eldiariodelarepublica.com
Guatemala: casi no quedan esperanzas de hallar sobrevivientes

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Guatemala: casi no quedan esperanzas de hallar sobrevivientes

Este viernes hubo nuevos deslizamientos de ceniza y arena caliente y los rescatistas debieron evacuar la zona de búsqueda. Hay cerca de 200 desaparecidos.

La búsqueda de casi 200 desaparecidos por la potente erupción del volcán de Fuego en Guatemala se vio dificultada este viernes por nuevos deslizamientos que obligaron a evacuar la zona, donde al menos 109 personas murieron en la tragedia ocurrida el domingo pasado.

Ese día, una potente erupción del volcán sepultó bajo toneladas de ceniza y arena caliente a la comunidad San Miguel Los Lotes, en el Municipio de Escuintla, pero las autoridades no han descartado la posibilidad de seguir buscando víctimas.

Sin embargo, en la práctica, las tareas de rescate están suspendidas desde la tarde del miércoles por lo inestable del terreno debido a las fuertes lluvias y porque aún existe material caliente en el área devastada.

Los protocolos internacionales establecen que después de 72 horas de una tragedia se deben suspender las operaciones de búsqueda al considerar que ya no hay posibilidades de encontrar sobrevivientes.

David de León, vocero de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), afirmó que evacuaron toda la zona devastada debido a nuevos descensos de flujos piroclásticos.

El volcán, de 3.763 metros de altura y situado 35 kilómetros al suroeste de la capital, registró el domingo su erupción más fuerte en las últimas cuatro décadas, dejando un saldo de 197 desaparecidos.

La furia del coloso dejó además a 58 personas heridas y a 12.407 evacuadas de sus hogares, de las cuales 3.710 permanecen en albergues, según el último balance divulgado por la Conred.

El jueves, socorristas, policías y soldados no pudieron ingresar al área de impacto pero sí lo hizo la maquinaria pesada, que comenzó a retirar escombros y a limpiar la llamada "zona 0".

Ante la suspensión de las operaciones de búsqueda y rescate, algunos familiares de víctimas se arriesgaron y entraron por su cuenta al sitio de la tragedia, pese a la restricción anunciada por la Policía.

Entre súplicas y llantos, unos 20 familiares se desesperaban y rogaban a las autoridades que los dejaran entrar y buscar por sus propios medios a las víctimas en el último cordón de seguridad.

"Hay que buscar, hay que buscarlos por favor", gritaba casi ahogada en llanto Norma Ascón, de 34 años, quien junto a su hermano José (30), quiere buscar a sus 30 familiares desaparecidos, entre ellos padre, abuelos, tres hermanos y sobrinos.

Juan Toma, un albañil de 40 años, vestido con una camiseta celeste, intentaba también sin éxito convencer a un policía de dejarlo pasar, pues tiene desaparecidas a sus dos sobrinas.

Desconfiado de las pruebas de ADN que realizan los médicos forenses para identificar a las víctimas, Toma quería llegar hasta el lugar donde estaba su casa porque "me van a dar un cadáver que no es mi familia".

AFP-NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Guatemala: casi no quedan esperanzas de hallar sobrevivientes

Este viernes hubo nuevos deslizamientos de ceniza y arena caliente y los rescatistas debieron evacuar la zona de búsqueda. Hay cerca de 200 desaparecidos.

Difícil. Las tareas de búsqueda siguen complicándose.

La búsqueda de casi 200 desaparecidos por la potente erupción del volcán de Fuego en Guatemala se vio dificultada este viernes por nuevos deslizamientos que obligaron a evacuar la zona, donde al menos 109 personas murieron en la tragedia ocurrida el domingo pasado.

Ese día, una potente erupción del volcán sepultó bajo toneladas de ceniza y arena caliente a la comunidad San Miguel Los Lotes, en el Municipio de Escuintla, pero las autoridades no han descartado la posibilidad de seguir buscando víctimas.

Sin embargo, en la práctica, las tareas de rescate están suspendidas desde la tarde del miércoles por lo inestable del terreno debido a las fuertes lluvias y porque aún existe material caliente en el área devastada.

Los protocolos internacionales establecen que después de 72 horas de una tragedia se deben suspender las operaciones de búsqueda al considerar que ya no hay posibilidades de encontrar sobrevivientes.

David de León, vocero de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), afirmó que evacuaron toda la zona devastada debido a nuevos descensos de flujos piroclásticos.

El volcán, de 3.763 metros de altura y situado 35 kilómetros al suroeste de la capital, registró el domingo su erupción más fuerte en las últimas cuatro décadas, dejando un saldo de 197 desaparecidos.

La furia del coloso dejó además a 58 personas heridas y a 12.407 evacuadas de sus hogares, de las cuales 3.710 permanecen en albergues, según el último balance divulgado por la Conred.

El jueves, socorristas, policías y soldados no pudieron ingresar al área de impacto pero sí lo hizo la maquinaria pesada, que comenzó a retirar escombros y a limpiar la llamada "zona 0".

Ante la suspensión de las operaciones de búsqueda y rescate, algunos familiares de víctimas se arriesgaron y entraron por su cuenta al sitio de la tragedia, pese a la restricción anunciada por la Policía.

Entre súplicas y llantos, unos 20 familiares se desesperaban y rogaban a las autoridades que los dejaran entrar y buscar por sus propios medios a las víctimas en el último cordón de seguridad.

"Hay que buscar, hay que buscarlos por favor", gritaba casi ahogada en llanto Norma Ascón, de 34 años, quien junto a su hermano José (30), quiere buscar a sus 30 familiares desaparecidos, entre ellos padre, abuelos, tres hermanos y sobrinos.

Juan Toma, un albañil de 40 años, vestido con una camiseta celeste, intentaba también sin éxito convencer a un policía de dejarlo pasar, pues tiene desaparecidas a sus dos sobrinas.

Desconfiado de las pruebas de ADN que realizan los médicos forenses para identificar a las víctimas, Toma quería llegar hasta el lugar donde estaba su casa porque "me van a dar un cadáver que no es mi familia".

AFP-NA

Logín