eldiariodelarepublica.com
Liberaron al hombre que golpeó a una mujer en Concarán

Escuchanos EN VIVO!
X

Liberaron al hombre que golpeó a una mujer en Concarán

La jueza Patricia Besso procesó a Enrique José Dethier por “violación de domicilio y lesiones leves agravadas”, delitos excarcelables. La víctima se descompuso al enterarse.

María Andrea De Luca siente que a los golpes que Enrique José Dethier le dio la madrugada del domingo 3 de este mes, porque ella se negó a tener sexo con él, se sumó otro que le dio la Justicia anoche, cuando dejó en libertad al agresor.

Cuando recibió la noticia, la mujer golpeada se desvaneció y unos amigos tuvieron que llevarla al hospital de Merlo, le contó este miércoles a El Diario. Cuando habló con este medio, Andrea estaba en el hospital de Concarán, su pueblo, esperando que la viera un dentista: Dethier “me lastimó toda la mandíbula, me duele todo, no sé si voy a perder los dientes”, contó con voz de congoja.

A Andrea también le duele el miedo de que, ahora libre, Dethier la ataque de nuevo: “No entiendo qué están esperando, que este hombre me venga a terminar de matar”, dijo. El acusado es un albañil de 54 años, nacido en Rosario pero radicado en Concarán, apodado “El Loco”, que admitió ser adicto a la marihuana y al alcohol, sustancias que consume desde los 12 años.

La jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, había ordenado su detención el jueves 7 de junio. Lo llamó a indagatoria y el martes lo procesó por los delitos de “violación de domicilio y lesiones leves agravadas por ser a una mujer en situación de violencia de género”, según explicaron fuentes judiciales.

Para calificar como leves las lesiones causadas por Dethier a De Luca, la jueza se basó en el informe del médico forense Gustavo Lafourcade Durán. Después de enumerar todas las heridas que la mujer presentaba en la cara, los brazos, las manos y el tórax, el perito dictaminó que todo ello “no la inhabilita en forma permanente, no ha puesto en riesgo su vida, ni le ha ocasionado daño permanente a la salud, órgano o función”.

En el fallo, Besso estableció que Dethier debe ir al juzgado entre el 1º y el 10 cada mes a firmar el libro de procesados. También que no puede ausentarse de Concarán por más de tres días sin su expresa autorización y que, en un plazo de diez días corridos a partir de que fue notificado, el procesado debe presentarle el nombre del profesional y el lugar en el que se someterá a una terapia psicológica y o psiquiátrica.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Liberaron al hombre que golpeó a una mujer en Concarán

La jueza Patricia Besso procesó a Enrique José Dethier por “violación de domicilio y lesiones leves agravadas”, delitos excarcelables. La víctima se descompuso al enterarse.

María Andrea De Luca siente que a los golpes que Enrique José Dethier le dio la madrugada del domingo 3 de este mes, porque ella se negó a tener sexo con él, se sumó otro que le dio la Justicia anoche, cuando dejó en libertad al agresor.

Cuando recibió la noticia, la mujer golpeada se desvaneció y unos amigos tuvieron que llevarla al hospital de Merlo, le contó este miércoles a El Diario. Cuando habló con este medio, Andrea estaba en el hospital de Concarán, su pueblo, esperando que la viera un dentista: Dethier “me lastimó toda la mandíbula, me duele todo, no sé si voy a perder los dientes”, contó con voz de congoja.

A Andrea también le duele el miedo de que, ahora libre, Dethier la ataque de nuevo: “No entiendo qué están esperando, que este hombre me venga a terminar de matar”, dijo. El acusado es un albañil de 54 años, nacido en Rosario pero radicado en Concarán, apodado “El Loco”, que admitió ser adicto a la marihuana y al alcohol, sustancias que consume desde los 12 años.

La jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, había ordenado su detención el jueves 7 de junio. Lo llamó a indagatoria y el martes lo procesó por los delitos de “violación de domicilio y lesiones leves agravadas por ser a una mujer en situación de violencia de género”, según explicaron fuentes judiciales.

Para calificar como leves las lesiones causadas por Dethier a De Luca, la jueza se basó en el informe del médico forense Gustavo Lafourcade Durán. Después de enumerar todas las heridas que la mujer presentaba en la cara, los brazos, las manos y el tórax, el perito dictaminó que todo ello “no la inhabilita en forma permanente, no ha puesto en riesgo su vida, ni le ha ocasionado daño permanente a la salud, órgano o función”.

En el fallo, Besso estableció que Dethier debe ir al juzgado entre el 1º y el 10 cada mes a firmar el libro de procesados. También que no puede ausentarse de Concarán por más de tres días sin su expresa autorización y que, en un plazo de diez días corridos a partir de que fue notificado, el procesado debe presentarle el nombre del profesional y el lugar en el que se someterá a una terapia psicológica y o psiquiátrica.

Logín