eldiariodelarepublica.com
Leonardo Balerdi, cerca del sueño

Escuchá acá la 90.9
X

Leonardo Balerdi, cerca del sueño


Hay fechas que nunca se olvidan… el nacimiento de un hijo, el aniversario con la novia/señora o el cumpleaños de un ser querido. Aunque también ¿por qué no? puede ser de algo laboral o deportivo. Este último es el caso de Leonardo Balerdi, marcador central en Boca Juniors, quien recuerda como si hubiera sido ayer las mañanas del 19 de enero del 2013 y del 13 de setiembre del 2016. La primera, correspondiente a su llegada a la pensión “Xeneize”. Y la segunda, al día en el que el “flaco” Schiavi lo citó para formar parte de la reserva ¡quien se las olvidaría!


 Mientras todos los amantes del fútbol argentino esperan por la reanudación de la competencia oficial, el mercedino de 18 años, y quien desde hace cuatro viste la “azul y oro”, atendió ayer tras la práctica matutina la llamada de El Diario, para contar como es el día a día en el mundo Boca pero también para recordar cómo fueron sus primeros pasos, la adaptación y la lucha constante que existe para debutar en primera. Algo que según “Leo” es lo que lo motiva para “seguir lejos de la familia”.


“Cuando llegué tenía 14 años. Para mí era todo nuevo, pero las ganas de jugar que tenía y el ser hincha del club hicieron que no sea todo tan pesado. Me adapté rápido en la pensión y en la escuela. En ese tiempo cursaba a la tarde y entrenaba a la mañana. Fue una etapa muy linda”, señalaba el ex Sportivo Pueyrredón, en donde dio sus primeros pasos en la Liga local.


“Leo” desembarcó en la institución de La Ribera gracias a una prueba que se desarrolló en Villa Mercedes. Tras ser seleccionado, debió presentarse a otros dos filtros en Casa Amarilla que finalmente pasó sin problemas. Eso sí, ahí no se paró como el central firme y agresivo que es hoy en día, sino como un volante que se movía de enganche o en la recuperación (5) de acuerdo a la situación.


“Fabián Fedullo me bajó a central en 7ª división. Necesitaban jugadores en esa posición y como yo soy alto (1,87 m) me probaron para ver cómo respondía y lo hice bien. La verdad que me acostumbré y me gusta. Además, en este último tiempo aprendí muchísimo”, expresaba el joven mercedino.


Pero si de maestro se trata, en la reserva tiene cara a cara a uno que entiende mucho del puesto, nada más y nada menos que a Rolando Schiavi, quien por ser un marcador experimentado corrige a los centrales en cada entrenamiento. “Él nos pide diálogo, que nos hablemos constantemente. También que no caminemos, seamos aguerridos y saquemos el equipo adelante cuando se mete atrás”, dijo.


Consultado por su ídolo en Boca, “Leo” elogió a Fernando Gago. No solo por la claridad de juego que tiene “pintita”, sino también porque cuando el actual capitán estuvo lesionado compartió prácticas y el vestuario. “Tiene muy buena onda con los chicos de las inferiores. Cuando fui a mi primer entrenamiento con la reserva no podía creer que lo tenía al lado. Una cosa que no voy a olvidar de él fue la charla técnica que dio en el partido contra Sarmiento, nos dijo ‘que muchos lo estaban observando para ver cómo estaba, pero que lo que importaba era el funcionamiento del equipo. Esa era la nota de los diarios’”, comentó.


“Leo” ya vio minutos el pasado año frente a Tigre y Atlético Tucumán, y ahora espera ansioso la reanudación del campeonato para continuar su lucha por el puesto y demostrar así que puede cumplir el sueño: debutar en la primera del “Xeneize”.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Leonardo Balerdi, cerca del sueño


Hay fechas que nunca se olvidan… el nacimiento de un hijo, el aniversario con la novia/señora o el cumpleaños de un ser querido. Aunque también ¿por qué no? puede ser de algo laboral o deportivo. Este último es el caso de Leonardo Balerdi, marcador central en Boca Juniors, quien recuerda como si hubiera sido ayer las mañanas del 19 de enero del 2013 y del 13 de setiembre del 2016. La primera, correspondiente a su llegada a la pensión “Xeneize”. Y la segunda, al día en el que el “flaco” Schiavi lo citó para formar parte de la reserva ¡quien se las olvidaría!


 Mientras todos los amantes del fútbol argentino esperan por la reanudación de la competencia oficial, el mercedino de 18 años, y quien desde hace cuatro viste la “azul y oro”, atendió ayer tras la práctica matutina la llamada de El Diario, para contar como es el día a día en el mundo Boca pero también para recordar cómo fueron sus primeros pasos, la adaptación y la lucha constante que existe para debutar en primera. Algo que según “Leo” es lo que lo motiva para “seguir lejos de la familia”.


“Cuando llegué tenía 14 años. Para mí era todo nuevo, pero las ganas de jugar que tenía y el ser hincha del club hicieron que no sea todo tan pesado. Me adapté rápido en la pensión y en la escuela. En ese tiempo cursaba a la tarde y entrenaba a la mañana. Fue una etapa muy linda”, señalaba el ex Sportivo Pueyrredón, en donde dio sus primeros pasos en la Liga local.


“Leo” desembarcó en la institución de La Ribera gracias a una prueba que se desarrolló en Villa Mercedes. Tras ser seleccionado, debió presentarse a otros dos filtros en Casa Amarilla que finalmente pasó sin problemas. Eso sí, ahí no se paró como el central firme y agresivo que es hoy en día, sino como un volante que se movía de enganche o en la recuperación (5) de acuerdo a la situación.


“Fabián Fedullo me bajó a central en 7ª división. Necesitaban jugadores en esa posición y como yo soy alto (1,87 m) me probaron para ver cómo respondía y lo hice bien. La verdad que me acostumbré y me gusta. Además, en este último tiempo aprendí muchísimo”, expresaba el joven mercedino.


Pero si de maestro se trata, en la reserva tiene cara a cara a uno que entiende mucho del puesto, nada más y nada menos que a Rolando Schiavi, quien por ser un marcador experimentado corrige a los centrales en cada entrenamiento. “Él nos pide diálogo, que nos hablemos constantemente. También que no caminemos, seamos aguerridos y saquemos el equipo adelante cuando se mete atrás”, dijo.


Consultado por su ídolo en Boca, “Leo” elogió a Fernando Gago. No solo por la claridad de juego que tiene “pintita”, sino también porque cuando el actual capitán estuvo lesionado compartió prácticas y el vestuario. “Tiene muy buena onda con los chicos de las inferiores. Cuando fui a mi primer entrenamiento con la reserva no podía creer que lo tenía al lado. Una cosa que no voy a olvidar de él fue la charla técnica que dio en el partido contra Sarmiento, nos dijo ‘que muchos lo estaban observando para ver cómo estaba, pero que lo que importaba era el funcionamiento del equipo. Esa era la nota de los diarios’”, comentó.


“Leo” ya vio minutos el pasado año frente a Tigre y Atlético Tucumán, y ahora espera ansioso la reanudación del campeonato para continuar su lucha por el puesto y demostrar así que puede cumplir el sueño: debutar en la primera del “Xeneize”.


Logín