eldiariodelarepublica.com
La madre de Brenda Arias cree que Juan Murúa es el homicida

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

La madre de Brenda Arias cree que Juan Murúa es el homicida


La madre de Brenda Arias, la chica asesinada hace casi ocho años en Villa del Carmen, dice que no quiere que acusen a “un perejil”. Es tan vehemente su necesidad de que encuentren a la persona que mató a su hija como su convencimiento de que sólo le dará un poco de paz la certeza de que quien resulte acusado es el verdadero responsable. Pese hacer a esa salvedad, Elva “Negrita” Garayalde cree que Juan José Murúa, el amigo de Brenda al que la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, imputó por el homicidio, es el autor “o algo tuvo que ver”.


Elva está en cama, en su casa de San Luis, en reposo tras una operación por una trombosis, un coágulo en un vaso sanguíneo. Los médicos y sus abogados le han recomendado que se tranquilice, que se distienda. A ella le cuesta. Desde el sábado 11 de julio de 2009, cuando su hija desapareció –los restos de su cuerpo, totalmente quemado, aparecieron 18 días después, en las afueras del pueblo–, ha consagrado su vida al propósito de demandar que hallen al homicida.


Por eso lamenta que el día que la jueza Besso ordenó trasladar a Murúa de Villa Dolores a Concarán, el lunes 3 de abril, no pudo viajar para seguir de cerca la llegada del sospechoso y su declaración en el juzgado. Estaba internada en un sanatorio de la capital.


Quería verlo. Quería, quiere, saber qué pruebas tienen contra él. “Si le tengo que dar una opinión, le tengo que decir que esto es una buena noticia, una puerta que se abre para seguir con esta investigación”, le dijo a El Diario.


Leé el texto completo de esta nota en la edición impresa. Suscríbete y recíbela todos los días en tu casa u oficina.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

La madre de Brenda Arias cree que Juan Murúa es el homicida

Cansada. "Es insostenible seguir llevando esta cruz", dijo Elva.

La madre de Brenda Arias, la chica asesinada hace casi ocho años en Villa del Carmen, dice que no quiere que acusen a “un perejil”. Es tan vehemente su necesidad de que encuentren a la persona que mató a su hija como su convencimiento de que sólo le dará un poco de paz la certeza de que quien resulte acusado es el verdadero responsable. Pese hacer a esa salvedad, Elva “Negrita” Garayalde cree que Juan José Murúa, el amigo de Brenda al que la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, imputó por el homicidio, es el autor “o algo tuvo que ver”.


Elva está en cama, en su casa de San Luis, en reposo tras una operación por una trombosis, un coágulo en un vaso sanguíneo. Los médicos y sus abogados le han recomendado que se tranquilice, que se distienda. A ella le cuesta. Desde el sábado 11 de julio de 2009, cuando su hija desapareció –los restos de su cuerpo, totalmente quemado, aparecieron 18 días después, en las afueras del pueblo–, ha consagrado su vida al propósito de demandar que hallen al homicida.


Por eso lamenta que el día que la jueza Besso ordenó trasladar a Murúa de Villa Dolores a Concarán, el lunes 3 de abril, no pudo viajar para seguir de cerca la llegada del sospechoso y su declaración en el juzgado. Estaba internada en un sanatorio de la capital.


Quería verlo. Quería, quiere, saber qué pruebas tienen contra él. “Si le tengo que dar una opinión, le tengo que decir que esto es una buena noticia, una puerta que se abre para seguir con esta investigación”, le dijo a El Diario.


Leé el texto completo de esta nota en la edición impresa. Suscríbete y recíbela todos los días en tu casa u oficina.
Logín