eldiariodelarepublica.com
Boca no la pasó bien en Colombia, pero rescató un empate

Escuchá acá la 90.9
X

Boca no la pasó bien en Colombia, pero rescató un empate

Lo perdía 2 a 0 y logró igualar gracias a los tantos de Mauro Zárate y Dario Benedetto, para seguir en zona de clasificación en el grupo G.

 

Boca Juniors se llevó de Colombia un empate 2 a 2 ante Deportes Tolima, en Ibagué, donde la emoción y los goles se acumularon todos en el primer tiempo de este partido que cerró la quinta fecha del grupo G de la Copa Libertadores dejando a los "xeneizes" segundos y a un punto de clasificarse a los octavos de final.
El primer tiempo fue tan emotivo como distorsionado para Boca, ya que fue claramente superior a su rival durante la mayor parte de su desarrollo pero, sin embargo, a los 20 minutos ya estaba perdiendo 2 a 0.
Ese viejo adagio futbolero que reza: "los goles perdidos en el arco rival se sufren en el propio", fue puesto a disposición de los "xeneizes" con una crudeza inusitada, ya que en los primeros cinco minutos tuvieron dos mano a mano en los pies de Darío Benedetto y Mauro Zárate (después se reivindicarían con sendas conquistas) que fueron resueltos con excelentes reflejos por el arquero local Alvaro Montero.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Boca no la pasó bien en Colombia, pero rescató un empate

Lo perdía 2 a 0 y logró igualar gracias a los tantos de Mauro Zárate y Dario Benedetto, para seguir en zona de clasificación en el grupo G.

 

Boca Juniors se llevó de Colombia un empate 2 a 2 ante Deportes Tolima, en Ibagué, donde la emoción y los goles se acumularon todos en el primer tiempo de este partido que cerró la quinta fecha del grupo G de la Copa Libertadores dejando a los "xeneizes" segundos y a un punto de clasificarse a los octavos de final.
El primer tiempo fue tan emotivo como distorsionado para Boca, ya que fue claramente superior a su rival durante la mayor parte de su desarrollo pero, sin embargo, a los 20 minutos ya estaba perdiendo 2 a 0.
Ese viejo adagio futbolero que reza: "los goles perdidos en el arco rival se sufren en el propio", fue puesto a disposición de los "xeneizes" con una crudeza inusitada, ya que en los primeros cinco minutos tuvieron dos mano a mano en los pies de Darío Benedetto y Mauro Zárate (después se reivindicarían con sendas conquistas) que fueron resueltos con excelentes reflejos por el arquero local Alvaro Montero.

Logín