Pasar a Chile por Cristo Redentor puede resultar toda una odisea | Provincia | El Diario de la República El Diario de la República
Provincia | 05-02-2013 | 07:48 | 0

Pasar a Chile por Cristo Redentor puede resultar toda una odisea

Para hacer aduana al regreso hay demoras de hasta siete horas. Hay un horario para ir y otro para regresar. 

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/1

Todo puntano que tenga planeadas unas vacaciones en Chile y piense cruzar la cordillera por el paso Cristo Redentor deberá ir preparado para aguantar todo tipo de demoras. Además, es imprescindible saber antes de viajar que hay un horario para cruzar al país trasandino y otro distinto para poder regresar a la Argentina. Y todo debido a que están reparando la ruta conocida como los "Caracoles", que son el único camino posible para arribar a Santiago de Chile luego del paso por Mendoza.
El arreglo del camino chileno, una sucesión de 33 curvas cerradas y en pendiente que son transitadas por camiones de todo porte, dejó una sola vía disponible, ya que la otra está siendo asfaltada a nuevo. Así, resulta imposible enfrentar al tráfico que va hacia Santiago con el que retorna a Mendoza. Por eso las autoridades de ambos países resolvieron que hasta mediados de mayo habrá un horario para ir y otro para volver. Quienes quieran enfilar hacia Chile podrán cruzar la frontera entre las 8 y las 19, con la salvedad de que hay que pasar por el control de Gendarmería de Uspallata antes de las 17, ya que luego no dejan subir rumbo al control aduanero binacional. Los que vuelven con dirección a la Argentina deberán prepararse para manejar de noche por la cordillera, ya que el paso está abierto entre las 20 y las 7. En Los Andes, la última ciudad del lado chileno, permiten encarar el camino de montaña hasta las 18.
Pero una vez que uno aprendió los horarios, llega lo peor: los trámites aduaneros. De ida hacia Chile hay una demora normal, de dos o tres horas. Pero a la vuelta la atención es mucho más deficiente, hay menos cabinas disponibles, por lo que se forman colas de varios kilómetros y uno puede quedar varado hasta siete horas.


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
0

Se el primero en comentar