eldiariodelarepublica.com
Por falta de un aparato en una clínica debió volver al hospital

Escuchá acá la 90.9
X

Por falta de un aparato en una clínica debió volver al hospital

Marianella Lucero se fracturó el fémur en un accidente de tránsito. Permaneció en terapia intensiva del Sanatorio de la Merced y la derivaron al policlínico por la falta de una herramienta quirúrgica.

El viernes a la mañana, Marianella Lucero, de 36 años, fue víctima de un accidente de tránsito que le dejó como consecuencia una doble fractura de fémur en la pierna derecha y un leve traumatismo de cráneo. Automáticamente fue derivada al policlínico regional “Juan Domingo Perón”, donde le realizaron los primeros estudios. Al llegar, Marianella mencionó que contaba con obra social y quería ser trasladada al Sanatorio de la Merced S.R.L, donde generalmente la asisten. Luego de permanecer varias horas en terapia intensiva, la paciente debió ser enviada nuevamente al policlínico por falta de elementos quirúrgicos para llevar adelante su cirugía.

El choque ocurrió sobre la avenida 25 de Mayo y Coronel Iseas, según relató la protagonista, quien confesó que a partir de ese momento no recordó nada más. El traslado urgente fue hacia la guardia del hospital, allí le realizaron radiografía, tomografía y le colocaron sueros con analgésicos hasta que al poco tiempo la llevaron al sanatorio. Si bien el choque le provocó una rotura de hueso muy seria, la desgracia continuó después, cuando luego de estar dos horas internada en una sala de terapia intensiva recibió la noticia de que no iba a poder ser operada porque el quirófano no contaba con el sistema móvil radioquirúrgico digital de arco en "C”, una tecnología moderna de adquisición de imágenes en tiempo real, utilizada actualmente en las salas de operación.

Los familiares de Marianella le manifestaron a El Diario que no sólo pasaron un mal momento sino que, además, debieron pagar una cifra muy importante de dinero por su permanencia en la clínica.

El director del policlínico regional, Fernando Romero, detalló que en el momento en que la paciente fue derivada al sanatorio, recibió un llamado de un traumatólogo informándole sobre el problema en la clínica. “No es la primera vez que nos pasa esto, anteriormente sucedió un caso similar en la Clínica del Niño, con el mismo médico, con un niño que tuvo que ser trasladado y que aún está en el hospital con una fractura de fémur”, aseguró el directivo.

El responsable del hospital público detalló la manera en que realizaron el retorno de Lucero: fue llevada en una ambulancia sin la asistencia de ningún médico ni de enfermeros. “Es algo muy delicado. Si una paciente estaba en terapia intensiva, mínimamente debía ser acompañada por un médico y un enfermero”, resaltó.

Luego de arribar nuevamente al policlínico, Lucero fue atendida por el traumatólogo Emanuel Fattor, quien le realizó una fijación externa colocándole un tutor.

Marianella, dentro de su delicado estado anímico, decidió no dar declaraciones sobre lo acontecido con el sanatorio hasta que resuelva su estado de salud. Solamente  declaró que la empresa donde trabaja está colaborando para que esta semana puedan conseguir la prótesis y logren realizar la operación lo antes posible.

“Sabemos que el hospital tiene muchísimos errores, pero siempre salen a la luz. En cambio la parte privada también los tiene y nunca nadie los cuenta de tal manera, por eso creo que a estas cosas hay que resaltarlas”, expresó Romero y agregó: “Más allá de no contar con el aparato del que denuncian la falta, podrían haberle hecho todos los pasos que le hicimos acá: colocarle el tutor, hasta que llegue el momento de la cirugía".

El director afirmó que se harán cargo de la paciente y aclaró que ya están en campaña para conseguir la prótesis. También aseguró que la van a operar en el policlínico. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Por falta de un aparato en una clínica debió volver al hospital

Marianella Lucero se fracturó el fémur en un accidente de tránsito. Permaneció en terapia intensiva del Sanatorio de la Merced y la derivaron al policlínico por la falta de una herramienta quirúrgica.

Una larga espera. Marianella Adolorida, pero ya instalada en la habitación del policlínico, espera la llegada de la prótesis. Foto: Juan Andrés Galli.

El viernes a la mañana, Marianella Lucero, de 36 años, fue víctima de un accidente de tránsito que le dejó como consecuencia una doble fractura de fémur en la pierna derecha y un leve traumatismo de cráneo. Automáticamente fue derivada al policlínico regional “Juan Domingo Perón”, donde le realizaron los primeros estudios. Al llegar, Marianella mencionó que contaba con obra social y quería ser trasladada al Sanatorio de la Merced S.R.L, donde generalmente la asisten. Luego de permanecer varias horas en terapia intensiva, la paciente debió ser enviada nuevamente al policlínico por falta de elementos quirúrgicos para llevar adelante su cirugía.

El choque ocurrió sobre la avenida 25 de Mayo y Coronel Iseas, según relató la protagonista, quien confesó que a partir de ese momento no recordó nada más. El traslado urgente fue hacia la guardia del hospital, allí le realizaron radiografía, tomografía y le colocaron sueros con analgésicos hasta que al poco tiempo la llevaron al sanatorio. Si bien el choque le provocó una rotura de hueso muy seria, la desgracia continuó después, cuando luego de estar dos horas internada en una sala de terapia intensiva recibió la noticia de que no iba a poder ser operada porque el quirófano no contaba con el sistema móvil radioquirúrgico digital de arco en "C”, una tecnología moderna de adquisición de imágenes en tiempo real, utilizada actualmente en las salas de operación.

Los familiares de Marianella le manifestaron a El Diario que no sólo pasaron un mal momento sino que, además, debieron pagar una cifra muy importante de dinero por su permanencia en la clínica.

El director del policlínico regional, Fernando Romero, detalló que en el momento en que la paciente fue derivada al sanatorio, recibió un llamado de un traumatólogo informándole sobre el problema en la clínica. “No es la primera vez que nos pasa esto, anteriormente sucedió un caso similar en la Clínica del Niño, con el mismo médico, con un niño que tuvo que ser trasladado y que aún está en el hospital con una fractura de fémur”, aseguró el directivo.

El responsable del hospital público detalló la manera en que realizaron el retorno de Lucero: fue llevada en una ambulancia sin la asistencia de ningún médico ni de enfermeros. “Es algo muy delicado. Si una paciente estaba en terapia intensiva, mínimamente debía ser acompañada por un médico y un enfermero”, resaltó.

Luego de arribar nuevamente al policlínico, Lucero fue atendida por el traumatólogo Emanuel Fattor, quien le realizó una fijación externa colocándole un tutor.

Marianella, dentro de su delicado estado anímico, decidió no dar declaraciones sobre lo acontecido con el sanatorio hasta que resuelva su estado de salud. Solamente  declaró que la empresa donde trabaja está colaborando para que esta semana puedan conseguir la prótesis y logren realizar la operación lo antes posible.

“Sabemos que el hospital tiene muchísimos errores, pero siempre salen a la luz. En cambio la parte privada también los tiene y nunca nadie los cuenta de tal manera, por eso creo que a estas cosas hay que resaltarlas”, expresó Romero y agregó: “Más allá de no contar con el aparato del que denuncian la falta, podrían haberle hecho todos los pasos que le hicimos acá: colocarle el tutor, hasta que llegue el momento de la cirugía".

El director afirmó que se harán cargo de la paciente y aclaró que ya están en campaña para conseguir la prótesis. También aseguró que la van a operar en el policlínico. 

Logín