Dirigentes políticos tildan de papelón el escándalo comunal | Provincia | El Diario de la República El Diario de la República
Provincia | 07-01-2013 | 07:28 | 0

Dirigentes políticos tildan de papelón el escándalo comunal

Concejales y un ex intendente K creen que el incidente marcará a la gestión Ponce. Hablan de falta de conducción.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/4 Zulema. "Nunca había visto nada igual".
  • 2/4 Laborda. "Es una vergüenza. Son papeloneros".
  • 3/4 González Espíndola. "Es un golpe fuerte".
  • 4/4 Vergés. "Sorprendido de la crisis en un gabinete".

“Ponce se inmoló. Estacionó en un coche bomba frente a la Municipalidad e hizo arrancar el detonante. Políticamente se inmoló". Así de categórico fue el concejal del Frente para la Victoria, Raúl Laborda, para graficar el escándalo comunal que motivó el despido de un secretario y dos directores que tenían 48 horas en funciones y del secretario privado de Hugo Silva, y que finalizaron en la Comisaría 1ª con denuncias por hostigamiento, presiones, violencia verbal y violentación de oficinas e información. El incidente generó críticas y sorpresa en la dirigencia política, que lo tildó de papelón.
"Estoy sorprendido ante una crisis de estas características dentro de un gabinete. No conozco los pormenores. Pero por lo que se conoce ha sido una cuestión funcional. Lamento muchísimo. Ahora veamos cómo evoluciona", dijo un medido Alfonso Vergés, ex intendente kirchnerista, ante la consulta de El Diario de la República.
Tampoco salía de su asombro Roberto González Espíndola, quien preside en el Concejo el bloque Frente para la Victoria. "Cuando me enteré no lo podía creer, me sorprendió muchísimo. No entendía nada porque me fui a pescar con la noticia de que al otro día asumían los nuevos funcionarios y cuando volví ya los habían echado. Es inexplicable", confesó el hermano de quien tiene el sello K en San Luis.
Para Zulema Rodríguez Saá fue insólita la intromisión en dependencias de la flamante Secretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano del secretario de Obras y Servicios Públicos, Ramón Zarrabeitía, junto al asesor letrado, André Bazla; el escribano municipal, Fernando Cangiano; el director de Sistemas Informáticos, Alfredo Loyola; y el director técnico de la Asesoría Letrada, Facundo Cañas Morsino. "En estos años de democracia y en las distintas gestiones que he trabajado nunca he visto que alguien usurpe y atropelle el despacho de otros funcionarios. Esas cosas se hablan de otra manera", manifestó la presidenta del cuerpo legislativo. E insistió con que es "atroz lo que han hecho, que casi le han pegado a empleados, que han utilizado martillos y escribano para entrar a un despacho cuando él es intendente y tiene derecho a entrar a todos lados. Que ellos tengan unas internas atroces las tienen que resolver de otra manera".
A Laborda no le quedan dudas de los motivos del procedimiento comunal y la negativa de los colaboradores del secretario de Vivienda a abrir dos despachos. "Es la pelea por la caja. Los que están en la Municipalidad son aves de rapiña. Lo poco que hay en la Comuna se lo están robando. Se pisan los expedientes, entonces se bajan las puertas de los despachos a patadas", cuestionó.
Vergés sacó a relucir su experiencia como secretario de Hacienda de la gestión Pérsico para confesar que "generalmente hay este tipo de discusiones entre los secretarios". Pero al momento de tomar posición, no dudó en salir a favor del actual intendente. "Me parece que Enrique ha tomado la decisión correcta", sostuvo y lo justificó en no avalar la resistencia a entrar a una oficina y en la "obligación legal de subrogar al funcionario que viaja para no frenar todos los trámites" (en referencia a que Zarrabeitía suplía a Silva hasta que regresara de Buenos Aires).
Mientras el ex jefe comunal es más cauto sobre el futuro inmediato de la gestión, el resto de los consultados por este matutino cree que marcará lo que le resta de mandato a Ponce. "Es un golpe fuerte para la gestión municipal tomarle juramento un día y sacarlo al otro por un bochorno. ¿Cómo hacés? Vos le tenés que transmitir seriedad a tu gestión", expuso González Espíndola, quien consideró que "hay una falta de conducción total" en la Comuna.
Para su compañero de bancada y vicepresidente segundo del Concejo "políticamente le han hecho un daño enorme a la oposición" y habló en plural porque sostuvo que el Ejecutivo está comandado por "la banda de Ponce y su hermano" (en alusión a Carlos, diputado provincial y recientemente designado interventor de SerBa). Laborda admitió que el escándalo va a repercutir este año en las urnas de los comicios legislativos y hasta exclamó: "Ponce se tiene que pedir su propia renuncia e irse".
 


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
0

Se el primero en comentar