Estrategia, lucha y reyes, el juego mal llamado “ajedrez japonés” | Provincia | El Diario de la República El Diario de la República
Provincia - | 26-08-2013 | 11:12 | 0

Estrategia, lucha y reyes, el juego mal llamado “ajedrez japonés”

La “ASaSho” quiere incentivar el juego en los chicos. Traerán tableros y fichas de Japón.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/2 Detalle. Piezas planas y de madera en dirección al bando rival.
  • 2/2 Pioneros. Los integrantes de la asociación de Shogi de San Luis.

Para explicarlo más fácil al “shogi” le dicen, mal llamado, el “ajedrez japonés”. Sin embargo esa concepción es errónea ya que existen leves diferencias entre los juegos aunque el objetivo es el mismo: que el escuadrón del jugador capture a los reyes del oponente. Con el auge del ajedrez en San Luis, un grupo de jóvenes se animó a llevar el terreno de las batallas más allá y quieren difundir ese pasatiempo poco conocido en el continente.
Mariano Pennisi es el presidente de la “Asociación Sanluiseña de Shogi” (“ASaSho”), la primera con personería jurídica en el país. Además es un entusiasta que fue motivado por su paso por el programa Ajedrez Escolar de la ULP y su intención es llevar la propuesta a las distintas escuelas.
“No hay muchos focos de actividad en América, generalmente se sitúan donde hay colonias japonesas, que no abundan en Argentina. Hay uno en Oberá Misiones y en Buenos Aires. Lamentablemente no se han organizado formalmente y sólo lo practican de forma amateur, en escuelitas o jugando informalmente entre ellos”, comentó Pennisi.
Recientemente fueron aprobados para recibir un subsidio de Pueblos Puntanos con el que adquirirán tableros, piezas y libros de “shogi” en la tienda más popular de Japón, llamada “Nekomado” (“Gato en la ventana”). El joven comentó: “Compraremos piezas occidentalizadas, con las figuras similares a ajedrez, y también sumaremos piezas japonesas, con kanjis, para poder enseñar en las dos versiones visuales. Si sale todo bien en esta primera tanda, luego compraremos relojes digitales para poder jugar torneos con tiempo, especialmente con la modalidad byo-yomi que otorga un incremento fijo de tiempo para cada jugador”.
“Del Ministerio de Desarrollo Social nos habían prometido la confección de tableros y piezas a través del programa Manos a la obra, pero luego no nos contestaron más, así que deben estar con mucho trabajo y esperamos que puedan retomar el contacto”, sostuvo Pennisi. Pero eso no fue un cimbronazo para bajar los brazos: “Estamos activos, moviéndonos y tratando de generar espacios”.
Actualmente les ofrecieron brindar clases en dos espacios, por un lado el club de ajedrez “Don Lucero”, en avenida Lafinur y Pedernera, y en la escuela de japonés “Nihongo Gakko” de Villa Mercedes. “Mientras tanto estamos preparando material con la intención de generar clases, pero se dificulta si no tenemos tableros suficientes, por lo cual por el momento las clases son más que nada personalizadas entre los interesados, curiosos que llegan a hablarnos por algún conocido, o el boca a boca. Por el momento lo que se hace principalmente es jugar por internet”, contó.
El 12 de septiembre fueron invitados a formar un stand en la Feria del Libro que se hará en Villa Mercedes. “Allí asistirá la escuela de japonés y podremos compartir un lugar, hablando de shogi para invitar a las personas e interiorizarlos en el juego, y entregaremos material de estudio y unos suvenires caseros que estamos preparando”.
Pennisi dijo que siempre sintió amor por el ajedrez y su atención por la cultura japonesa desembocó en el conocimiento del shogi. “Es exótico y novedoso por eso llama la atención. Acá en Argentina no se conoce pero en Europa ya está federado”, comentó.
“El shogi no es rival del ajedrez, sólo es una manifestación más en la búsqueda del hombre por ponerse a prueba, de medirse con sus pares, generando desafíos intelectuales con la intención de derribarlos”, aseguró. “Al principio parece una exótica variante del ajedrez, pero luego te das cuenta que tiene vida propia”, acotó el secretario de la Asociación, Jonathan Bandoni.
“No es caro como hobbie si sólo querés jugar porque con internet basta. Ahora si querés competencia de nivel medio, tenés que viajar a Brasil, Chile o Perú. Y para alto nivel hay que hablar de Alemania, Holanda o Polonia. Sino un poco más lejos a Rusia. En estos países hacen varios torneos internacionales al año y si se tiene dinero no queda otra que Japón, que allí se juega shogi como aquí fútbol”, cerró el promotor del juego.
 


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
0

Se el primero en comentar