eldiariodelarepublica.com
Reinas de la montaña: las joyitas del mountain bike

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Reinas de la montaña: las joyitas del mountain bike

Mariano Aostri

Sofía González y Francisca Chiessa Bachey son dos de las máximas exponentes de San Luis. Luchan por triunfar y porque crezca el género.

Simpáticas, extrovertidas y, sobre todo, aguerridas, Sofía González y Francisca Chiessa Bachey son dos joyitas del deporte villamercedino que hoy festejarán el Día de la Mujer con muchas expectativas, a la espera que en un futuro cercano más jóvenes como ellas se sumen a la actividad física. En sus casos al mountain bike, donde la mujer lucha por hacerse un lugar y equilibrar la balanza frente los hombres.

“Actualmente hay más mujeres que cuando empecé, pero todavía hay que seguir fomentando el ciclismo femenino. Mejorar en lo organizativo, más que nada las premiaciones (en efectivo) para que sean iguales al que tienen los hombres", le cuenta al Suplemento DxT Francisca, 4ª en el ranking mundial UCI (Unión Ciclista Internacional) en la categoría damas juniors.

Sofía, escucha atentamente y agrega: “En algunas carreras no se respetan las categorías y muchas veces juntan tres o cuatro. Es porque no se inscriben participantes y terminás corriendo con chicas más grandes, esforzándote más”.

Tanto Sofía (13) como Francisca  (17) comenzaron en el MTB de chicas. Francisca arrancó a los 12 años y desde ahí no paró. Se tomó un año para entender de qué se trataba y después se largó. Cosechó varios podios importantes e integró la Selección Argentina en el Panamericano de Colombia y en el Mundial de Australia, ambos en 2017. Mientras Sofía agarró la bici a los 5 años, obteniendo también buenos resultados a nivel nacional. De hecho, conquistó dos preseas doradas para San Luis en los últimos Juegos Evita disputados en Mar del Plata.

“Viajar a los Juegos Evita fue una experiencia increíble, recuerdo que la noche anterior a la competencia no podía dormir de los nervios y volví locas a mis compañeras de habitación que me decían que me iba a ir bien. Después gané y todas me cargaban”, comenta Sofía, quien empezó a cursar el 2° año en el Instituto Nuestra Señora del Carmen y a pesar de las cargas horarias cumple religiosamente dos horas diarias de entrenamiento. “Tengo una rutina marcada (planificada por Sebastián Fernández) y tratamos de no cargarnos. Exige sacrificio, pero se puede hacer bien”, dijo.

Francisca, por su parte, tampoco la tiene fácil en el día a día. Empezó a cursar en la facultad la carrera de Contador Público Nacional, por lo que señala a modo de ejemplo que mantenerse en forma “no es imposible”, sino más “una cuestión de acomodar bien los horarios”. “Curso por las tardes en la universidad y a la mañana salgo a entrenar. Por la tarde noche, cuando llego de la facultad voy al gimnasio”, detalla la mejor argentina en su categoría ubicada en el ranking mundial.

Toda esa dedicación, pasión y entrega puede generar sin dudas cansancio en cualquier otro deportistas, pero no en estas dos villamercedinas que dicen tener claro sus objetivos y compartir idolatría por las mismas referentes: la suiza Jolanda Neff y la judoca argentina Paula "La Peque" Pareto.

“Yolanda es la actual número uno del mundo, se destaca siempre en las carreras y tiene mucha personalidad. Y me gusta Pareto porque compartí con ella una concentración y nos dio una charla sobre la importancia del conocimiento en el deporte, eso me incentivó muchísimo”, subraya Francisca.

“Todas queremos ser como Neff, es muy buena. Y me encanta Pareto porque ganó el oro olímpico y además se recibió de médica, es un ejemplo de que se pueden hacer las dos cosas”, tiró a su turno Sofía.

Para ellas el calendario 2018 ya empezó. Las dos buscarán este año no sólo destacarse en una disciplina en donde prevalecen los hombres, sino también sumar rodaje en competencias internacionales (viajarán en abril al Panamericano de Colombia). Demostrar que tienen talento y que pueden ser un espejo para que otras chicas se animen al MTB femenino. En el caso puntual de Francisca, intentará además meterse en las Olimpíadas de la Juventud con sede en Buenos Aires.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Reinas de la montaña: las joyitas del mountain bike

Sofía González y Francisca Chiessa Bachey son dos de las máximas exponentes de San Luis. Luchan por triunfar y porque crezca el género.

Con la misma mentalidad. Son la sangre nueva del ciclismo y tienen un gran futuro por delante. Brillan en cada competencia que se presentan y buscarán este año festejar en pruebas internacionales. Dicen estar bien preparadas. Fotos: Héctor Portela.

Simpáticas, extrovertidas y, sobre todo, aguerridas, Sofía González y Francisca Chiessa Bachey son dos joyitas del deporte villamercedino que hoy festejarán el Día de la Mujer con muchas expectativas, a la espera que en un futuro cercano más jóvenes como ellas se sumen a la actividad física. En sus casos al mountain bike, donde la mujer lucha por hacerse un lugar y equilibrar la balanza frente los hombres.

“Actualmente hay más mujeres que cuando empecé, pero todavía hay que seguir fomentando el ciclismo femenino. Mejorar en lo organizativo, más que nada las premiaciones (en efectivo) para que sean iguales al que tienen los hombres", le cuenta al Suplemento DxT Francisca, 4ª en el ranking mundial UCI (Unión Ciclista Internacional) en la categoría damas juniors.

Sofía, escucha atentamente y agrega: “En algunas carreras no se respetan las categorías y muchas veces juntan tres o cuatro. Es porque no se inscriben participantes y terminás corriendo con chicas más grandes, esforzándote más”.

Tanto Sofía (13) como Francisca  (17) comenzaron en el MTB de chicas. Francisca arrancó a los 12 años y desde ahí no paró. Se tomó un año para entender de qué se trataba y después se largó. Cosechó varios podios importantes e integró la Selección Argentina en el Panamericano de Colombia y en el Mundial de Australia, ambos en 2017. Mientras Sofía agarró la bici a los 5 años, obteniendo también buenos resultados a nivel nacional. De hecho, conquistó dos preseas doradas para San Luis en los últimos Juegos Evita disputados en Mar del Plata.

“Viajar a los Juegos Evita fue una experiencia increíble, recuerdo que la noche anterior a la competencia no podía dormir de los nervios y volví locas a mis compañeras de habitación que me decían que me iba a ir bien. Después gané y todas me cargaban”, comenta Sofía, quien empezó a cursar el 2° año en el Instituto Nuestra Señora del Carmen y a pesar de las cargas horarias cumple religiosamente dos horas diarias de entrenamiento. “Tengo una rutina marcada (planificada por Sebastián Fernández) y tratamos de no cargarnos. Exige sacrificio, pero se puede hacer bien”, dijo.

Francisca, por su parte, tampoco la tiene fácil en el día a día. Empezó a cursar en la facultad la carrera de Contador Público Nacional, por lo que señala a modo de ejemplo que mantenerse en forma “no es imposible”, sino más “una cuestión de acomodar bien los horarios”. “Curso por las tardes en la universidad y a la mañana salgo a entrenar. Por la tarde noche, cuando llego de la facultad voy al gimnasio”, detalla la mejor argentina en su categoría ubicada en el ranking mundial.

Toda esa dedicación, pasión y entrega puede generar sin dudas cansancio en cualquier otro deportistas, pero no en estas dos villamercedinas que dicen tener claro sus objetivos y compartir idolatría por las mismas referentes: la suiza Jolanda Neff y la judoca argentina Paula "La Peque" Pareto.

“Yolanda es la actual número uno del mundo, se destaca siempre en las carreras y tiene mucha personalidad. Y me gusta Pareto porque compartí con ella una concentración y nos dio una charla sobre la importancia del conocimiento en el deporte, eso me incentivó muchísimo”, subraya Francisca.

“Todas queremos ser como Neff, es muy buena. Y me encanta Pareto porque ganó el oro olímpico y además se recibió de médica, es un ejemplo de que se pueden hacer las dos cosas”, tiró a su turno Sofía.

Para ellas el calendario 2018 ya empezó. Las dos buscarán este año no sólo destacarse en una disciplina en donde prevalecen los hombres, sino también sumar rodaje en competencias internacionales (viajarán en abril al Panamericano de Colombia). Demostrar que tienen talento y que pueden ser un espejo para que otras chicas se animen al MTB femenino. En el caso puntual de Francisca, intentará además meterse en las Olimpíadas de la Juventud con sede en Buenos Aires.

Logín