día del estudiante

Los chicos gastan en alojamiento, pero se la rebuscan con la comida

Para alimentarse disponen de entre 1.000 y 2.500 pesos que deben racionalizar en una semana.

Los chicos invadieron El Trapiche, algunos incluso desde hace cinco días, para festejar una semana completa la primavera y el Día de Estudiante. Muchos de ellos buscan cuidar el dinero que les dieron sus padres o que juntaron durante  el año. De acuerdo a los cálculos que hicieron, llevaron entre 1.000 y 2.500 pesos para subsistir, y lo hacen aprovechando todo lo que les ofrecen. La mayoría elige los paradores donde les regalan licuados, agua, hamburguesas y, además, aprovechan de participar del karaoke para ganarse una merienda.

Unos cincuenta alumnos que están por egresar de la escuela "Comercio 7" paseaban una larga bandera que resaltaba "Bonneufré” (su promoción). Todos vestían acorde al clima primaveral que los acompañó ayer. Bermudas, zapatillas, short, gorras y tops, a ninguno les faltaba los anteojos de sol. Daniela y Fabricio comentaron que llegaron el domingo pasado y pensaban quedarse hasta el domingo próximo. Aseguraron que cada uno pagó 4.200 pesos por la cabaña y, quince de los cincuenta que son, se quedaron en el mismo complejo. La mayoría llevaba más de 1.000 pesos para los gastos extras.

Los pibes aprovecharon todo para hacer rendir el dinero como sea. “Hoy nos juntamos los cincuenta porque vamos a hacer unas sesión de fotos. Esta noche haremos una fiesta, hicimos la invitación por Instagram. Tenemos parlantes, música y luces. Ya organizamos todo”, resaltó Fabricio.

Los chicos de la "Comercio" no son los únicos que disfrutan de estas “minivacaciones”. Lautaro, un estudiante del último año de la Escuela Técnica 5 "Álvarez Condarco", resaltó que por la noche también harían una fiesta, y paseaban su bandera porque, al igual que “Bonneufré”, iban al "cuarto" puente para hacerse una sesión de fotos.

De las "promos", todos los estudiantes coparon las calles del pueblo. La mayoría caminaba en grupos, otros andaban en patineta o bicicleta y unos cuantos invertían en los carritos para dar una vuelta de manera diferente. Por treinta minutos, para cuatro personas, pagaban 150 pesos.

El “boom” de ayer fueron los paradores. Después de las 16 (horario en que la mayoría de los chicos se despierta) estos sectores se llenaban. El más elegido fue el que montó la Secretaría de la Juventud y, lejos de molestarse por las largas colas, esperaron por un licuado de durazno, agua o una hamburguesa. Además, muchos tomaron coraje y se subieron al escenario, karaoke de por medio y, así, llevarse la merienda. Facundo y Nahuel, de la promo "Sincerios", fueron algunos de los valientes. Le siguieron el ritmo Nazanera y Martín con el tema “Sin Pijama”. Los cuatros sumaron unas papas más para la tarde.

Julieta Ponce, jefa del Programa de la Juventud, resaltó: “Hoy se acercaron muchos chicos a disfrutar del parador. Tenemos muchos estudiantes que se inscribieron por las redes sociales. Los ayudamos con la merienda y, además, la Secretaría de Deporte organizó deportes como fútbol-tenis y vóley. A los ganadores les obsequiamos auriculares, parlantes bluetooth, órdenes de compras y celulares”.

Los chicos también aprovecharon para darse una vuelta por el parador del Ministerio de Salud. "Repartimos anticonceptivos, realizamos test de VIH, repartimos folletería con información sobre educación sexual y acompañamos a los jóvenes en lo que necesiten", comentó Denis Lorda, coordinadora de Adolescencia y Salud.

Provincia día del estudianteel trapicheEstudiantesdía de la primavera