eldiariodelarepublica.com
Muestra de arte conjunta de Juan Gilli y Jeremías Cozzani

Escuchanos EN VIVO!
X

Muestra de arte conjunta de Juan Gilli y Jeremías Cozzani

Los artistas expusieron sus mejores trabajos en la inauguración de la petit galería de una casa de té escondida en Merlo.

En Merlo el arte crece al pie de las Sierras de los Comechingones, y en la petit galería de la casa de té "Merlín", dos amigos, Jeremías Cozzani y Juan Gilli, abrieron una peculiar exhibición artística entre pinturas y joyería.

“No me esperaba tanta gente, la noche nos acompañó porque el clima fue ideal, compartimos arte entre copas y amigos”, contó Gilli sobre lo que para él fue “una muestra realmente única”. Por su lado, Cozzani aseguró que “quedó una sala de arte única con piezas de selección, el lugar 'Merlín' es mágico”.

El entusiasmo no sólo embargó a los artistas sino también a Mario, el dueño, ya que es la primera exposición que se realiza en la casa de té. Mario decidió poner una pequeña galería de arte en un espacio hecho por él mismo con piedras y troncos con una iluminación que resalta cada escultura y pintura. Además cuenta con una pared de bodega completa de excelentes vinos.

“Busco transmitir y reflejar una pizca de la creación” explicó Cozzani, quien heredó de su padre el oficio de la platería. Desde muy pequeño, junto a él en su banco de trabajo, dio los primeros pasos martillando y modelando la plata. Entre los primeros trabajos resaltó mates, bombillas y cucharitas que lo iniciaron en el camino que eligió como medio de vida. “Buscando mi impronta, humildemente, inspirado en la creación que nos rodea”, agregó sobre las creaciones a las que fue forjando con formas únicas en oro, plata y piedras preciosas.

“La muestra superó lo que esperábamos, las personas se están abriendo más al arte”, dijo Gilli sobre esta muestra permanente con entrada gratuita. En el debut contaron con más de 80 invitados que disfrutaron y comentaron las seis pinturas de mediano formato de óleo sobre tela, dos esculturas de gran formato bañadas en plata, y las piezas de joyería.

Gilli y Cozzani se conocieron en Merlo hace siete años, comparten el espacio de la sala de Emaús y siempre comparten diseños e ideas. También hay una relación familiar que los une, son cuñados, pero Gilli no dudó en afirmar que la relación es tan buena “que es un hermano”.

Ambos estuvieron muy emocionados con el desarrollo del evento, que comenzó a las 20 y aun continuaba a la una de la mañana. Además de la exhibición estuvo el grupo musical “Malbec”, cuya cantante, Nazarena, hipnotizó a la audiencia con sus interpretaciones.

Lo que sorprendió a los asistentes fue un detalle importante en "Merlín": su ubicación.

Es como un lugar escondido al pie de las sierras hasta encontrarse con la sala de arte. “A muchos les costó llegar porque realmente el lugar está apartado”, comentó Gilli pero aclaró que es un espacio especialmente generado para que quienes lo conocen tengan una intimidad y tranquilidad para compartir el té y la gastronomía que propone el lugar”.

La petit galería  "Merlín" invita al público a deleitarse con estos nuevos trabajos, en su antigua bodega, escondida entre molles, chañares y espinillos, rodeado de arroyos, para compartir con la naturaleza algunas obras seleccionadas de joyería, esculturas de plata y pinturas.


 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Muestra de arte conjunta de Juan Gilli y Jeremías Cozzani

Los artistas expusieron sus mejores trabajos en la inauguración de la petit galería de una casa de té escondida en Merlo.

Por primera vez. El propietario de la casa de té incluyó una original galería de arte. Foto: Juan Gilli.

En Merlo el arte crece al pie de las Sierras de los Comechingones, y en la petit galería de la casa de té "Merlín", dos amigos, Jeremías Cozzani y Juan Gilli, abrieron una peculiar exhibición artística entre pinturas y joyería.

“No me esperaba tanta gente, la noche nos acompañó porque el clima fue ideal, compartimos arte entre copas y amigos”, contó Gilli sobre lo que para él fue “una muestra realmente única”. Por su lado, Cozzani aseguró que “quedó una sala de arte única con piezas de selección, el lugar 'Merlín' es mágico”.

El entusiasmo no sólo embargó a los artistas sino también a Mario, el dueño, ya que es la primera exposición que se realiza en la casa de té. Mario decidió poner una pequeña galería de arte en un espacio hecho por él mismo con piedras y troncos con una iluminación que resalta cada escultura y pintura. Además cuenta con una pared de bodega completa de excelentes vinos.

“Busco transmitir y reflejar una pizca de la creación” explicó Cozzani, quien heredó de su padre el oficio de la platería. Desde muy pequeño, junto a él en su banco de trabajo, dio los primeros pasos martillando y modelando la plata. Entre los primeros trabajos resaltó mates, bombillas y cucharitas que lo iniciaron en el camino que eligió como medio de vida. “Buscando mi impronta, humildemente, inspirado en la creación que nos rodea”, agregó sobre las creaciones a las que fue forjando con formas únicas en oro, plata y piedras preciosas.

“La muestra superó lo que esperábamos, las personas se están abriendo más al arte”, dijo Gilli sobre esta muestra permanente con entrada gratuita. En el debut contaron con más de 80 invitados que disfrutaron y comentaron las seis pinturas de mediano formato de óleo sobre tela, dos esculturas de gran formato bañadas en plata, y las piezas de joyería.

Gilli y Cozzani se conocieron en Merlo hace siete años, comparten el espacio de la sala de Emaús y siempre comparten diseños e ideas. También hay una relación familiar que los une, son cuñados, pero Gilli no dudó en afirmar que la relación es tan buena “que es un hermano”.

Ambos estuvieron muy emocionados con el desarrollo del evento, que comenzó a las 20 y aun continuaba a la una de la mañana. Además de la exhibición estuvo el grupo musical “Malbec”, cuya cantante, Nazarena, hipnotizó a la audiencia con sus interpretaciones.

Lo que sorprendió a los asistentes fue un detalle importante en "Merlín": su ubicación.

Es como un lugar escondido al pie de las sierras hasta encontrarse con la sala de arte. “A muchos les costó llegar porque realmente el lugar está apartado”, comentó Gilli pero aclaró que es un espacio especialmente generado para que quienes lo conocen tengan una intimidad y tranquilidad para compartir el té y la gastronomía que propone el lugar”.

La petit galería  "Merlín" invita al público a deleitarse con estos nuevos trabajos, en su antigua bodega, escondida entre molles, chañares y espinillos, rodeado de arroyos, para compartir con la naturaleza algunas obras seleccionadas de joyería, esculturas de plata y pinturas.


 

Logín