20.3°SAN LUIS - Sabado 06 de Junio de 2020

20.3°SAN LUIS - Sabado 06 de Junio de 2020

EN VIVO

República, un barrio donde el aislamiento es una odisea

Por redacción
| 29 de marzo de 2020
Compartí la noticia:

Los vecinos que viven de changas están preocupados porque necesitan salir a trabajar para subsistir.

 

“¿Qué hago si no tengo trabajo?". Es lo que mucha gente se pregunta en épocas de pandemia cuando salir y hacer changas no es una opción. Además, la precariedad con la que viven, sobre todo los vecinos del barrio República y otros de la zona oeste de la ciudad de San Luis, evidencia la odisea que supone adoptar las medidas de prevención e higiene que exige semejante emergencia sanitaria. Con carencias en la infraestructura, los más de 15 mil habitantes del barrio del extremo oeste resisten como pueden durante el aislamiento por la pandemia.

"No consigo trabajo, hago changas y estoy haciendo los papeles del registro de conducir para poder manejar un taxi, pero todo esto me frena, no tengo ninguna entrada", dijo Silvio Varas, desesperanzado. Tiene dos hijos a quienes mantener y vive "al día", generalmente como ayudante de albañil. "No consigo nada y no sé qué más hacer. En otro momento salgo, corto un pasto y gano 500 pesos, pero la Policía te frena. Está correcto que me hagan volver, pero necesito comer", afirmó.

Aseguró que en el barrio hay muchas necesidades. "Por ejemplo, está lleno de alacranes, agua hay, pero no tenemos luz, están enganchados los que pueden. Hay muchos niños, hay gente que tiene algo y gente que no tiene nada", describió.

Fanny Vallejos y Juan José Flores también viven en el barrio República. Tienen una pequeña casa donde moran con sus tres hijos pequeños. Juan José es quien sale a hacer la plata del día y ahora no puede trabajar. "Subsistimos con las asignaciones y con mi sueldo del Plan", comentó Fanny.

Si bien aseguran que nadie les explicó de qué se trata la enfermedad COVID-19, comúnmente llamada coronavirus, aprendieron lo básico sobre prevención en las noticias de la televisión. "Lo que no sabemos bien es cómo te das cuenta que tenés esa enfermedad", comentó.

Pero lo que más preocupa a la familia es cómo conseguir dinero para los gastos cotidianos. "Está jodido con el tema del virus, no podemos salir a ningún lado a buscar una changa. Estamos en la casa nomás y si nos ven los policías lo primero que te dicen es por qué estás en la calle, por qué no cumplís con permanecer en tu casa. También tenemos que salir a comprar las cosas, no tengo ni una changa para hacer y ahora menos, hasta que se pase todo esto", explicó Juan José.

"Acá se vive complicado porque faltan algunos servicios, si bien hay un sector que ya tiene agua como corresponde, la otra mitad no tiene. Igual creo que se va a arreglar. El barrio vive precariamente esto del aislamiento, por el trabajo. Mucha gente lo hace de manera independiente y se le complicó bastante quedarse en su casa. Otros se las arreglan con el Plan o en la Municipalidad y han podido cumplir con la cuarentena, pero lamentablemente los que la están pasando mal son los que viven el día a día", relató Alberto Barroso, que también vive en el barrio del extremo oeste de la ciudad.

Contó que quienes salen a juntar cartón lo siguen haciendo. Pero también hay vecinos que venden sus productos, como tortitas y verduras, puerta a puerta. "Todos saben las medidas de prevención y se cuidan", aclaró. Y agregó que los profesionales del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) del barrio 1º de Mayo han ido "a concientizar a los vecinos y también a vacunar".

El barrio República nació en 2015 como un asentamiento ilegal. En 2018 el Concejo Deliberante expropió las 78 hectáreas privadas para darles las tierras a quienes ahora las habitan.

Comentá vos tambien...