eldiariodelarepublica.com
Compró un producto, no se lo dieron y deberán indemnizarlo

Escuchá acá la 90.9
X

Compró un producto, no se lo dieron y deberán indemnizarlo

Después de seis años de espera, la firma Ribeiro deberá pagarle y entregarle uno nuevo.

Un villamercedino tuvo que esperar casi seis años para recibir el aire acondicionado que compró por internet. El hombre de apellido Barrionuevo, compró el producto en Ribeiro, pero nunca le llegó. Hace unos días, la Cámara Civil, Comercial, Minas y Laboral Nº 2 resolvió que la firma debía pagarle más de 30 mil pesos y entregarle un nuevo artefacto.

Antes de llegar a la Justicia, Barrionuevo agotó todas las instancias. Su odisea arrancó en diciembre de 2013, casi en pleno verano, cuando decidió adquirir el aire acondicionado. Eligió uno de los tantos que ofrecía la empresa Ribeiro en su portal web y lo compró. En ese momento le salió $7.839, monto que abonó con su tarjeta de crédito. Como el producto estaba en la sucursal que funciona en Capital Federal, debía esperar al menos unos seis días debido al traslado.

La incertidumbre del comprador llegó mucho antes que el artículo cuando notó que pasó más de una semana desde que había concretado el pedido. Fue entonces cuando se comunicó con la empresa para avisarles que el aire ni siquiera había llegado a la ciudad. Desde Buenos Aires le contestaron que ya no tenían stock, le pidieron disculpas y se comprometieron nuevamente a enviárselo en las próximas 48 horas. Otra vez, la respuesta fue la misma: Barrionuevo seguía con las manos vacías.

Al igual que el stock, la paciencia del vecino se agotó y en abril de 2014 solicitó la intervención de la oficina de Defensa del Consumidor en Villa Mercedes, pero la intimación del organismo para con la compañía no fue suficiente y optó por llevar su caso al Poder Judicial.

Raúl Edi Bernardis, abogado del comprador, contó que Barrionuevo presentó una demanda judicial en la que solicitaba a Ribeiro la entrega del artefacto y que además lo indemnizaran por daño moral. "Eso es lo que establece el nuevo Código en materia de Defensa del Consumidor", señaló y añadió: "Además prevé una compensación por daño punitivo y que la compañía publique la sentencia en un diario de mayor circulación local".

Aunque tardó, la respuesta que tanto esperó el damnificado llegó el miércoles pasado. Las juezas Teresa Maletto, María Nazarena Chada y el juez Fernando Pascuet, de la Cámara Nº 2, establecieron en la sentencia que "la empresa demandada ha actuado de forma completamente contraria a la posición del consumidor, violando sin disimulos, los derechos que el actor tiene en tal condición, como así también ejerciendo sobre él un trato vergonzante y vejatorio, por lo que corresponde hacer lugar a la pretensión del daño punitivo”.

Bernardis explicó que en total, la Justicia determinó que deberán pagarle a Barrionuevo diez mil pesos por daño moral, más veinte mil por punitivo, y a su vez, entregarle un equipo similar al que compró. También aclaró que el monto de la indemnización debe ser actualizado teniendo en cuenta la carga impositiva que se acumuló desde el 2014. "Deberán ser unos sesenta mil pesos o más", señaló.

Con respecto a la publicación que debe realizar Ribeiro, el abogado dijo: "La sentencia es reciente, tiene que quedar firme y luego de eso, será ejecutable. En el caso de que la empresa no publique, se le aplicarán las sanciones". A su vez recalcó que la casa de electrodomésticos "todavía está a tiempo de presentar algún descargo o recurso". Aún así, reflexionó: "Creemos que este caso sienta un gran precedente porque se cumplen todos los pasos que requiere la Ley de Defensa del Consumidor".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Compró un producto, no se lo dieron y deberán indemnizarlo

Después de seis años de espera, la firma Ribeiro deberá pagarle y entregarle uno nuevo.

Tardó pero habrá recompensa. El hombre pidió un aire acondicionado por internet en el 2013. Foto: Juan Andrés Galli.

Un villamercedino tuvo que esperar casi seis años para recibir el aire acondicionado que compró por internet. El hombre de apellido Barrionuevo, compró el producto en Ribeiro, pero nunca le llegó. Hace unos días, la Cámara Civil, Comercial, Minas y Laboral Nº 2 resolvió que la firma debía pagarle más de 30 mil pesos y entregarle un nuevo artefacto.

Antes de llegar a la Justicia, Barrionuevo agotó todas las instancias. Su odisea arrancó en diciembre de 2013, casi en pleno verano, cuando decidió adquirir el aire acondicionado. Eligió uno de los tantos que ofrecía la empresa Ribeiro en su portal web y lo compró. En ese momento le salió $7.839, monto que abonó con su tarjeta de crédito. Como el producto estaba en la sucursal que funciona en Capital Federal, debía esperar al menos unos seis días debido al traslado.

La incertidumbre del comprador llegó mucho antes que el artículo cuando notó que pasó más de una semana desde que había concretado el pedido. Fue entonces cuando se comunicó con la empresa para avisarles que el aire ni siquiera había llegado a la ciudad. Desde Buenos Aires le contestaron que ya no tenían stock, le pidieron disculpas y se comprometieron nuevamente a enviárselo en las próximas 48 horas. Otra vez, la respuesta fue la misma: Barrionuevo seguía con las manos vacías.

Al igual que el stock, la paciencia del vecino se agotó y en abril de 2014 solicitó la intervención de la oficina de Defensa del Consumidor en Villa Mercedes, pero la intimación del organismo para con la compañía no fue suficiente y optó por llevar su caso al Poder Judicial.

Raúl Edi Bernardis, abogado del comprador, contó que Barrionuevo presentó una demanda judicial en la que solicitaba a Ribeiro la entrega del artefacto y que además lo indemnizaran por daño moral. "Eso es lo que establece el nuevo Código en materia de Defensa del Consumidor", señaló y añadió: "Además prevé una compensación por daño punitivo y que la compañía publique la sentencia en un diario de mayor circulación local".

Aunque tardó, la respuesta que tanto esperó el damnificado llegó el miércoles pasado. Las juezas Teresa Maletto, María Nazarena Chada y el juez Fernando Pascuet, de la Cámara Nº 2, establecieron en la sentencia que "la empresa demandada ha actuado de forma completamente contraria a la posición del consumidor, violando sin disimulos, los derechos que el actor tiene en tal condición, como así también ejerciendo sobre él un trato vergonzante y vejatorio, por lo que corresponde hacer lugar a la pretensión del daño punitivo”.

Bernardis explicó que en total, la Justicia determinó que deberán pagarle a Barrionuevo diez mil pesos por daño moral, más veinte mil por punitivo, y a su vez, entregarle un equipo similar al que compró. También aclaró que el monto de la indemnización debe ser actualizado teniendo en cuenta la carga impositiva que se acumuló desde el 2014. "Deberán ser unos sesenta mil pesos o más", señaló.

Con respecto a la publicación que debe realizar Ribeiro, el abogado dijo: "La sentencia es reciente, tiene que quedar firme y luego de eso, será ejecutable. En el caso de que la empresa no publique, se le aplicarán las sanciones". A su vez recalcó que la casa de electrodomésticos "todavía está a tiempo de presentar algún descargo o recurso". Aún así, reflexionó: "Creemos que este caso sienta un gran precedente porque se cumplen todos los pasos que requiere la Ley de Defensa del Consumidor".

Logín