eldiariodelarepublica.com
Para los 4 Fantásticos, ¡lo primero es la familia!

Escuchanos EN VIVO!
X

Para los 4 Fantásticos, ¡lo primero es la familia!

Mariano Medina

Aunque los grupos en los cómics suelen considerar que están unidos por lazos similares a la familia sólo hay un conjunto que tienen una hermandad de sangre: los 4 Fantásticos. Podrían retrucar que no es tan así, pero lo cierto es que la Mujer Invisible (Sue Storm) y Antorcha Humana (Johnny) son hermanos. ¿El resto de los integrantes? Míster Fantástico (Reed Richards, marido de Sue) y La Mole (Ben Grimm, amigote de Reed). Todos juntos viven en el edificio Baxter, ubicado en pleno Manhattan, donde realizan sus estudios científicos. El compromiso familiar se proclama y grita a los cuatro vientos pero, en general, no se siente como tal. La creación de Stan Lee y Jack Kirby sobrevivió casi cincuenta años ininterrumpidos con todos los personajes unidos, salvo alguna que otra modificación en su formación, hasta que Marvel decidió su cancelación, por ahora definitiva, en 2015.

Todo linaje vive momentos turbulentos pero ninguno se compara con los sufridos por estos personajes: hubo divisiones, desintegraciones o abandonos. Cada uno busca sentirse necesario y con un sentido de pertenencia. Aunque en algún momento todos intentaron romper las amarras, siempre volvieron al lado del otro.

 Las mejores familias no abusan de los juicios morales, permiten que cada miembro se desarrolle en su potencial. Los objetivos corren en paralelo y no hay oposiciones mutuas. Es la mejor fuente de apoyo existente. Los miembros siempre intentan darse una mano en tiempos desfavorables. Todos esos rasgos están en estas historias.

Al principio, La Mole era el “nene” del hogar por sus rabietas, luego Míster Fantástico era el “padre” por las actitudes rebeldes de Antorcha Humana y todos los pesares caían en los oídos de la maternal Mujer Invisible. El famoso filósofo griego, Aristóteles, comprendió que al formar parte de una sociedad mayor se obtiene ventajas mayores. Debido a eso, la familia es la primera unidad social y en la que se aspira a la preservación de sus miembros. La exteriorización de su sentimiento hace que los ciudadanos de Nueva York sean una especie de “hijos” a los cuales defienden de las invasiones alienígenas y de los perversos villanos vestidos con trajes estrambóticos y coloridos. Gracias a ese lazo familiar la palabra amigo connota una relación de socios por el bien mayor.

Los amigos, para Aristóteles, son las personas que se aman mutuamente y se desean el bienestar. La diferencia entre Vengadores y los 4 Fantásticos parece insignificante. Uno es un grupo en el que el propio yo comanda los deseos de la pandilla; mientras que en el otro, la unión hace la fuerza.

El amor es lo que une a este grupo, es lo más parecido a la amistad verdadera. El deseo por el bienestar ajeno, en este caso, permite la unión. En definitiva, ese es el sello de esta travesía.

Como dirían los célebres representantes de la televisión argentina, los Benvenuto, ¡lo primero es la familia!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Para los 4 Fantásticos, ¡lo primero es la familia!

Aunque los grupos en los cómics suelen considerar que están unidos por lazos similares a la familia sólo hay un conjunto que tienen una hermandad de sangre: los 4 Fantásticos. Podrían retrucar que no es tan así, pero lo cierto es que la Mujer Invisible (Sue Storm) y Antorcha Humana (Johnny) son hermanos. ¿El resto de los integrantes? Míster Fantástico (Reed Richards, marido de Sue) y La Mole (Ben Grimm, amigote de Reed). Todos juntos viven en el edificio Baxter, ubicado en pleno Manhattan, donde realizan sus estudios científicos. El compromiso familiar se proclama y grita a los cuatro vientos pero, en general, no se siente como tal. La creación de Stan Lee y Jack Kirby sobrevivió casi cincuenta años ininterrumpidos con todos los personajes unidos, salvo alguna que otra modificación en su formación, hasta que Marvel decidió su cancelación, por ahora definitiva, en 2015.

Todo linaje vive momentos turbulentos pero ninguno se compara con los sufridos por estos personajes: hubo divisiones, desintegraciones o abandonos. Cada uno busca sentirse necesario y con un sentido de pertenencia. Aunque en algún momento todos intentaron romper las amarras, siempre volvieron al lado del otro.

 Las mejores familias no abusan de los juicios morales, permiten que cada miembro se desarrolle en su potencial. Los objetivos corren en paralelo y no hay oposiciones mutuas. Es la mejor fuente de apoyo existente. Los miembros siempre intentan darse una mano en tiempos desfavorables. Todos esos rasgos están en estas historias.

Al principio, La Mole era el “nene” del hogar por sus rabietas, luego Míster Fantástico era el “padre” por las actitudes rebeldes de Antorcha Humana y todos los pesares caían en los oídos de la maternal Mujer Invisible. El famoso filósofo griego, Aristóteles, comprendió que al formar parte de una sociedad mayor se obtiene ventajas mayores. Debido a eso, la familia es la primera unidad social y en la que se aspira a la preservación de sus miembros. La exteriorización de su sentimiento hace que los ciudadanos de Nueva York sean una especie de “hijos” a los cuales defienden de las invasiones alienígenas y de los perversos villanos vestidos con trajes estrambóticos y coloridos. Gracias a ese lazo familiar la palabra amigo connota una relación de socios por el bien mayor.

Los amigos, para Aristóteles, son las personas que se aman mutuamente y se desean el bienestar. La diferencia entre Vengadores y los 4 Fantásticos parece insignificante. Uno es un grupo en el que el propio yo comanda los deseos de la pandilla; mientras que en el otro, la unión hace la fuerza.

El amor es lo que une a este grupo, es lo más parecido a la amistad verdadera. El deseo por el bienestar ajeno, en este caso, permite la unión. En definitiva, ese es el sello de esta travesía.

Como dirían los célebres representantes de la televisión argentina, los Benvenuto, ¡lo primero es la familia!

Logín