eldiariodelarepublica.com
Golpeó a su ex y se mató: tenía restricción de acercamiento

Escuchá acá la 90.9
X

Golpeó a su ex y se mató: tenía restricción de acercamiento

Días atrás, Gabriel Salazar había sido notificado respecto de la disposición judicial. Sin embargo, fue a buscar a Mónica Sánchez a su casa.

El hombre que el lunes le dio una golpiza a su ex pareja en Tilisarao y se ahorcó colgándose de un árbol, en las afueras del pueblo, tenía una orden de restricción dictada por la Justicia de Concarán, que le prohibía acercarse a la mujer. Pese a eso, el lunes, Gabriel Salazar llegó a la casa de Mónica Sánchez y la convenció de que lo acompañara. La Policía no ha logrado aún establecer con qué argumento logró persuadirla para que se fuera con él, en ese encuentro que terminó siendo el último.

“Ambos tenían una causa en el juzgado de Familia y Menores y, hace unos días, creo que fue el 2 de enero, personal de esta dependencia notificó  a Salazar de la medida de restricción que había dispuesto la Justicia”, informó ayer el subjefe de la Comisaría de Distrito 23ª de Tilisarao, comisario Antonio Agüero.

Sánchez ya fue dada de alta del Hospital San Luis, adonde había sido derivada por el hospital de Tilisarao para que recibiera atención médica por las lesiones que sufrió a raíz de los golpes de su ex, confirmó la oficina de prensa del Ministerio de Salud.

Pese a que ya puede continuar en forma ambulatoria con la recuperación, la víctima todavía no está en condiciones de declarar ante la Policía.

Los oficiales a cargo del caso esperan la oportunidad de poder contar con su testimonio para completar el sumario y enviárselo a la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso.

Quieren saber, y ella podría revelárselos, con qué excusa fue Salazar a la casa de Mónica y logró que lo acompañara.

La casa del agresor y la de la víctima son contiguas, separadas por una medianera. Aunque otras fuentes habían señalado que las viviendas están ubicadas en la zona rural aledaña al pueblo, hacia el norte; este miércoles, el comisario Agüero -interinamente a cargo de la comisaría- dijo que están ubicadas sobre la avenida San Luis, en la zona urbana.

El lunes al mediodía, el hombre fue a buscar a su ex, según le indicó, luego, a la Policía el hijo de 21 años de la mujer golpeada. Se fueron en moto. A las seis y media de la tarde, alguien vio a la mujer caminando por la calle, como perdida. Estaba golpeada y vestida solamente una remera celeste y un par de medias.

La llevaron al hospital del pueblo y de ahí, al de la capital. Pese a que la víctima no podía hablar, a través del testimonio del hijo dedujeron que el autor de la agresión había sido Salazar. Y salieron a buscarlo.

No lo hallaron el lunes. El martes a la mañana hicieron un rastrillaje y, por la ex ruta 23, un camino de tierra que une Tilisarao con Concarán, muy poco transitado, hallaron prendas de la víctima y del agresor.
Y, a quinientos metros, dentro de un campo, lo ubicaron a Salazar. Había usado los cordones de sus zapatillas para ahorcarse.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Golpeó a su ex y se mató: tenía restricción de acercamiento

Días atrás, Gabriel Salazar había sido notificado respecto de la disposición judicial. Sin embargo, fue a buscar a Mónica Sánchez a su casa.

Mónica fue asistida en el hospital de su pueblo y luego, derivada a San Luis. Foto: Archivo

El hombre que el lunes le dio una golpiza a su ex pareja en Tilisarao y se ahorcó colgándose de un árbol, en las afueras del pueblo, tenía una orden de restricción dictada por la Justicia de Concarán, que le prohibía acercarse a la mujer. Pese a eso, el lunes, Gabriel Salazar llegó a la casa de Mónica Sánchez y la convenció de que lo acompañara. La Policía no ha logrado aún establecer con qué argumento logró persuadirla para que se fuera con él, en ese encuentro que terminó siendo el último.

“Ambos tenían una causa en el juzgado de Familia y Menores y, hace unos días, creo que fue el 2 de enero, personal de esta dependencia notificó  a Salazar de la medida de restricción que había dispuesto la Justicia”, informó ayer el subjefe de la Comisaría de Distrito 23ª de Tilisarao, comisario Antonio Agüero.

Sánchez ya fue dada de alta del Hospital San Luis, adonde había sido derivada por el hospital de Tilisarao para que recibiera atención médica por las lesiones que sufrió a raíz de los golpes de su ex, confirmó la oficina de prensa del Ministerio de Salud.

Pese a que ya puede continuar en forma ambulatoria con la recuperación, la víctima todavía no está en condiciones de declarar ante la Policía.

Los oficiales a cargo del caso esperan la oportunidad de poder contar con su testimonio para completar el sumario y enviárselo a la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso.

Quieren saber, y ella podría revelárselos, con qué excusa fue Salazar a la casa de Mónica y logró que lo acompañara.

La casa del agresor y la de la víctima son contiguas, separadas por una medianera. Aunque otras fuentes habían señalado que las viviendas están ubicadas en la zona rural aledaña al pueblo, hacia el norte; este miércoles, el comisario Agüero -interinamente a cargo de la comisaría- dijo que están ubicadas sobre la avenida San Luis, en la zona urbana.

El lunes al mediodía, el hombre fue a buscar a su ex, según le indicó, luego, a la Policía el hijo de 21 años de la mujer golpeada. Se fueron en moto. A las seis y media de la tarde, alguien vio a la mujer caminando por la calle, como perdida. Estaba golpeada y vestida solamente una remera celeste y un par de medias.

La llevaron al hospital del pueblo y de ahí, al de la capital. Pese a que la víctima no podía hablar, a través del testimonio del hijo dedujeron que el autor de la agresión había sido Salazar. Y salieron a buscarlo.

No lo hallaron el lunes. El martes a la mañana hicieron un rastrillaje y, por la ex ruta 23, un camino de tierra que une Tilisarao con Concarán, muy poco transitado, hallaron prendas de la víctima y del agresor.
Y, a quinientos metros, dentro de un campo, lo ubicaron a Salazar. Había usado los cordones de sus zapatillas para ahorcarse.
 

Logín