eldiariodelarepublica.com
El sueño del pibe

Escuchá acá la 90.9
X

El sueño del pibe

Cristian Piani

Germán Sosa fue a una prueba que hizo River Plate en Monte Buey y quedó seleccionado. El niño de Campamento Viejo viajará a Buenos Aires.

Esa gambeta endiablada que sólo da el potrero, fue tal vez, la que cautivó a los cazatalentos.

Germán Sosa, salió de su casa en Campamento Viejo, un pueblo entre El Trapiche y La Florida, con una sonrisa que no le entraba en su cara de 10 años. El pibe, además de estar ante uno de los viajes más largo que había realizado hasta el momento, son 500 kilómetros hasta Monte Buey, Córdoba, iba a una prueba del club de sus amores: River Plate.

El sólo hecho de estar en la prueba, cumplió con creces sus expectativas. Pero ahí no quedó la historia, los cazatalentos "millonarios" Pablo Gigena, Luis Pereyra y Nicolás Miño quedaron maravillados con la zurda prometedora de Sosa. Una gambeta, tres pases y un "tomá hacelo" de lujo bastaron para quedar en la lista definitiva y la convocatoria para el 3 de abril a las 13 en el Monumental de Núñez.

"Esto es un sueño, River es mi vida y si llego a jugar ahí será todo", cortita y al pie, como juega, habla el "10" de Campamento Viejo que quedó seleccionado para una prueba más exhaustiva en Buenos Aires.

"Germán siempre jugó para el equipo de La Florida, fue ahí donde forjó una zurda increíble que lo llevaron a destacarse", contó Diego Vera, uno de los artífices de la incursión puntana a Monte Buey, que además de Sosa, contó con los jugadores Lucas Gómez y Axel Bordón.

El pibe que juega de volante creativo, entrena todos los días en la cancha del Campamento, un potrero que la Municipalidad de El Trapiche puso en valor, la cerró y le puso luces. En esa cancha se implementó una escuelita de fútbol, que fue gestionada por Vera y por el profesor Lautaro Pérez y a la que actualmente concurren medio centenar de pibes.

La oportunidad de llevar a Sosa, Gómez y Bordón salió tras una comunicación telefónica. 

"Hace dos años tuvimos la oportunidad de traer a gente de River Plate a hacer una prueba a San Luis y quedó el contacto. Cuando llamé, me contaron que iban a estar en la cancha de Matienzo, en Monte Buey, entonces seleccioné a 3 niños de las categorías 2007 y 2008 y los llevé", contó Vera quien detalló los periplos del viaje: "Salimos  a las 4 de la mañana, estos niños nunca habían viajado más allá de la provincia por lo que estuvieron muy nerviosos, aun así dieron una buena prueba. Germán quedó, pero Lucas y Axel dieron lo mejor de ellos. Los profes nos dijeron que tienen talento, pero les falta un poco más de entrenamiento y tenemos las puertas abiertas para volver llevarlos. Ahora ya pensamos en el 3 de abril, donde Germán tendrá una oportunidad histórica que le puede cambiar la vida para siempre".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El sueño del pibe

Germán Sosa fue a una prueba que hizo River Plate en Monte Buey y quedó seleccionado. El niño de Campamento Viejo viajará a Buenos Aires.

Un sueño hecho realidad. Con la camiseta de River, Germán junto con su profesor Vera en la cancha de Matienzo de Monte Buey. Foto: Yair Acevedo

Esa gambeta endiablada que sólo da el potrero, fue tal vez, la que cautivó a los cazatalentos.

Germán Sosa, salió de su casa en Campamento Viejo, un pueblo entre El Trapiche y La Florida, con una sonrisa que no le entraba en su cara de 10 años. El pibe, además de estar ante uno de los viajes más largo que había realizado hasta el momento, son 500 kilómetros hasta Monte Buey, Córdoba, iba a una prueba del club de sus amores: River Plate.

El sólo hecho de estar en la prueba, cumplió con creces sus expectativas. Pero ahí no quedó la historia, los cazatalentos "millonarios" Pablo Gigena, Luis Pereyra y Nicolás Miño quedaron maravillados con la zurda prometedora de Sosa. Una gambeta, tres pases y un "tomá hacelo" de lujo bastaron para quedar en la lista definitiva y la convocatoria para el 3 de abril a las 13 en el Monumental de Núñez.

"Esto es un sueño, River es mi vida y si llego a jugar ahí será todo", cortita y al pie, como juega, habla el "10" de Campamento Viejo que quedó seleccionado para una prueba más exhaustiva en Buenos Aires.

"Germán siempre jugó para el equipo de La Florida, fue ahí donde forjó una zurda increíble que lo llevaron a destacarse", contó Diego Vera, uno de los artífices de la incursión puntana a Monte Buey, que además de Sosa, contó con los jugadores Lucas Gómez y Axel Bordón.

El pibe que juega de volante creativo, entrena todos los días en la cancha del Campamento, un potrero que la Municipalidad de El Trapiche puso en valor, la cerró y le puso luces. En esa cancha se implementó una escuelita de fútbol, que fue gestionada por Vera y por el profesor Lautaro Pérez y a la que actualmente concurren medio centenar de pibes.

La oportunidad de llevar a Sosa, Gómez y Bordón salió tras una comunicación telefónica. 

"Hace dos años tuvimos la oportunidad de traer a gente de River Plate a hacer una prueba a San Luis y quedó el contacto. Cuando llamé, me contaron que iban a estar en la cancha de Matienzo, en Monte Buey, entonces seleccioné a 3 niños de las categorías 2007 y 2008 y los llevé", contó Vera quien detalló los periplos del viaje: "Salimos  a las 4 de la mañana, estos niños nunca habían viajado más allá de la provincia por lo que estuvieron muy nerviosos, aun así dieron una buena prueba. Germán quedó, pero Lucas y Axel dieron lo mejor de ellos. Los profes nos dijeron que tienen talento, pero les falta un poco más de entrenamiento y tenemos las puertas abiertas para volver llevarlos. Ahora ya pensamos en el 3 de abril, donde Germán tendrá una oportunidad histórica que le puede cambiar la vida para siempre".

Logín