Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Vinos espumosos o champagne, ¿son lo mismo?

Sergio Tognelli

Los espumosos son vinos cuya característica principal es la presencia de gas carbónico desarrollado de manera natural y responsable de la formación de burbujas.

Para su elaboración se realizan dos fermentaciones, la primera se hace en tanques de acero inoxidable o cubas de madera como la fermentación de todos los vinos. En ésta, por acción de las levaduras, se convierte el mosto o jugo de uva en una bebida alcohólica obteniendo el “vino base”.

El punto crucial llega a la hora de hacerlo tomar espuma, es decir convertir un vino chato en algo maravilloso, y esto sucede en la segunda fermentación, que podemos realizarla con dos métodos, el Charmat o el Champenoise.

El Champenoise o método tradicional es el que perfeccionara el monje Dom Pierre Perignon en el siglo XVII. Una vez logrado el vino base, se produce la segunda fermentación en la botella misma, agregando un poco de levaduras y un vino muy dulce conocido como “licor de tiraje”.

Si uno pudiera ver el proceso se encontraría con levaduras dentro de la botella que van fermentando lentamente, “comiendo” el azúcar y produciendo gas carbónico y aromas peculiares que son retenidos dado que la misma tiene una tapa tipo corona.

Este proceso puede durar desde algunos meses hasta años y por lo general cuanto más tiempo estuvo “sobre lías” (levaduras) el resultado es mejor. Este método logra espumosos de burbujas más finas y aromas más complejos, aunque el costo de elaboración es mayor.

Por su parte, el método Charmat se desarrolló a principios del siglo XX y se diferencia en que la segunda fermentación se realiza en tanques de acero inoxidable resistentes a una gran presión.

Es un método rápido y más económico que logra resultados muy aceptables donde la predominancia se la lleva la expresión frutal y la frescura. Si en la etiqueta no indica “método tradicional” o champenoise, seguramente es charmat.

¿Qué es el champagne entonces? Es un vino espumoso, que se elabora sólo con el método Champenoise en la región francesa de Champagne, con Denominación de Origen Controlada (A.O.C) desde el 22 de julio de 1927 fecha en que se reglamentó la norma estricta que regula su elaboración.

Se los llama cava en España, sparkling wine en USA o espumosos en Argentina, ya que no se puede usar el nombre Champagne fuera de la región específica francesa.

 Queridos enófilos, los espumosos son divertidos y generan momentos únicos, así que a buscar una linda excusa, a disfrutarlos y ¡salud!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Vinos espumosos o champagne, ¿son lo mismo?

Los espumosos son vinos cuya característica principal es la presencia de gas carbónico desarrollado de manera natural y responsable de la formación de burbujas.

Para su elaboración se realizan dos fermentaciones, la primera se hace en tanques de acero inoxidable o cubas de madera como la fermentación de todos los vinos. En ésta, por acción de las levaduras, se convierte el mosto o jugo de uva en una bebida alcohólica obteniendo el “vino base”.

El punto crucial llega a la hora de hacerlo tomar espuma, es decir convertir un vino chato en algo maravilloso, y esto sucede en la segunda fermentación, que podemos realizarla con dos métodos, el Charmat o el Champenoise.

El Champenoise o método tradicional es el que perfeccionara el monje Dom Pierre Perignon en el siglo XVII. Una vez logrado el vino base, se produce la segunda fermentación en la botella misma, agregando un poco de levaduras y un vino muy dulce conocido como “licor de tiraje”.

Si uno pudiera ver el proceso se encontraría con levaduras dentro de la botella que van fermentando lentamente, “comiendo” el azúcar y produciendo gas carbónico y aromas peculiares que son retenidos dado que la misma tiene una tapa tipo corona.

Este proceso puede durar desde algunos meses hasta años y por lo general cuanto más tiempo estuvo “sobre lías” (levaduras) el resultado es mejor. Este método logra espumosos de burbujas más finas y aromas más complejos, aunque el costo de elaboración es mayor.

Por su parte, el método Charmat se desarrolló a principios del siglo XX y se diferencia en que la segunda fermentación se realiza en tanques de acero inoxidable resistentes a una gran presión.

Es un método rápido y más económico que logra resultados muy aceptables donde la predominancia se la lleva la expresión frutal y la frescura. Si en la etiqueta no indica “método tradicional” o champenoise, seguramente es charmat.

¿Qué es el champagne entonces? Es un vino espumoso, que se elabora sólo con el método Champenoise en la región francesa de Champagne, con Denominación de Origen Controlada (A.O.C) desde el 22 de julio de 1927 fecha en que se reglamentó la norma estricta que regula su elaboración.

Se los llama cava en España, sparkling wine en USA o espumosos en Argentina, ya que no se puede usar el nombre Champagne fuera de la región específica francesa.

 Queridos enófilos, los espumosos son divertidos y generan momentos únicos, así que a buscar una linda excusa, a disfrutarlos y ¡salud!

Logín