Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Interpretación malintencionada para sembrar caos y miedo en la sociedad

La insistencia de mostrar una deuda inexistente de la Provincia.

Cada año la oposición provincial se agarra de una cuestión técnica típica de cualquier cierre de balance de una empresa o de un gobierno para hacer una malinterpretación y así sembrar caos y miedo en la sociedad sobre el estado de las finanzas de San Luis. Esta vez, el papel malicioso lo cumplió el diputado Alejandro Cacace, quien en varios medios salió a manifestar que el Ejecutivo puntano acumularía una deuda superior a los tres mil millones de pesos durante la gestión de Alberto Rodríguez Saá. Nada más alejado de la realidad.

El elegido por el macrismo para aspirar al Congreso Nacional cometió una burrada. Esa cifra la sacó de sumar los saldos que arrojó la cuenta estatal al 31 de diciembre de cada año, cuando es sabido que para esa fecha siempre quedan expedientes en trámite, pero con las partidas ya asignadas y que se pagan en los primeros días del mes siguiente. "No es que no teníamos la plata, todo lo contrario, el dinero estaba, pero debían cumplirse todos los pasos administrativos para ejecutarse los pagos, como se hicieron", aclaró una fuente del Ministerio de Hacienda.

Lo que vociferó Cacace es totalmente burdo. Su loca teoría se cae con el solo hecho de pensar que, de ser cierto, el Gobierno hoy debería el diez por ciento del presupuesto anual y de ninguna manera hubiera estado en condiciones de haber anunciado una batería de medidas sociales y económicas para mitigar los efectos de la crisis nacional y reactivar el consumo, que incluyen la puesta en marcha de obras por casi mil cien millones de pesos.

El momento en que lo manifestó tampoco deja bien parado al candidato de la Casa Rosada. Fue justo en la semana en que reconocidos medios nacionales difundieron un mapa con el detalle de las deudas en dólares que tiene cada provincia, a excepción de San Luis, que tampoco posee deuda en pesos.

En el Ministerio de Hacienda consideran de que en vez de desinformar con deudas provinciales inexistentes, Cacace debería tratar de explicar por qué el gobierno nacional al que responde es uno de lo que mayor deuda generó en la Argentina. Un tremendo irresponsable.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Interpretación malintencionada para sembrar caos y miedo en la sociedad

La insistencia de mostrar una deuda inexistente de la Provincia.

Irresponsable. Alejandro Cacace.

Cada año la oposición provincial se agarra de una cuestión técnica típica de cualquier cierre de balance de una empresa o de un gobierno para hacer una malinterpretación y así sembrar caos y miedo en la sociedad sobre el estado de las finanzas de San Luis. Esta vez, el papel malicioso lo cumplió el diputado Alejandro Cacace, quien en varios medios salió a manifestar que el Ejecutivo puntano acumularía una deuda superior a los tres mil millones de pesos durante la gestión de Alberto Rodríguez Saá. Nada más alejado de la realidad.

El elegido por el macrismo para aspirar al Congreso Nacional cometió una burrada. Esa cifra la sacó de sumar los saldos que arrojó la cuenta estatal al 31 de diciembre de cada año, cuando es sabido que para esa fecha siempre quedan expedientes en trámite, pero con las partidas ya asignadas y que se pagan en los primeros días del mes siguiente. "No es que no teníamos la plata, todo lo contrario, el dinero estaba, pero debían cumplirse todos los pasos administrativos para ejecutarse los pagos, como se hicieron", aclaró una fuente del Ministerio de Hacienda.

Lo que vociferó Cacace es totalmente burdo. Su loca teoría se cae con el solo hecho de pensar que, de ser cierto, el Gobierno hoy debería el diez por ciento del presupuesto anual y de ninguna manera hubiera estado en condiciones de haber anunciado una batería de medidas sociales y económicas para mitigar los efectos de la crisis nacional y reactivar el consumo, que incluyen la puesta en marcha de obras por casi mil cien millones de pesos.

El momento en que lo manifestó tampoco deja bien parado al candidato de la Casa Rosada. Fue justo en la semana en que reconocidos medios nacionales difundieron un mapa con el detalle de las deudas en dólares que tiene cada provincia, a excepción de San Luis, que tampoco posee deuda en pesos.

En el Ministerio de Hacienda consideran de que en vez de desinformar con deudas provinciales inexistentes, Cacace debería tratar de explicar por qué el gobierno nacional al que responde es uno de lo que mayor deuda generó en la Argentina. Un tremendo irresponsable.

Logín