Opinión

Una mitología, dioses y el sentido de Estados Unidos

Wonder Woman no solo es una heroína norteamericana o la versión femenina de Superman en cuanto a los valores de ese gran país. Es también un viaje por la mitología griega y sus dioses. A partir los ochenta, el guionista y dibujante George Pérez intensificó el sentido de pertenencia de los dioses griegos en la Isla Paraíso, una porción de tierra imaginaria ubicada en Grecia y quizás sea la versión comiquera de Santorini o la Atlántida, que se creía cerca de esa zona rodeada por suelo volcánico.

Afrodita, Apolo, Ares, Artemisa, Atenea, Deimos, Deméter, Dioniso, Irene, Eris, Eros, Hades, Harmonía, Hécate, Hefesto, Hera, Hércules, Hermes, Hestia, Morfeo, Némesis, Nyx, Pan, Perséfone, Fobos, Poseidón, Temis, Tritón y Zeus. Todos ellos han aparecido en sus páginas.

Diana de Temyscira, como se la conoce en su tierra, es hija de la Reina Hipólita y de Zeus, en la continuidad actual. Entre sus habilidades especiales puede volar, tiene superfuerza, supervelocidad y capacidad para curar rápido a su cuerpo. Posee un lazo mágico que permite a las personas decir la verdad y cuenta con una espada y un escudo creados por Efesto, dios herrero.

Ares, hijo de Zeus y Hera, es el dios de la guerra. Su poder proviene de la guerra que se genera entre los mortales y aumenta con las muertes que causan las mismas. La enfrentó durante la Guerra Fría cuando alentaba la guerra entre Estados Unidos y Unión Soviética.

La diosa de la sabiduría, Atenea fue quien incentivó a Diana para que deje su cómodo hogar en la Isla y sea la representante de las Amazonas en el mundo terrenal de los humanos. Zeus, dios del Olimpo, es el esposo de Hera, a quien le fue infiel en reiteradas oportunidades, y no fue un buen padre con Wonder Woman. Ahora, la heroína se enteró que tiene un hermano gemelo llamado Jason, que fue desterrado a la Tierra porque en la isla solo hay espacio para las mujeres.

Poseidón intentó ganar el Olimpo una vez, pero no pudo. Fue en una confusión que involucró a Hades, Hera y Diana. Hades, dios del Inframundo, apareció en la misma época que Poseidón cuando Diana los engaña, que molestó a Hades, quien secuestró a Zola para que cuando Wonder Woman la rescate, le entregue las armas de Eros con las que intenta enamorarla sin éxito.

La Isla Themyscira fue citada por Heródoto y otros autores de esa época. Era una de las muchas urbes que integraban el territorio griego de la edad heroica y clásica, situada en algún sitio del Mar Negro, aunque no existen registros certeros que comprueben su existencia. Era el hogar de las guerreras amazonas y se cree que Hércules la conquistó después de que la propia reina amazona se enamorara de él. En otras versiones, es Teseo quien la enamora.

Historias más, historias menos, las aventuras de las Amazonas siempre están ligadas a los dioses, ya sea en el cine, en los dibujos o en los cómics.

A veces viajar es imposible, pero la imaginación logra conocer paisajes e historias que no están al alcance de nuestras manos.

Columnistas