eldiariodelarepublica.com
Miguel Baldoni: mirada de campeón

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Miguel Baldoni: mirada de campeón

El piloto volvió al triunfo luego de tres años y se metió de lleno en la lucha por el campeonato, el gran anhelo del puntano.

Luego de poco más de tres años, Miguel Baldoni se sacó las ganas de volver a festejar en la clase mayor del Rally Argentino. Un triunfo que, como él mismo admitió, llegó en el momento justo, para renovar las ilusiones y tomar envión para ir por su primera corona en la principal divisional.

Ya más frío, pero con la alegría a flor de piel, el piloto puntano de la Compañía General de Rally le contó a El Diario las sensaciones que le dejó el éxito en Tafí del Valle (Tucumán).

"Tuvimos una semana distinta. Cuando volvés de una carrera en la que te va mal, quedás amargado mucho tiempo. Pero cuando volvés de ganar, te cambia la actitud para todo. Estás con buena energía; cambia el ánimo, la confianza...", dijo.

—¿Qué pasa por la cabeza cuando los resultados no se dan?

—A todas las carreras vamos a ganar. Pero cuando no se da, la mochila se empieza a cargar. Y eso nos pasaba, porque no se veía reflejado el esfuerzo y el trabajo del equipo, del navegante... Y te enceguecés en eso de querer ganar. Pero para pelear un campeonato tenés que saber sumar. Uno a veces pierde ese camino y se focaliza en ganar cuando no tenés el auto para hacerlo.

—¿Qué fue lo que cambió en esta carrera?

—Antes creo que no tuvimos suerte pese a estar cerca varias veces. Pero son carreras de autos. En ésta se nos dio y capaz que yo manejé igual que siempre y el equipo trabajó de igual manera. Sí ahora me organicé para dedicarle más tiempo al auto, para ir a probar, para apostar al desarrollo...".

—¿Cuál fue la clave?

—Esta carrera se ganó debajo del auto, por lo que laburaron los chicos de la CGR. El viernes en el shakedown éramos un segundo más lento que el resto. Pero estuvieron toda la noche sin dormir buscando el problema y el sábado estuvimos peleando adelante. Con esto no quiero decir que si antes no gané fue por temas ajenos, sino que soy consciente de que cometí errores y que la confianza y concentración no eran las mismas que ahora.

—En los últimos dos años cambiaste de equipo varias veces. ¿Cómo estás ahora?

—Cuento con un equipo que responde y que tiene las mismas ganas de ser competitivos y pelear el campeonato que nosotros.

Tenemos una base sólida, pero aún nos falta mucho por mejorar. Sí estoy convencido de que este éxito nos hará dar un salto importante".

—No es la primera vez que peleas un campeonato, tuviste la chance y siempre algún inconveniente te jugó en contra. ¿Cómo hay que encarar lo que falta, que es bastante? (son ocho fechas)

—Hay que seguir trabajando en la confiabilidad. Si venís peleando un torneo hay que ser pensantes y a veces tomar decisiones inteligentes. Buscaremos concentrarnos en sumar. Otros años sólo pensábamos en ganar, ahora lo importante es no dejar puntos en el camino.

—¿Qué te da este triunfo?

—Este triunfo nos entusiasma, nos da un envión anímico importante y nos renueva las energías. Era necesario para todos, el equipo, nuestras familias y nosotros lo necesitábamos. No estábamos mal, pero el clima no es el mismo cuando los resultados se dan, a cuando eso no ocurre.

—Desde que saliste campeón en el 2009 dentro de la clase N4 Light, luego siempre fuiste protagonista en la elite del Rally Argentino. ¿Qué es lo que te falta?

—El campeonato es una materia pendiente que tenemos con Tuti (Franchello, su navegante). No nos queremos retirar sin lograr un campeonato dentro de la clase mayor del Argentino. Ya fuimos subcampeones y obtuvimos títulos en otras clases, pero nos falta ese para quedarnos tranquilos. Este año queremos ser firmes candidatos a la corona.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Más que un navegante, un amigo de Baldoni

"Somos más que piloto y navegante. Conformamos una dupla de amigos que nos conocemos a la perfección. 'Miguelito' es uno de los mejores pilotos y profesionales con los que he corrido", reveló Gustavo Franchello, el navegante y quien conoce mejor que nadie a Miguel Baldoni tras muchos años de recorrer juntos los caminos.

Todos sabían de las ganas de Miguel de volver a ganar dentro de la clase mayor, algo que no hacía desde el Rally de San Luis que abrió el ejercicio 2015.

"Quien no ganó nunca una carrera aún no sabe lo que se siente. Pero el que ya lo hizo, se desespera por volver a hacerlo y por suerte pudimos revertir esa racha que traíamos hace bastante tiempo. Andábamos bien pero no se podía redondear, por errores nuestros o por alguna falla", sentenció Tuti, que en su tiempo libre le gusta andar en cuatriciclos en su Villa Dolores natal.

Con respecto a cómo ve la continuidad de esta temporada, cuando faltan ocho competencias por delante, el cordobés dijo: "Hay jóvenes talentos que vienen muy rápido y cuando logren regular la velocidad van a ser más competitivos. Además están los experimentados de siempre como Federico Villagra, Alejandro Cancio, Gerónimo Padilla, David Nalbandian que cada vez anda mejor. Sólo falta Marcos Ligato, el resto están todos. Va a ser muy duro, pero tenemos el objetivo claro y estamos maduros como para luchar hasta el final".

Miguel Baldoni: mirada de campeón

El piloto volvió al triunfo luego de tres años y se metió de lleno en la lucha por el campeonato, el gran anhelo del puntano.

Para volver a soñar. El puntano tuvo un arranque de temporada muy alentador y en la segunda competencia del año en Tucumán pudo subir a lo más alto del podio. Foto: Daniel Halac.

Luego de poco más de tres años, Miguel Baldoni se sacó las ganas de volver a festejar en la clase mayor del Rally Argentino. Un triunfo que, como él mismo admitió, llegó en el momento justo, para renovar las ilusiones y tomar envión para ir por su primera corona en la principal divisional.

Ya más frío, pero con la alegría a flor de piel, el piloto puntano de la Compañía General de Rally le contó a El Diario las sensaciones que le dejó el éxito en Tafí del Valle (Tucumán).

"Tuvimos una semana distinta. Cuando volvés de una carrera en la que te va mal, quedás amargado mucho tiempo. Pero cuando volvés de ganar, te cambia la actitud para todo. Estás con buena energía; cambia el ánimo, la confianza...", dijo.

—¿Qué pasa por la cabeza cuando los resultados no se dan?

—A todas las carreras vamos a ganar. Pero cuando no se da, la mochila se empieza a cargar. Y eso nos pasaba, porque no se veía reflejado el esfuerzo y el trabajo del equipo, del navegante... Y te enceguecés en eso de querer ganar. Pero para pelear un campeonato tenés que saber sumar. Uno a veces pierde ese camino y se focaliza en ganar cuando no tenés el auto para hacerlo.

—¿Qué fue lo que cambió en esta carrera?

—Antes creo que no tuvimos suerte pese a estar cerca varias veces. Pero son carreras de autos. En ésta se nos dio y capaz que yo manejé igual que siempre y el equipo trabajó de igual manera. Sí ahora me organicé para dedicarle más tiempo al auto, para ir a probar, para apostar al desarrollo...".

—¿Cuál fue la clave?

—Esta carrera se ganó debajo del auto, por lo que laburaron los chicos de la CGR. El viernes en el shakedown éramos un segundo más lento que el resto. Pero estuvieron toda la noche sin dormir buscando el problema y el sábado estuvimos peleando adelante. Con esto no quiero decir que si antes no gané fue por temas ajenos, sino que soy consciente de que cometí errores y que la confianza y concentración no eran las mismas que ahora.

—En los últimos dos años cambiaste de equipo varias veces. ¿Cómo estás ahora?

—Cuento con un equipo que responde y que tiene las mismas ganas de ser competitivos y pelear el campeonato que nosotros.

Tenemos una base sólida, pero aún nos falta mucho por mejorar. Sí estoy convencido de que este éxito nos hará dar un salto importante".

—No es la primera vez que peleas un campeonato, tuviste la chance y siempre algún inconveniente te jugó en contra. ¿Cómo hay que encarar lo que falta, que es bastante? (son ocho fechas)

—Hay que seguir trabajando en la confiabilidad. Si venís peleando un torneo hay que ser pensantes y a veces tomar decisiones inteligentes. Buscaremos concentrarnos en sumar. Otros años sólo pensábamos en ganar, ahora lo importante es no dejar puntos en el camino.

—¿Qué te da este triunfo?

—Este triunfo nos entusiasma, nos da un envión anímico importante y nos renueva las energías. Era necesario para todos, el equipo, nuestras familias y nosotros lo necesitábamos. No estábamos mal, pero el clima no es el mismo cuando los resultados se dan, a cuando eso no ocurre.

—Desde que saliste campeón en el 2009 dentro de la clase N4 Light, luego siempre fuiste protagonista en la elite del Rally Argentino. ¿Qué es lo que te falta?

—El campeonato es una materia pendiente que tenemos con Tuti (Franchello, su navegante). No nos queremos retirar sin lograr un campeonato dentro de la clase mayor del Argentino. Ya fuimos subcampeones y obtuvimos títulos en otras clases, pero nos falta ese para quedarnos tranquilos. Este año queremos ser firmes candidatos a la corona.

 

Logín