-1°SAN LUIS - Lunes 27 de Mayo de 2024

-1°SAN LUIS - Lunes 27 de Mayo de 2024

EN VIVO

Histórico gesto humanitario: San Luis le abrió las puertas a los primeros refugiados sirios

Por redacción
| 08 de febrero de 2017
Fotos: Martín Gómez.

Cambiaron alarmas de guerra que sonaban constantemente, por una tierra donde reina la paz. Cambiaron caras de pánico, por rostros de alegría. Muertes por vida. Odio por amor. Lana y Majb son los primeros refugiados sirios que alberga la provincia y llegaron ayer al aeropuerto alrededor de las 9:20 donde fueron recibidos por el gobernador Alberto Rodríguez Saá con un afectuoso y cálido "¡¡¡bienvenidos hermanos!!!".  Es el primer jefe de Estado que recibe a personas que escapan de la guerra civil que azota ese país asiático.

 


Después los llevó a las residencias de la Universidad de La Punta (ULP), donde habitarán. Para ellos significa el comienzo de una nueva vida, una vida que les fue arrebatada en Siria por una guerra sin sentido.

 


La expectativa en el aeropuerto de San Luis era enorme, y ningún curioso quiso perderse semejante acontecimiento. La aparición de Lana y Majb, con unas sonrisas tan largas que parecían no caber en sus rostros, rompió el clima de expectativa y se empezó a percibir como realidad un deseo muy difícil de llevar a cabo. Lucían asombrados por recibir tanta calidez humana, algo a lo que el día a día de su país no los había acostumbrado demasiado.

 


“Estoy muy emocionado y me pone contento ver la alegría que sentían cuando llegaron. Calculaba como un sueño que lleguen en 100 días, y fue un poco menos. Ahora con esta experiencia y un poco de contagio esperamos que se abra más el corredor humanitario y podamos tener más casos. Ojalá que se sumen otras provincias también”, dijo Rodríguez Saá, quien luego se dirigió a ellos: “Ustedes a nosotros nos están dando una enorme emoción, y sobre todo porque nos mantienen unidos en esta acción solidaria. Nos despiertan estas hermosas emociones. Queremos lo mejor para ustedes, y que se sientan como en su casa. Tienen las puertas abiertas, sean felices y libres”.

 


Ella tiene 30 años y es estudiante de Bellas Artes, mientras que él es chef profesional a sus 26 años. Para la comunicación tienen a Susana Abdala, traductora de español-árabe. Sin embargo, pudieron hablar con la prensa con lo que sabían de inglés. “Estoy muy feliz, y muy agradecido de corazón a todos por ayudarnos. Los amo a todos. Ahora viviremos nuestro sueño. Quiero abrir mi propio restaurante”, manifestó Majb. Por su parte, Lana aseguró: “Nos ayudaron tanto que es una bendición para nosotros. Hicieron todo para que estemos mejor, muchas gracias de corazón. Empezaré mi sueño acá, con la ayuda de todos ustedes. Escuché que el Gobernador también es artista, y me pone muy contenta que sea así”.

 


Los refugiados no llegaron solos desde Buenos Aires, sino acompañados de Liliana Scheines, la coordinadora del corredor humanitario de la provincia, quien no quería despegárseles ni un momento. “Recibimos a la primera familia, y la verdad que estamos contentos y emocionados. Ellos nos van a ayudar para decirnos cómo los podemos integrar de la mejor manera. Estaban en Buenos Aires, les conté de la posibilidad de San Luis, y se entusiasmaron mucho. Anoche estaban tan nerviosos que no pudieron dormir. Están muy felices, tienen muchas expectativas y quieren empezar acá una vida nueva. Ellos vienen de un país en guerra, en el que él estudió para chef, y ella estudió Bellas Artes. Desde que empezó la guerra, Lana no pudo volver a pintar, porque le generó un bloqueo la situación. Esperemos que acá en San Luis ella pueda retomar su pasión”, afirmó Scheines, con una mirada que irradiaba esperanza y felicidad.

 


Desde el aeropuerto, fueron directamente hacia la ULP. Lana y Majb fueron en el auto que personalmente condujo el Gobernador. Tras instalarse en su residencia, compartieron un desayuno con funcionarios, y gente que desinteresadamente se acercó a darles la bienvenida. No dejaron de sonreír ni un momento.

 


“Es un momento de mucha emoción que estábamos esperando. Celebramos su llegada, pero tratamos de hacerlo con mucha prudencia y cautela. Recién les manifesté que no se crean que todos los días van a ser así, de desayunar con tanta gente, pero es una manera de que la comunidad exprese su beneplácito, su alegría y su satisfacción de que ellos estén con nosotros”, aseguró Fernando Salino, rector de la ULP, y agregó: “Tenemos mucho para aprender de ellos, estoy seguro que es más lo que nos van a dar, que lo nosotros podamos entregarle a ellos. Ojalá les sirva para resolver una dificultad grande que la humanidad tiene. Los vi muy sorprendidos, porque llegaron a un lugar que no conocen y están ganando en tranquilidad. Con el tiempo vamos a ir viendo la mejor manera de que se inserten, y que encuentren las oportunidades que han perdido. Me parece que el equipo que tiene que ver con los refugiados están haciendo un trabajo importante”.

 


La llegada al departamento del 1º piso de uno de los edificios de la ULP donde habitarán, también tuvo un significado especial para ellos. Tras hacer un recorrido por las instalaciones, cuando lograron un poco de intimidad, se acercaron a la ventana, se abrazaron y contemplaron en silencio la vista. El momento duró 10 segundos, pero se sentía eterno. Parecían pensar en el tormentoso pasado que dejaron atrás, lo increíble de estar viviendo un presente tan tranquilo y el futuro con un sinfín de oportunidades que les espera.

 


LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo