Jardines de Infantes: requisitos para su habilitación | Provincia | El Diario de la República El Diario de la República
Provincia | 10-03-2013 | 08:20 | 1

Jardines de Infantes: requisitos para su habilitación

La Provincia controla el proyecto educativo y los municipios la cuestión edilicia y la aptitud del personal.

Por Marcelo Dettoni | Mail: mdettoni@grupopayne.com.ar
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/1

La decisión de enviar a un hijo a un colegio nunca es fácil. Ese paso que tienen que dar los papás en una edad muy temprana de sus niños puede marcar el camino posterior de una carrera estudiantil. Planteado así parece exagerado, pero la elección de un buen jardín de infantes que marque las primeras pautas educativas es la mejor raíz para luego poder explotar las potencialidades del chico.
Además está el tema del primer despegue de la celosa custodia de mamá y papá. Serán las primeras horas del pequeño en un ambiente desconocido, con gente que nunca vio en su vida.
A partir de este punto, comienza otra cuestión que no es menor: ¿qué requisitos debe reunir una escuela privada para poder funcionar dentro del marco legal?
Algunos casos de abusos físicos y psicológicos (basta el ejemplo del jardín de San Isidro) y el desembarco de empresarios oportunistas que sólo ven el negocio en lugar de la educación, obliga a poner atención antes de decidir dónde anotar a los chicos. Sobre
todo en el Nivel Inicial, cuando todavía no están en condiciones de defenderse por sí solos o de poner en palabras algunas situaciones que pueden resultar conflictivas.
El aspecto legal
La provincia ha puesto especial atención en regular el funcionamiento de las escuelas privadas a través de normativas claras y con plena vigencia. A la ley Nº II-0036-2004, denominada “Educación Pública de Gestión Privada” y más conocida como “Ley de
Escuelas Privadas”, que está en sintonía con la Ley de Educación Nacional Nº 26206, agregó en 2007 el decreto 6305, en cuyos considerandos incluye que “es necesario garantizar la equidad y transparencia en la autorización de instituciones de gestión privada”. El decreto es el instrumento legal reglamentario que permite autorizar (o no) el funcionamiento de una institución educativa de gestión privada de acuerdo a la ley provincial.
La norma nacional reconoce al Estado y a las Provincias la responsabilidad principal e indelegable de proveer una educación integral, permanente y de calidad, que garantice la igualdad, gratuidad y equidad para todos los habitantes. Pero a la vez esta- blece el derecho a crear, administrar y sostener establecimientos educativos privados que estén de acuerdo con su ideario.
Estos colegios deben presentar un Proyecto Educativo Institucional (PEI) y los Diseños Curriculares que garanticen calidad y consistencia en la oferta educativa. Deben tener personería jurídica según la legislación de San Luis y certificado de subsistencia de la misma. El Estado debe conocer la nómina de autoridades y los estatutos sociales o contrato social autenticado. El representante legal tendrá que ser designado de acuerdo al estatuto docente y presentar un certificado policial de antecedentes. Además, la planta funcional deberá acreditar título docente habilitante.
Cuestiones edilicias
En cuanto al inmueble, los institutos tendrán que acreditar el derecho a su uso, presentar escritura de propiedad con inscripción de dominio o bien contrato de locación con un plazo mínimo de tres años a partir de la fecha de inicio del primer ciclo lectivo. Los mismos plazos correrán si es un contrato de comodato. Hay que acreditar que cuentan con muebles y material didáctico que asegure el normal funcionamiento y un plano del local aprobado por el ente que corresponda. Y para que el Estado dé la autorización definitiva para la apertura será indispensable contar con la habilitación municipal de la localidad donde estará asentada la sede.
En cuanto al Proyecto Educativo Institucional, será necesario fundamentarlo y contextualizarlo, trazar los objetivos, el marco normativo, hacer evaluaciones del colegio, los docentes y los alumnos, cristalizar un perfil de estos últimos, las expectativas de logro, la carga horaria de cada nivel y ciclo, la organización del tiempo y el espacio. También incluir al inglés y la computación como materias específicas transversales obligatorias, explicitar la bibliografía, si tiene convenios con otras instituciones, los criterios de selección del personal, el reglamento interno y la capacitación que llevará adelante con los docentes y demás empleados.
Olga García, jefa del Programa Educación Obligatoria, explicó cuáles son los puntos más importantes dentro del menú de obligaciones que tiene que presentar una escuela privada para poder trabajar: “La personería jurídica, que los docentes tengan título habilitante en orden y el proyecto institucional. Miramos con atención el rumbo pedagógico que van a tomar y el personal con el que cuentan”, dice. En lo que les resulta difícil terciar es con la cuestión edilicia. “Tienen que traernos la habilitación municipal, es cada comuna la que se encarga de controlar que el edificio esté en condiciones de funcionar, a nosotros nos toca la parte educativa, nos aplicamos a las pautas que marca la Ley de Educación Privada”, aclara García.


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
1

SebasDC

10-03-2013 | 21:26:06


Este comentario ha sido denunciado por un usuario y rechazado por el moderador