eldiariodelarepublica.com
Tres testigos complicaron a un conductor que causó 2 muertes

Escuchá acá la 90.9
X

Tres testigos complicaron a un conductor que causó 2 muertes

Sus testimonios permiten inferir que el hombre que manejaba la camioneta cruzó el semáforo en rojo. El accidente fue en 25 de Mayo y Ayacucho, en Villa Mercedes.

Juan Carlos Collado le había dicho al juez que le imputa las muertes de Aldana Violeta Aguilera y su hija Natasha en un accidente de tránsito que, al momento del choque, el semáforo que le regulaba el paso estaba en verde, y por eso cruzó. Pero no una, sino tres personas, que estaban en la esquina donde ocurrió la colisión, de alguna forma, lo desmintieron. Los testigos contaron que era a la mujer que conducía la moto a quien el aparato electrónico le había cedido el paso.

El miércoles Collado, en la indagatoria que le tomó el juez Leandro Estrada, contó que manejaba su Ford Ranger por 25 de Mayo, hacia el sur. En el cruce que esa avenida tiene con Ayacucho el semáforo, que le indicaba el paso a él, tenía la luz verde. Lo que, por lógica, le refería que los conductores de la otra calle no podían pasar.

Por eso, según el hombre de 65 años, cuando cruzaba por la ochava, “no vio” la Motomel 125 roja en la que viajaban madre e hija, comentó un informante que presenció la indagatoria.

Hasta ayer los defensores no habían ofrecido ningún testigo o prueba que avale los dichos de su cliente. No obstante, el magistrado ya cuenta con las declaraciones de tres personas que podrían ser cruciales para determinar si Collado tiene o no responsabilidad en el choque que se cobró las vidas de Aguilera, de 24 años, y su nena de tres.

Entre los testigos está un vecino que, al instante del accidente, estaba parado en una de las esquinas de 25 de Mayo y Ayacucho, y un comerciante, que desde su local escuchó el estruendo de la colisión y salió a la calle para ver lo que había sucedido, le confió una fuente judicial a El Diario.

“Todos, de acuerdo a lo que relataron, vieron el choque desde diferentes ángulos”, dijo el informante, pero en definitiva los tres indicaron lo mismo: que el conductor de la Ranger cometió infracción. “Uno vio el semáforo en verde para la mujer, lo cual permite suponer que el rojo estaba para la camioneta. Otro, el comerciante, por ejemplo, vio que la luz estaba en rojo para el acusado”, comentó.

Estrada también revisó el video de la cámara de seguridad que registró el siniestro. La filmadora está situada “de espalda al semáforo, de sur a norte, o sea que no pueden verse las luces que marca para 25 de Mayo y de Ayacucho menos”, aclaró el informante. Pero eso no impide calcular si el imputado cometió falta.

El video muestra que unos tres segundos antes del choque otra moto y un auto pasaron por Ayacucho, la calle por la que transitaban Aguilera y su nena. Esos dos vehículos estuvieron detenidos por un momento y, luego, en sincronía, cruzaron la esquina. Lo que quiere decir que el semáforo de esa arteria estaba en verde en ese instante y todavía lo estaba cuando pasaron por ahí las víctimas.

Según revela el video, la Ranger no detuvo su marcha en ningún momento antes del impacto, la moto de Aguilera tampoco. La camioneta paró después del choque, indicó el informante.

“Tres o cinco segundos después del accidente, la cámara captó a un camión que también circulaba por la avenida”, pero en sentido contrario a Collado, es decir, de sur a norte, precisó. El conductor del camión frenó. Eso último indicaría, si los semáforos están sincronizados, que efectivamente los aparatos que regulan el tránsito sobre 25 de Mayo estaban en rojo.

Ayer, también, el personal de Criminalística le elevó al juez las pericias que hicieron para determinar la mecánica del siniestro.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Tres testigos complicaron a un conductor que causó 2 muertes

Sus testimonios permiten inferir que el hombre que manejaba la camioneta cruzó el semáforo en rojo. El accidente fue en 25 de Mayo y Ayacucho, en Villa Mercedes.

Registrado. El momento en el que la camioneta colisionó con la moto fue grabado por una cámara. Foto: Unidad Regional II.

Juan Carlos Collado le había dicho al juez que le imputa las muertes de Aldana Violeta Aguilera y su hija Natasha en un accidente de tránsito que, al momento del choque, el semáforo que le regulaba el paso estaba en verde, y por eso cruzó. Pero no una, sino tres personas, que estaban en la esquina donde ocurrió la colisión, de alguna forma, lo desmintieron. Los testigos contaron que era a la mujer que conducía la moto a quien el aparato electrónico le había cedido el paso.

El miércoles Collado, en la indagatoria que le tomó el juez Leandro Estrada, contó que manejaba su Ford Ranger por 25 de Mayo, hacia el sur. En el cruce que esa avenida tiene con Ayacucho el semáforo, que le indicaba el paso a él, tenía la luz verde. Lo que, por lógica, le refería que los conductores de la otra calle no podían pasar.

Por eso, según el hombre de 65 años, cuando cruzaba por la ochava, “no vio” la Motomel 125 roja en la que viajaban madre e hija, comentó un informante que presenció la indagatoria.

Hasta ayer los defensores no habían ofrecido ningún testigo o prueba que avale los dichos de su cliente. No obstante, el magistrado ya cuenta con las declaraciones de tres personas que podrían ser cruciales para determinar si Collado tiene o no responsabilidad en el choque que se cobró las vidas de Aguilera, de 24 años, y su nena de tres.

Entre los testigos está un vecino que, al instante del accidente, estaba parado en una de las esquinas de 25 de Mayo y Ayacucho, y un comerciante, que desde su local escuchó el estruendo de la colisión y salió a la calle para ver lo que había sucedido, le confió una fuente judicial a El Diario.

“Todos, de acuerdo a lo que relataron, vieron el choque desde diferentes ángulos”, dijo el informante, pero en definitiva los tres indicaron lo mismo: que el conductor de la Ranger cometió infracción. “Uno vio el semáforo en verde para la mujer, lo cual permite suponer que el rojo estaba para la camioneta. Otro, el comerciante, por ejemplo, vio que la luz estaba en rojo para el acusado”, comentó.

Estrada también revisó el video de la cámara de seguridad que registró el siniestro. La filmadora está situada “de espalda al semáforo, de sur a norte, o sea que no pueden verse las luces que marca para 25 de Mayo y de Ayacucho menos”, aclaró el informante. Pero eso no impide calcular si el imputado cometió falta.

El video muestra que unos tres segundos antes del choque otra moto y un auto pasaron por Ayacucho, la calle por la que transitaban Aguilera y su nena. Esos dos vehículos estuvieron detenidos por un momento y, luego, en sincronía, cruzaron la esquina. Lo que quiere decir que el semáforo de esa arteria estaba en verde en ese instante y todavía lo estaba cuando pasaron por ahí las víctimas.

Según revela el video, la Ranger no detuvo su marcha en ningún momento antes del impacto, la moto de Aguilera tampoco. La camioneta paró después del choque, indicó el informante.

“Tres o cinco segundos después del accidente, la cámara captó a un camión que también circulaba por la avenida”, pero en sentido contrario a Collado, es decir, de sur a norte, precisó. El conductor del camión frenó. Eso último indicaría, si los semáforos están sincronizados, que efectivamente los aparatos que regulan el tránsito sobre 25 de Mayo estaban en rojo.

Ayer, también, el personal de Criminalística le elevó al juez las pericias que hicieron para determinar la mecánica del siniestro.

Logín