22.8°SAN LUIS - Viernes 18 de Septiembre de 2020

22.8°SAN LUIS - Viernes 18 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Playas de estacionamiento: solo el 20% tiene accesos adecuados

La ordenanza establece que los ingresos únicos deben tener, como mínimo, seis metros de amplitud. 

Por redacción
| 13 de diciembre de 2019
Incumplimientos. La mayoría de las playas omite las dimensiones de ingreso y tiene menos de seis metros. Fotos: Martín Gómez.

Según los parámetros de la legislación vigente, la mayor parte de las playas de estacionamiento de la ciudad de San Luis no cumplen con las dimensiones obligatorias para sus áreas de ingreso y egreso, reglamentadas en la ordenanza Nº 3090/07. Un relevamiento que efectuó El Diario de la República arrojó que solo el 22,5% cumple con este requisito. De un total de cuarenta sitios recorridos, únicamente nueve poseen las medidas obligatorias (un mínimo de seis metros de amplitud para el caso de un único acceso).

 

Actualmente hay al menos 100 estacionamientos distribuidos dentro de las cuatro avenidas e integran uno de los emprendimientos que mayor crecimiento ha tenido en la ciudad en los últimos años. Cada vez hay más vehículos en la capital puntana, que sumado a la constante visita de conductores de otras ciudades y la efectivización del estacionamiento medido provocan una demanda que contribuye al incremento de predios destinados al sector. Asimismo su conformación ignora algunas pautas.

 

Estos tipos de locales están enmarcados con base en las normativas que regulan cualquier comercio en el ejido municipal y a su vez introducen las ordenanzas que advierten los detalles técnicos. La más específica es la Nº 3090/07, dispuesta en el digesto Nº V-0369-15. La misma menciona las dimensiones de los locales (ingreso, egreso, vías de circulación, espacios de estacionamiento), la cantidad y tipo de matafuegos que deben poseer los predios, establece la obligatoriedad de las libretas sanitarias para los empleados, determina la diagramación de las instalaciones eléctricas, entre otras características de seguridad, y la higiene en el trabajo.

 

Uno de los artículos más relevantes es el Nº 5 que indica: “Cada espacio deberá disponer mínimamente de un ingreso y un egreso, cada una de estas aberturas deberá oscilar entre los 2,50 metros y los 4 metros de ancho. En caso de que haya una sola abertura destinada a ambos fines, deberá tener un ancho mínimo de 6 metros”.

 

La mayor parte de las playas no cumple con este requisito. En primer lugar son escasas las que poseen vías de tránsito por separado. Esta característica no es obligatoria.

 

Por ejemplo, en Avenida Illia entre Lafinur y Mitre se advierte un solo parking que posee los 6 metros mínimos señalados en la ordenanza. El resto oscila entre los 2,5 y 5 metros. Los que cumplen los requerimientos se ubican dentro de las cuatro cuadras a la redonda de plaza Pringles.

 

Del total de playas con dimensiones reglamentarias, solo tres superan el mínimo indispensable, con medidas que van entre los 7 y 9 metros.

 

En el recorrido se observó que al menos dos playas omiten el artículo Nº 7 de la ordenanza, que obliga a disponer de luces y dispositivos sonoros para advertir a los transeúntes cuando ingresa o egresa un vehículo. De igual modo ocurrió con las fachadas que no están pintadas con los colores negro y amarillo a 45 grados.

 

En el radio de dos cuadras a la redonda de la Iglesia Catedral, también se observó otra particularidad, que si bien no está dispuesta en las normativas, se relaciona a la comodidad a la hora de conducir. Dos playas tienen sus garitas de seguridad al revés, lo que dificulta los movimientos del conductor a la hora de abonar el servicio.

 

"Los controles municipales no han sido estrictos. A partir del estacionamiento medido la cantidad de playas de estacionamiento creció exponencialmente y la regla fue el descontrol", señaló en declaraciones a este medio el exconcejal Francisco "Pancho" Guiñazú (UCR).

 

"El poder de la Policía municipal estuvo ausente y más allá de las características edilicias, se observa que la enorme mayoría no entrega ticket oficial, otras no están habilitadas para ejercer como comercio. San Luis es una ciudad en la que el microcentro presenta muchos pulmones de manzana, entonces apareció el gran negocio potenciado por la demanda de estacionamientos en horas pico", agregó.

 

El jefe de Bomberos de la Policía Rafael Godoy explicó que las dimensiones pautadas en la ordenanza 3090/07 se fijaron para garantizar la circulación de más de un vehículo en casos de emergencia.

 

De acuerdo a sus especificaciones, en el caso hipotético de un incendio, por ejemplo, se generarían obstáculos para el trabajo de extinción con las medias de acceso incorrectas. "Sería complicado ingresar con el autobomba. De todas formas buscaríamos el modo de operar con otras técnicas", aseguró.

 

Godoy sostuvo además que lo que ocurre actualmente es que a la hora de inaugurar un local del rubro, muchos aprovechan construcciones viejas, que poseen medidas que difieren de lo que obliga la ordenanza. "Yo recomendaría lo que se aconseja a todo negocio, en particular hacer foco en la prevención de incendios. Todas las características están detalladas en la ordenanza local, que se basa  en la Ley Nº 19587 de Seguridad e Higiene en el Trabajo", expresó.

 

Por último, Godoy recordó que recientemente la Universidad Nacional de San Luis inició un reordenamiento de sus playas de estacionamiento, justamente para optimizar las instalaciones de acuerdo a lo que obliga la ordenanza.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...