eldiariodelarepublica.com
Datos personales

Escuchá acá la 90.9
X

Datos personales

El uso de datos personales con cualquier fin, sin el consentimiento de los propietarios de esos datos, constituye una violación a la intimidad de las personas en primer término, un potencial peligro a la seguridad e integridad de esos individuos, y además, el riesgo cierto de la falsificación de las actividades de cualquier sujeto.

Éstas razones son más que suficientes como para que las sociedades evolucionadas, a través de sus leyes respectivas, sancionen, castiguen y apliquen justicia sobre aquellas empresas e individuos que se dediquen a actividades cuyo principal sustento es la manipulación de los datos personales de otros individuos.

Ésta es la principal acusación que enfrentó Facebook ante el Congreso de los Estados Unidos, respecto de su intervención en la campaña electoral que llevó a la Presidencia a Donald Trump, pero la firma de Mark Zuckerberg no es la única que afrontó los costos de la manipulación de datos. Apenas es la más conocida, y no es sorpresa que otras empresas, en otros países, y ante coyunturas muy importantes, hayan actuado de manera similar.

El movimiento pro Brexit Leave.EU, financiado por el multimillonario británico Arron Banks, y una empresa de su propiedad enfrentan multas por 135.000 libras por vulnerar la protección de datos personales durante la campaña para el referéndum de 2016, informaron las autoridades.

Leave.EU nació en 2015 para defender la salida de Reino Unido de la Unión Europea, aprobada en referéndum en junio de 2016 por 52% de votos a favor. La Comisión Electoral desestimó este movimiento como campaña oficial de los partidarios del Brexit pero, gracias a su fuerte presencia en las redes sociales, fue decisivo en la decisión de los británicos.

Hasta la fecha, millones de británicos reclaman un nuevo referéndum, ante la sospecha generalizada de la manipulación de datos. No del resultado final, sobre el que no existe discusión alguna, sino de la forma en que la sociedad británica “alcanzó y expresó” en las urnas, ese resultado.

La Oficina del Comisionado de Información (ICO), regulador británico encargado de la protección de datos personales, asegura que la campaña Leave.EU utilizó información de clientes de la empresa de seguros Eldon Insurance para enviarles material de marketing electoral de forma ilegítima.

El regulador informó de su intención de multar a Leave.EU y Eldon Insurance, empresa conocida comercialmente como GoSkippy, con 60.000 libras esterlinas (78.000 dólares, 69.000 euros) cada una por “infracciones graves” de la regulación sobre las comunicaciones electrónicas, por el envío de más de un millón de emails con publicidad de GoSkippy a los afiliados de Leave.EU.

La ICO también planea sancionar a Leave.EU con una multa de 15.000 libras por haber enviado casi 300.000 correos electrónicos a clientes de Eldon Insurance que incluían boletines de información de Leave.EU.

Banks, cuya financiación de la campaña pro Brexit está siendo investigada por la agencia británica de lucha contra el crimen organizado NCA, se defendió en Twitter de estas nuevas acusaciones.

“La ICO no encuentra ninguna evidencia de una gran conspiración de datos y halla que accidentalmente podemos haber enviado boletines de información a clientes”, escribió. Una frase cuyo contenido roza el cinismo y se aleja del buen gusto.

La NCA también anunció la semana pasada que está investigando el presunto uso por Banks de empresas registradas en Gibraltar y en la isla de Man para financiar Leave.EU, algo prohibido por la ley electoral británica.

En mayo, la Comisión Electoral ya multó a Leave.EU con 70.000 libras por superar el techo de gasto de campaña y presentar declaraciones de gastos incompletas o inexactas.

Los datos personales, son personales siempre. Si un individuo, por las razones que sean, desprotege esos datos, eso no habilita a nadie a usufructuarlos en pos de ningún objetivo. Pero en caso de ocurrir, debe ser corregido. Y debe sancionarse a los responsables.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Datos personales

El uso de datos personales con cualquier fin, sin el consentimiento de los propietarios de esos datos, constituye una violación a la intimidad de las personas en primer término, un potencial peligro a la seguridad e integridad de esos individuos, y además, el riesgo cierto de la falsificación de las actividades de cualquier sujeto.

Éstas razones son más que suficientes como para que las sociedades evolucionadas, a través de sus leyes respectivas, sancionen, castiguen y apliquen justicia sobre aquellas empresas e individuos que se dediquen a actividades cuyo principal sustento es la manipulación de los datos personales de otros individuos.

Ésta es la principal acusación que enfrentó Facebook ante el Congreso de los Estados Unidos, respecto de su intervención en la campaña electoral que llevó a la Presidencia a Donald Trump, pero la firma de Mark Zuckerberg no es la única que afrontó los costos de la manipulación de datos. Apenas es la más conocida, y no es sorpresa que otras empresas, en otros países, y ante coyunturas muy importantes, hayan actuado de manera similar.

El movimiento pro Brexit Leave.EU, financiado por el multimillonario británico Arron Banks, y una empresa de su propiedad enfrentan multas por 135.000 libras por vulnerar la protección de datos personales durante la campaña para el referéndum de 2016, informaron las autoridades.

Leave.EU nació en 2015 para defender la salida de Reino Unido de la Unión Europea, aprobada en referéndum en junio de 2016 por 52% de votos a favor. La Comisión Electoral desestimó este movimiento como campaña oficial de los partidarios del Brexit pero, gracias a su fuerte presencia en las redes sociales, fue decisivo en la decisión de los británicos.

Hasta la fecha, millones de británicos reclaman un nuevo referéndum, ante la sospecha generalizada de la manipulación de datos. No del resultado final, sobre el que no existe discusión alguna, sino de la forma en que la sociedad británica “alcanzó y expresó” en las urnas, ese resultado.

La Oficina del Comisionado de Información (ICO), regulador británico encargado de la protección de datos personales, asegura que la campaña Leave.EU utilizó información de clientes de la empresa de seguros Eldon Insurance para enviarles material de marketing electoral de forma ilegítima.

El regulador informó de su intención de multar a Leave.EU y Eldon Insurance, empresa conocida comercialmente como GoSkippy, con 60.000 libras esterlinas (78.000 dólares, 69.000 euros) cada una por “infracciones graves” de la regulación sobre las comunicaciones electrónicas, por el envío de más de un millón de emails con publicidad de GoSkippy a los afiliados de Leave.EU.

La ICO también planea sancionar a Leave.EU con una multa de 15.000 libras por haber enviado casi 300.000 correos electrónicos a clientes de Eldon Insurance que incluían boletines de información de Leave.EU.

Banks, cuya financiación de la campaña pro Brexit está siendo investigada por la agencia británica de lucha contra el crimen organizado NCA, se defendió en Twitter de estas nuevas acusaciones.

“La ICO no encuentra ninguna evidencia de una gran conspiración de datos y halla que accidentalmente podemos haber enviado boletines de información a clientes”, escribió. Una frase cuyo contenido roza el cinismo y se aleja del buen gusto.

La NCA también anunció la semana pasada que está investigando el presunto uso por Banks de empresas registradas en Gibraltar y en la isla de Man para financiar Leave.EU, algo prohibido por la ley electoral británica.

En mayo, la Comisión Electoral ya multó a Leave.EU con 70.000 libras por superar el techo de gasto de campaña y presentar declaraciones de gastos incompletas o inexactas.

Los datos personales, son personales siempre. Si un individuo, por las razones que sean, desprotege esos datos, eso no habilita a nadie a usufructuarlos en pos de ningún objetivo. Pero en caso de ocurrir, debe ser corregido. Y debe sancionarse a los responsables.

Logín