Escuchá acá la 90.9
X

Indicadores del futuro real

De manera natural, y paulatinamente, las grandes decisiones sobre los grandes temas de interés global, encuentran sólidos argumentos en las estadísticas. En los indicadores concretos y en los que surgen como producto de una proyección, está la clave para resolver el futuro.
Para el año 2028, la región de América Latina y el Caribe responderá por más del 25 por ciento de las exportaciones globales de productos agrícolas y pesqueros, señala el nuevo informe Perspectivas Agrícolas 2019-2028.
El informe conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), difundido el 8 de julio, señala que la producción agrícola de la región continuará creciendo, pero que la disminución de la demanda doméstica e internacional puede contribuir a un crecimiento más lento durante la próxima década.
A pesar de esto, la región verá un crecimiento de 22 por ciento en sus cultivos y un crecimiento de 16 por ciento en sus productos pecuarios en la próxima década, siete y dos puntos porcentuales mayor que el promedio global, respectivamente.
El aumento de las exportaciones de la región también limitará la desaceleración general de la producción, por lo que la apertura comercial seguirá siendo de gran importancia para los países de América Latina y el Caribe.
El crecimiento de las exportaciones también se desacelerará, pero la ventaja comparativa de la región en muchos productos agrícolas significa que puede captar una mayor participación de los mercados mundiales.
Para los productos básicos, como el maíz, el arroz y la carne de res, un mayor crecimiento de la demanda internacional con respecto a la doméstica significará que una mayor parte de la producción se destinará a la exportación en la próxima década.
Si bien el comercio general de productos básicos agrícolas y pesqueros continuará expandiéndose durante la próxima década, el ritmo será más lento (alrededor de 1,3 por ciento anual) que el ritmo promedio de 3,3 por ciento de los últimos 10 años.
Según el informe, la producción agrícola y pesquera en América Latina y el Caribe creció en un promedio de 2,7 por ciento por año (en dólares estadounidenses constantes de 2010, incluida la silvicultura) en las últimas dos décadas.
Actualmente, la región responde por 14 por ciento de la producción agrícola mundial y 23 por ciento de las exportaciones de commodities agrícolas y pesqueras. Se espera que el crecimiento de la producción de cereales disminuya en la próxima década, con tasas de crecimiento anual de alrededor de la mitad de las observadas en las últimas dos décadas para los principales países productores de cereales.
Para 2028, se espera que la región produzca 233,5 mega toneladas (Mt) de maíz (18 por ciento del total mundial), 22,1 Mt de cereales secundarios (tres por ciento del total mundial), 21,4 Mt de arroz (cuatro por ciento del total mundial) y 37,3 Mt de trigo (11 por ciento del total mundial).
La producción de soja seguirá creciendo durante la próxima década, y se proyecta una mayor expansión del uso de la tierra para la soja a expensas de las pasturas, aunque un tercio del aumento en el área cosechada provendrá de cultivos dobles (dos cultivos en secuencia durante el mismo año).
Sin embargo, se espera que la tasa de crecimiento de la producción anual para la región en su conjunto disminuya de 6,9 por ciento visto en las dos décadas anteriores, a 2,8 por ciento para la próxima década.
El crecimiento anual promedio en la producción de carne de vacuno y ternera se desacelerará levemente en la próxima década -a 1,2 por ciento al año- en comparación con 1,4 por ciento en las dos décadas anteriores. Se proyecta que la producción de pescado crezca 12 por ciento durante la próxima década.
El informe pronostica un aumento de la demanda interna de proteínas de origen animal. Se espera que el consumo per cápita de carne de vacuno, ternera y carne de cerdo crezca alrededor del 10% en la próxima década (12 por ciento pescado, 15 por ciento aves).
Datos reales, para un futuro real.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Indicadores del futuro real

De manera natural, y paulatinamente, las grandes decisiones sobre los grandes temas de interés global, encuentran sólidos argumentos en las estadísticas. En los indicadores concretos y en los que surgen como producto de una proyección, está la clave para resolver el futuro.
Para el año 2028, la región de América Latina y el Caribe responderá por más del 25 por ciento de las exportaciones globales de productos agrícolas y pesqueros, señala el nuevo informe Perspectivas Agrícolas 2019-2028.
El informe conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), difundido el 8 de julio, señala que la producción agrícola de la región continuará creciendo, pero que la disminución de la demanda doméstica e internacional puede contribuir a un crecimiento más lento durante la próxima década.
A pesar de esto, la región verá un crecimiento de 22 por ciento en sus cultivos y un crecimiento de 16 por ciento en sus productos pecuarios en la próxima década, siete y dos puntos porcentuales mayor que el promedio global, respectivamente.
El aumento de las exportaciones de la región también limitará la desaceleración general de la producción, por lo que la apertura comercial seguirá siendo de gran importancia para los países de América Latina y el Caribe.
El crecimiento de las exportaciones también se desacelerará, pero la ventaja comparativa de la región en muchos productos agrícolas significa que puede captar una mayor participación de los mercados mundiales.
Para los productos básicos, como el maíz, el arroz y la carne de res, un mayor crecimiento de la demanda internacional con respecto a la doméstica significará que una mayor parte de la producción se destinará a la exportación en la próxima década.
Si bien el comercio general de productos básicos agrícolas y pesqueros continuará expandiéndose durante la próxima década, el ritmo será más lento (alrededor de 1,3 por ciento anual) que el ritmo promedio de 3,3 por ciento de los últimos 10 años.
Según el informe, la producción agrícola y pesquera en América Latina y el Caribe creció en un promedio de 2,7 por ciento por año (en dólares estadounidenses constantes de 2010, incluida la silvicultura) en las últimas dos décadas.
Actualmente, la región responde por 14 por ciento de la producción agrícola mundial y 23 por ciento de las exportaciones de commodities agrícolas y pesqueras. Se espera que el crecimiento de la producción de cereales disminuya en la próxima década, con tasas de crecimiento anual de alrededor de la mitad de las observadas en las últimas dos décadas para los principales países productores de cereales.
Para 2028, se espera que la región produzca 233,5 mega toneladas (Mt) de maíz (18 por ciento del total mundial), 22,1 Mt de cereales secundarios (tres por ciento del total mundial), 21,4 Mt de arroz (cuatro por ciento del total mundial) y 37,3 Mt de trigo (11 por ciento del total mundial).
La producción de soja seguirá creciendo durante la próxima década, y se proyecta una mayor expansión del uso de la tierra para la soja a expensas de las pasturas, aunque un tercio del aumento en el área cosechada provendrá de cultivos dobles (dos cultivos en secuencia durante el mismo año).
Sin embargo, se espera que la tasa de crecimiento de la producción anual para la región en su conjunto disminuya de 6,9 por ciento visto en las dos décadas anteriores, a 2,8 por ciento para la próxima década.
El crecimiento anual promedio en la producción de carne de vacuno y ternera se desacelerará levemente en la próxima década -a 1,2 por ciento al año- en comparación con 1,4 por ciento en las dos décadas anteriores. Se proyecta que la producción de pescado crezca 12 por ciento durante la próxima década.
El informe pronostica un aumento de la demanda interna de proteínas de origen animal. Se espera que el consumo per cápita de carne de vacuno, ternera y carne de cerdo crezca alrededor del 10% en la próxima década (12 por ciento pescado, 15 por ciento aves).
Datos reales, para un futuro real.

Logín