eldiariodelarepublica.com
Cruz de Piedra: no declaró el imputado por la muerte de cuatro personas

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Cruz de Piedra: no declaró el imputado por la muerte de cuatro personas

Héctor Fernández pidió 24 horas para enfrentar la indagatoria con su abogado, de acuerdo a lo informado por el juez Penal 1 Sebastián Cadelago Filippi.  

Dos minutos después de las 12 el juez penal 1, Sebastián Cadelago Filippi, llegó al Hospital San Luis para tomarle declaración indagatoria a Héctor Fernández, imputado por homicidio simple. Pero éste pidió 24 horas de prórroga para enfrentar la indatagoria con su abogado, Jorge Sosa, que este miércoles no estaba en la ciudad, de acuerdo a lo informado por el juez. Cadelago Fillippi fue al hospital acompañado por Nadia Agúndez, la defensora oficial.

El magistrado aún no confirmó donde le tomará la declaración el jueves. Para hacerlo esperaba saber si el imputado seguiría internado o le darían el alta médica.

Fernández fue el conductor de la camioneta que embistió, el domingo a la noche, a otro vehículo cerca de la rotonda de Cruz de Piedra y provocó la muerte de cuatro personas.

Orden de detención

El juez Penal 1 de San Luis, Sebastián Cadelago Filippi, ordenó la detención de Héctor Fernández, el conductor de la Ford F-100 blanca que chocó el Peugeot 207 en el que viajaba una familia, causando la muerte de los cuatro ocupantes, entre ellos, un nene de tres años. Ayer (martes), en una conferencia de prensa, el magistrado informó que a Fernández, de 59 años, lo investiga por “Homicidio simple”, explicó que ahora debe determinar si él actuó con dolo –es decir, con intención– o si, por el contrario, se trató de un delito culposo. Pero brindó algunos datos que debilitarían la segunda opción: dijo que las propias víctimas le habrían manifestado a alguien, previo al impacto, en el peaje Cruz de Piedra, que Fernández los había encerrado en la ruta con su pickup.

La hipótesis es que previamente “puede haber habido una discusión” entre el sospechoso y el conductor del 207, Hugo Torres, y que Fernández “puede haber estado esperando a que pasaran”, para cruzarles la camioneta.

Testigos, cámaras y pericias

El magistrado contó que resolvió ordenar el arresto tras la obtención de testigos y de tener el análisis de las cámaras de seguridad y los resultados de algunas pericias.

Dijo que el mismo día del hecho, por lo que pudo apreciar de modo personal en la escena y lo que le explicaron los especialistas sobre las marcas que quedaron en el asfalto, “aparecía como bastante probable una maniobra de encerramiento por parte de la camioneta”.

“Después surgió que habría algunos testigos, que habrían manifestado que podría haber habido algún conflicto previo de tránsito” entre el conductor de la pickup y Torres, quien manejaba el Peugeot 207. Él iba con su esposa, Andrea Gutiérrez; el hijo de ambos, Alejandro Torres Gutiérrez, de tres años; y la madre de Andrea, Lidia Frías.

El lunes declararon algunas personas que confirmaron que, previo a golpear al 207, Fernández habría desplegado “una conducción en extremo peligrosa”. “Hay un par de testigos que han señalado que ya desde la ruta que viene de El Trapiche a San Luis manejaba de esta forma, e incluso que no lo rebasaban por temor a que los encerrara, hasta que finalmente, con más seguridad, pudieron hacerlo (…) Habrían visto también algunas dificultades o maniobras extrañas en la rotonda de El Volcán. No se sabe si se confundió de camino o qué”, agregó.  

La pick up pasó antes

Aparte de ello, dijo Cadelago Filippi, a través de registros de cámaras de seguridad pudieron constatar que la camioneta salió cinco minutos antes del peaje Cruz de Piedra. “De las filmaciones que tenemos, no me surge una explicación clara de cómo habiendo pasado antes, termina chocando con el vehículo, cuando, en rigor, de las cámaras que tengo de la rotonda Cruz de Piedra, no se lo ve pasar, no se advierte que haya entrado al barrio (Cerros Colorados) (…) ni que haya retornado (…) No se explica ese lapso”, manifestó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Cruz de Piedra: no declaró el imputado por la muerte de cuatro personas

Héctor Fernández pidió 24 horas para enfrentar la indagatoria con su abogado, de acuerdo a lo informado por el juez Penal 1 Sebastián Cadelago Filippi.  

Sebastián Cadelago Filippi, el juez llegó al hospital pocos minutos después de las 12. Foto: Martín Gómez. 

Dos minutos después de las 12 el juez penal 1, Sebastián Cadelago Filippi, llegó al Hospital San Luis para tomarle declaración indagatoria a Héctor Fernández, imputado por homicidio simple. Pero éste pidió 24 horas de prórroga para enfrentar la indatagoria con su abogado, Jorge Sosa, que este miércoles no estaba en la ciudad, de acuerdo a lo informado por el juez. Cadelago Fillippi fue al hospital acompañado por Nadia Agúndez, la defensora oficial.

El magistrado aún no confirmó donde le tomará la declaración el jueves. Para hacerlo esperaba saber si el imputado seguiría internado o le darían el alta médica.

Fernández fue el conductor de la camioneta que embistió, el domingo a la noche, a otro vehículo cerca de la rotonda de Cruz de Piedra y provocó la muerte de cuatro personas.

Orden de detención

El juez Penal 1 de San Luis, Sebastián Cadelago Filippi, ordenó la detención de Héctor Fernández, el conductor de la Ford F-100 blanca que chocó el Peugeot 207 en el que viajaba una familia, causando la muerte de los cuatro ocupantes, entre ellos, un nene de tres años. Ayer (martes), en una conferencia de prensa, el magistrado informó que a Fernández, de 59 años, lo investiga por “Homicidio simple”, explicó que ahora debe determinar si él actuó con dolo –es decir, con intención– o si, por el contrario, se trató de un delito culposo. Pero brindó algunos datos que debilitarían la segunda opción: dijo que las propias víctimas le habrían manifestado a alguien, previo al impacto, en el peaje Cruz de Piedra, que Fernández los había encerrado en la ruta con su pickup.

La hipótesis es que previamente “puede haber habido una discusión” entre el sospechoso y el conductor del 207, Hugo Torres, y que Fernández “puede haber estado esperando a que pasaran”, para cruzarles la camioneta.

Testigos, cámaras y pericias

El magistrado contó que resolvió ordenar el arresto tras la obtención de testigos y de tener el análisis de las cámaras de seguridad y los resultados de algunas pericias.

Dijo que el mismo día del hecho, por lo que pudo apreciar de modo personal en la escena y lo que le explicaron los especialistas sobre las marcas que quedaron en el asfalto, “aparecía como bastante probable una maniobra de encerramiento por parte de la camioneta”.

“Después surgió que habría algunos testigos, que habrían manifestado que podría haber habido algún conflicto previo de tránsito” entre el conductor de la pickup y Torres, quien manejaba el Peugeot 207. Él iba con su esposa, Andrea Gutiérrez; el hijo de ambos, Alejandro Torres Gutiérrez, de tres años; y la madre de Andrea, Lidia Frías.

El lunes declararon algunas personas que confirmaron que, previo a golpear al 207, Fernández habría desplegado “una conducción en extremo peligrosa”. “Hay un par de testigos que han señalado que ya desde la ruta que viene de El Trapiche a San Luis manejaba de esta forma, e incluso que no lo rebasaban por temor a que los encerrara, hasta que finalmente, con más seguridad, pudieron hacerlo (…) Habrían visto también algunas dificultades o maniobras extrañas en la rotonda de El Volcán. No se sabe si se confundió de camino o qué”, agregó.  

La pick up pasó antes

Aparte de ello, dijo Cadelago Filippi, a través de registros de cámaras de seguridad pudieron constatar que la camioneta salió cinco minutos antes del peaje Cruz de Piedra. “De las filmaciones que tenemos, no me surge una explicación clara de cómo habiendo pasado antes, termina chocando con el vehículo, cuando, en rigor, de las cámaras que tengo de la rotonda Cruz de Piedra, no se lo ve pasar, no se advierte que haya entrado al barrio (Cerros Colorados) (…) ni que haya retornado (…) No se explica ese lapso”, manifestó.

Logín