eldiariodelarepublica.com
Se incendió una casa y una chica sufrió lesiones graves

Escuchanos EN VIVO!
X

Se incendió una casa y una chica sufrió lesiones graves

Lo habría causado un calefactor. El novio de la joven también resultó quemado, pero ya fue dado de alta.

Una mujer sufrió lesiones graves al incendiarse su vivienda, antenoche, en la zona norte de Villa Mercedes. Su pareja también resultó con quemaduras, pero fueron más leves y ya le dieron el alta. La joven que permanece internada, en la terapia intensiva del Policlínico Regional “Juan Domingo Perón”, es Miriam Mabel Calderón, de 27 años, informó la Policía.

El percance doméstico ocurrió en una casa de la calle Riobamba 1885, cuatro cuadras al norte de la Calle Angosta. Los bomberos voluntarios "El Fortín" fueron alertados “a las 22:56 del martes por la operadora de turno del Sempro”, el servicio de emergencias médicas provincial, informó el jefe de los socorristas, comandante Gabriel Giménez.

Miriam Calderón y su pareja, Jonathan Ronaldo Cuello, de 24 años, al parecer son inquilinos en esa vivienda. Tenían encendido un calefactor en la cocina comedor para paliar el frío que azotó la provincia y obligó a suspender las clases ese día.

Y al parecer, al menos ésa es la hipótesis que dio a conocer la Policía, un desperfecto en ese artefacto desató el incendio. Giménez, de "El Fortín", dijo ayer que todavía no tenían la precisión de cuál había sido la causa del siniestro.

Un hermano de Miriam consultado ayer por El Diario no pudo precisar si la pareja ya estaba acostada cuando se desataron las llamas. Él estaba trabajando en una fábrica cuando lo llamaron para que fuera a hacerse cargo del cuidado de la casa, ya que los ocupantes habían sido llevados al hospital.

Miriam y Jonathan trataron por sus propios medios de apagar el incendio, mientras llegaban los bomberos. El fuego “afectó una habitación de cuatro metros por tres y otra de tres metros por tres”, indicó Giménez. Y detalló que “se quemó todo el cielorraso de machimbre, un modular de madera, un televisor, la mesa del televisor, un colchón, la puerta placa del baño, ropas, un aire acondicionado y un placar”.

Los bomberos cortaron el suministro de luz y gas para evitar el riesgo de que el fuego se propagara o que se produjeran explosiones.

Jonathan Cuello “sufrió quemaduras tipo A y B en miembros inferiores y superiores, en el torso y el cuello, lo que totaliza un 36 por ciento del cuerpo quemado y fue internado en observación, en la guardia de urgencias”, informó ayer la vocera de la Unidad Regional II de Policía, auxiliar Jacqueline Bitiol, a partir de un informe de la Comisaría 9ª.

En cuanto a Calderón, “el médico Andrés Scolari informó que tiene quemaduras en el torso, en los miembros superiores, el cuello, la cabeza y la cara. Fue derivada, inconsciente, a terapia intensiva, con pronóstico reservado”, agregó.

Más tarde, el vocero del Ministerio de Salud del Departamento Pedernera, Mario Echevarría, indicó que a Cuello ya le habían dado el alta, mientras que su pareja permanecía en terapia intensiva.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Se incendió una casa y una chica sufrió lesiones graves

Lo habría causado un calefactor. El novio de la joven también resultó quemado, pero ya fue dado de alta.

Policlínico regional. Miriam Calderón, de 27 años, fue internada en cuidados intensivos.

Una mujer sufrió lesiones graves al incendiarse su vivienda, antenoche, en la zona norte de Villa Mercedes. Su pareja también resultó con quemaduras, pero fueron más leves y ya le dieron el alta. La joven que permanece internada, en la terapia intensiva del Policlínico Regional “Juan Domingo Perón”, es Miriam Mabel Calderón, de 27 años, informó la Policía.

El percance doméstico ocurrió en una casa de la calle Riobamba 1885, cuatro cuadras al norte de la Calle Angosta. Los bomberos voluntarios "El Fortín" fueron alertados “a las 22:56 del martes por la operadora de turno del Sempro”, el servicio de emergencias médicas provincial, informó el jefe de los socorristas, comandante Gabriel Giménez.

Miriam Calderón y su pareja, Jonathan Ronaldo Cuello, de 24 años, al parecer son inquilinos en esa vivienda. Tenían encendido un calefactor en la cocina comedor para paliar el frío que azotó la provincia y obligó a suspender las clases ese día.

Y al parecer, al menos ésa es la hipótesis que dio a conocer la Policía, un desperfecto en ese artefacto desató el incendio. Giménez, de "El Fortín", dijo ayer que todavía no tenían la precisión de cuál había sido la causa del siniestro.

Un hermano de Miriam consultado ayer por El Diario no pudo precisar si la pareja ya estaba acostada cuando se desataron las llamas. Él estaba trabajando en una fábrica cuando lo llamaron para que fuera a hacerse cargo del cuidado de la casa, ya que los ocupantes habían sido llevados al hospital.

Miriam y Jonathan trataron por sus propios medios de apagar el incendio, mientras llegaban los bomberos. El fuego “afectó una habitación de cuatro metros por tres y otra de tres metros por tres”, indicó Giménez. Y detalló que “se quemó todo el cielorraso de machimbre, un modular de madera, un televisor, la mesa del televisor, un colchón, la puerta placa del baño, ropas, un aire acondicionado y un placar”.

Los bomberos cortaron el suministro de luz y gas para evitar el riesgo de que el fuego se propagara o que se produjeran explosiones.

Jonathan Cuello “sufrió quemaduras tipo A y B en miembros inferiores y superiores, en el torso y el cuello, lo que totaliza un 36 por ciento del cuerpo quemado y fue internado en observación, en la guardia de urgencias”, informó ayer la vocera de la Unidad Regional II de Policía, auxiliar Jacqueline Bitiol, a partir de un informe de la Comisaría 9ª.

En cuanto a Calderón, “el médico Andrés Scolari informó que tiene quemaduras en el torso, en los miembros superiores, el cuello, la cabeza y la cara. Fue derivada, inconsciente, a terapia intensiva, con pronóstico reservado”, agregó.

Más tarde, el vocero del Ministerio de Salud del Departamento Pedernera, Mario Echevarría, indicó que a Cuello ya le habían dado el alta, mientras que su pareja permanecía en terapia intensiva.

Logín