eldiariodelarepublica.com
Trabajos en conjunto para que crezca la fruticultura

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Trabajos en conjunto para que crezca la fruticultura

Magdalena Strongoli

El Programa Mosca de los Frutos realiza pulverizaciones de manera gratuita para quienes se registren. Por su parte INTA ofrece asesoramiento técnico sin costo sobre cultivos. 

Los árboles que dan frutas son capaces de acercar a personas que no trabajan en la producción la posibilidad de experimentar cómo obtener alimentos de la naturaleza. Por ese motivo, tanto profesionales del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) como del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción trabajan para incentivar que la gente sume a esa clase de especies en sus patios y jardines.

Aquellos que cuenten con más espacio y gusten de cosechar sus frutos, serán motivados para realizar producciones comerciales. Por un lado el INTA insta a que quienes tengan frutales para que consulten en el organismo sobre las medidas preventivas para evitar la mosca de los frutos. En cambio el programa provincial que combate la plaga que trae pérdidas de volúmenes, ofrece el cuidado y mantenimientos sanitario, no sólo de los árboles colocados, sino también de los que cada persona coloque de manera particular.   

Esteban Suárez es técnico del Programa Pro Huerta del INTA San Luis y habló con El Diario para dar detalles técnicos de cómo trabajar para conseguir buena fruta. "Hemos publicado información general sobre los cuidados sanitarios, a raíz de las consultas que recibimos en las oficinas de extensión, que en general están dirigidas a saber cuáles son las causas que generan que los frutos se caigan de manera prematura, se pudran o tengan mal aspecto", contó, y agregó que los interesados suelen ser familias que tienen uno o más frutales en su casa.

El técnico, antes de comenzar a adentrarse en los problemas que pueden surgir en la producción de frutas, quiso aclarar que cada enfermedad y cada trabajo que se haga sobre la planta va a depender de la especie y en algunos casos, hasta del clima. "Damascos, durazneros y ciruelos son las especies que más podemos encontrar en la ciudad de San Luis y en la periferia. También hay muchas higueras muy viejas y algunos cítricos que para el lado de las sierras centrales ya es más difícil de ver, ya que son de climas más templados".

"Las vides y el durazno necesitan ser podados todos los años para que fructifiquen bien. Para los ciruelos y los damascos es una poda menos intensa por lo que necesitan quitarles ramas y hojas, año de por medio, aproximadamente", dijo Suárez, quien expresó que los trabajos de poda "son fundamentales e importantes" y que deben ser tareas a realizar por personal idóneo.

En ese punto, el Ministerio de Medio Ambiente Campo y Producción, con el Programa Mosca de los Frutos, realiza labores culturales y de prevención de enfermedades con la idea de que los frutales proliferen en la provincia. "Básicamente lo que hacemos es asistir todos los meses a aquellas personas que tengan especies que den frutos y estén inscriptos en nuestros registros. Los trabajos consisten en hacer la pulverización de la planta con Flipper, que es a base de Spinosad y no genera mayores inconvenientes en el medio ambiente. Las fechas en las que se hacen las aplicaciones están regidas por un calendario de hospederos que nos indica en qué mes cada tipo de fruta se encuentra en el período de maduración. Además, para las plantas que no necesitan ser pulverizadas hacemos labores de limpieza de hojas y suciedad en la base", detalló Juan Lavandeira, jefe del Programa Forestal y Frutihortícola que tiene a cargo "La Mosca", como se lo conoce entre sus propios integrantes.

En referencia a la poda y al peligroso uso de agroquímicos, el funcionario manifestó: "Cada operario que trabaja en el programa fue capacitado para que conozca la normas de seguridad e higiene, no sólo para preservar su salud, también tienen la finalidad de cuidar la de todos los habitantes de San Luis".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Trabajos en conjunto para que crezca la fruticultura

El Programa Mosca de los Frutos realiza pulverizaciones de manera gratuita para quienes se registren. Por su parte INTA ofrece asesoramiento técnico sin costo sobre cultivos. 

Foto: El Diario.

Los árboles que dan frutas son capaces de acercar a personas que no trabajan en la producción la posibilidad de experimentar cómo obtener alimentos de la naturaleza. Por ese motivo, tanto profesionales del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) como del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción trabajan para incentivar que la gente sume a esa clase de especies en sus patios y jardines.

Aquellos que cuenten con más espacio y gusten de cosechar sus frutos, serán motivados para realizar producciones comerciales. Por un lado el INTA insta a que quienes tengan frutales para que consulten en el organismo sobre las medidas preventivas para evitar la mosca de los frutos. En cambio el programa provincial que combate la plaga que trae pérdidas de volúmenes, ofrece el cuidado y mantenimientos sanitario, no sólo de los árboles colocados, sino también de los que cada persona coloque de manera particular.   

Esteban Suárez es técnico del Programa Pro Huerta del INTA San Luis y habló con El Diario para dar detalles técnicos de cómo trabajar para conseguir buena fruta. "Hemos publicado información general sobre los cuidados sanitarios, a raíz de las consultas que recibimos en las oficinas de extensión, que en general están dirigidas a saber cuáles son las causas que generan que los frutos se caigan de manera prematura, se pudran o tengan mal aspecto", contó, y agregó que los interesados suelen ser familias que tienen uno o más frutales en su casa.

El técnico, antes de comenzar a adentrarse en los problemas que pueden surgir en la producción de frutas, quiso aclarar que cada enfermedad y cada trabajo que se haga sobre la planta va a depender de la especie y en algunos casos, hasta del clima. "Damascos, durazneros y ciruelos son las especies que más podemos encontrar en la ciudad de San Luis y en la periferia. También hay muchas higueras muy viejas y algunos cítricos que para el lado de las sierras centrales ya es más difícil de ver, ya que son de climas más templados".

"Las vides y el durazno necesitan ser podados todos los años para que fructifiquen bien. Para los ciruelos y los damascos es una poda menos intensa por lo que necesitan quitarles ramas y hojas, año de por medio, aproximadamente", dijo Suárez, quien expresó que los trabajos de poda "son fundamentales e importantes" y que deben ser tareas a realizar por personal idóneo.

En ese punto, el Ministerio de Medio Ambiente Campo y Producción, con el Programa Mosca de los Frutos, realiza labores culturales y de prevención de enfermedades con la idea de que los frutales proliferen en la provincia. "Básicamente lo que hacemos es asistir todos los meses a aquellas personas que tengan especies que den frutos y estén inscriptos en nuestros registros. Los trabajos consisten en hacer la pulverización de la planta con Flipper, que es a base de Spinosad y no genera mayores inconvenientes en el medio ambiente. Las fechas en las que se hacen las aplicaciones están regidas por un calendario de hospederos que nos indica en qué mes cada tipo de fruta se encuentra en el período de maduración. Además, para las plantas que no necesitan ser pulverizadas hacemos labores de limpieza de hojas y suciedad en la base", detalló Juan Lavandeira, jefe del Programa Forestal y Frutihortícola que tiene a cargo "La Mosca", como se lo conoce entre sus propios integrantes.

En referencia a la poda y al peligroso uso de agroquímicos, el funcionario manifestó: "Cada operario que trabaja en el programa fue capacitado para que conozca la normas de seguridad e higiene, no sólo para preservar su salud, también tienen la finalidad de cuidar la de todos los habitantes de San Luis".

Logín