Provincia

En el Stoikheia dicen que ya no tienen deudas con los docentes

A pesar que sólo el 25% de los padres se puso al día con las cuotas, el dinero alcanzó para pagar el aguinaldo a los maestros.

Tras las tumultuosas vacaciones que vivió el instituto Stoikheia, parece que de a poco empieza a encaminar el rumbo. Las autoridades del establecimiento confirmaron que los docentes cobraron el aguinaldo correspondiente a diciembre, que la institución les adeudaba. Señalan que eso fue posible gracias a que un 25% de los padres que tenían deuda (escalaba a un millón y medio de pesos en total), regularizaron su situación dentro del “ultimátum” de 10 días que les dio la institución para que el litigio no pasara al ámbito judicial. Aseguran que el lunes comenzarán las clases.

“Pudimos regularizar nuestra situación con los docentes, a quienes se les debía el aguinaldo de diciembre. El problema económico, gracias a Dios, ya se solucionó, cancelamos todas las deudas”, aseguró Gabriela Bodar, directora del Instituto. Sus palabras fueron ratificadas por los propios profesores del instituto, que se mostraron aliviados por haber recibido el pago.

Al ser una escuela que no recibe subsidios de ningún tipo, la situación es clara: para afrontar los gastos, es necesario percibir las cuotas de los alumnos. Ése fue el origen del conflicto, coincidieron los directivos y los docentes.

Por eso el depósito del aguinaldo fue posible gracias a que algunos padres pudieron pagar sus deudas, que en algunos casos alcanzaban los $60 mil.

“Las deudas de los padres es un conflicto que ya está en la parte de legales. Hace unas semanas el abogado les dio un plazo de 10 días para que regularicen su situación. Ahí un 25% de los tutores se acercó y saldó su deuda. A partir de que concluyó ese plazo, los que no regularizaron, pasaron al área legal”, indicó Bodar.

En relación a lo académico, la directora afirmó que el lunes comenzarán las clases en el Stoikheia, una semana después que en el resto de los establecimientos escolares provinciales, debido a un “problema edilicio”. También ante las dudas que se habían generado sobre si todos los alumnos iban a poder rendir sus materias adeudadas (a pesar que sus padres aún mantuvieran una deuda con el establecimiento), manifestó que “en la mesa de examen se le dio la posibilidad de rendir a absolutamente todos los chicos, sin importar si sus padres mantenían una deuda o no, con el instituto. No se prohibió a nadie”.

Por último, Bodar volvió a ratificar que el instituto estará abierto durante todo el año, incluso el siguiente también, desmintiendo algunos rumores de cierre.

“Quiero evacuar las dudas que tienen los padres respecto a rumores que surgieron en algunos medios. Siguen ensañándose con la escuela, la quieren ensuciar, diciendo que este año vamos a cerrar. La escuela va a abrir todo el año, y el que viene también, con normalidad, en los dos edificios. No me gusta que salgan estas noticias de la nada, embarrando a una institución que la viene luchando en la provincia, atendiendo a chicos con capacidades diferentes. Somos una escuela a la vanguardia en cuanto a integración. Creo que acá se mezcló lo pedagógico con lo económico”, concluyó.

Deudas y peligro de cierre

El conflicto del instituto Stoikheia se originó a partir de que en enero unos docentes hablaron con los medios destapando una olla en ebullición: todavía les debían el aguinaldo de diciembre.

A raíz de eso, la directora dijo que un 76% de los tutores mantenía una deuda con el establecimiento, y por eso no podían afrontar los gastos.

Los días pasaban y la situación seguía igual, lo que generaba que los rumores de cierre del establecimiento, se acrecentaran.

El conflicto con los docentes se tensó a raíz de una serie de despidos, que la directora justificó dentro de una reestructuración académica, por materias que ya no se iban a dictar más.

Finalmente algunos padres pagaron, se regularizó la deuda con los docentes, y por ahora, parece haber un poco de paz.

Provincia instituto stoikheiasin deudasdocentesSan Luis