron predispuestos y colaboraron “con la mejor onda”.

Espectáculos residentela pedrera