eldiariodelarepublica.com
Lo que Poggi no dice

Escuchanos EN VIVO!
X

Lo que Poggi no dice


El diputado nacional, Claudio Javier Poggi, reaccionó ayer con extrema violencia a la publicación de una denuncia que lo pone al frente de un acto de corrupción: haber adjudicado una vivienda social, en tiempo récord y violando todas las normas, a uno de sus funcionarios que no reunía las condiciones para estar siquiera inscripto como eventual aspirante.


Sobre eso, el diputado no dijo nada. Expresó sí su molestia, porque la fotografía publicada por El Diario de la República, para la que Poggi posó en su momento, lo mostraba en una celda. Consideró que esa foto era un mensaje mafioso.


El Diario de la República reivindica el derecho de publicar las fotos que, en el libre ejercicio de la libertad de prensa, crea útiles para ilustrar un hecho de actualidad.


El Diario de la República no publica fotomontajes.


Las interpretaciones que se hagan de las fotografías y artículos publicados por un medio de comunicación, son derecho y potestad de quien las hace. Pero adjudicarle a la publicación esa interpretación, es un acto de deshonestidad.


Es lo que hizo ayer el diputado.


Poggi eligió victimizarse porque se sintió afectado por el background de una fotografía. Es mucho más fácil victimizarse que explicar un acto de corrupción. Es más fácil, pero no es más honesto.


No está en juego el background de una fotografía. Está en juego la honestidad de los actos de gobierno. Y el ex gobernador está denunciado e investigado por un acto de corrupción. Ése es el verdadero y único acto mafioso de esta historia.


En aras de la transparencia que el denunciado diputado agitó ayer en su melodramático mensaje, Poggi debió dar al menos una explicación que echara luz sobre la denuncia que lo afecta: haber burlado las normas para beneficiar a alguien que no cumplía con los requisitos, que fue inscripto con una retroactividad de 3 años, al que le facilitaron el acceso a la vivienda con un pago irrisorio y al que sólo luego de 14 días le entregaron la llave de su casa habiendo desplazado en el mismo acto a una persona que cumplía con todos los requisitos. Sobre todo esto, el diputado no dijo una palabra.


Ésa es “la nueva página” que Poggi quiere dar vuelta en San Luis.


                                                                                            Dirección Periodística


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Lo que Poggi no dice

La foto que enojó al diputado nacional. Foto: Archivo.

El diputado nacional, Claudio Javier Poggi, reaccionó ayer con extrema violencia a la publicación de una denuncia que lo pone al frente de un acto de corrupción: haber adjudicado una vivienda social, en tiempo récord y violando todas las normas, a uno de sus funcionarios que no reunía las condiciones para estar siquiera inscripto como eventual aspirante.


Sobre eso, el diputado no dijo nada. Expresó sí su molestia, porque la fotografía publicada por El Diario de la República, para la que Poggi posó en su momento, lo mostraba en una celda. Consideró que esa foto era un mensaje mafioso.


El Diario de la República reivindica el derecho de publicar las fotos que, en el libre ejercicio de la libertad de prensa, crea útiles para ilustrar un hecho de actualidad.


El Diario de la República no publica fotomontajes.


Las interpretaciones que se hagan de las fotografías y artículos publicados por un medio de comunicación, son derecho y potestad de quien las hace. Pero adjudicarle a la publicación esa interpretación, es un acto de deshonestidad.


Es lo que hizo ayer el diputado.


Poggi eligió victimizarse porque se sintió afectado por el background de una fotografía. Es mucho más fácil victimizarse que explicar un acto de corrupción. Es más fácil, pero no es más honesto.


No está en juego el background de una fotografía. Está en juego la honestidad de los actos de gobierno. Y el ex gobernador está denunciado e investigado por un acto de corrupción. Ése es el verdadero y único acto mafioso de esta historia.


En aras de la transparencia que el denunciado diputado agitó ayer en su melodramático mensaje, Poggi debió dar al menos una explicación que echara luz sobre la denuncia que lo afecta: haber burlado las normas para beneficiar a alguien que no cumplía con los requisitos, que fue inscripto con una retroactividad de 3 años, al que le facilitaron el acceso a la vivienda con un pago irrisorio y al que sólo luego de 14 días le entregaron la llave de su casa habiendo desplazado en el mismo acto a una persona que cumplía con todos los requisitos. Sobre todo esto, el diputado no dijo una palabra.


Ésa es “la nueva página” que Poggi quiere dar vuelta en San Luis.


                                                                                            Dirección Periodística


Logín